Hasta "magia" con dinero público: extravíos y "apariciones" en Tecoh

martes, 11 de febrero de 2020 · 11:45

Pagos por reparaciones de un vehículo que oficialmente fue dado de baja, facturas de empresas de ramos distintos a los servicios solicitados y uso de intermediarios para saldar cuentas de proveedores forman parte de la serie de irregularidades en el Ayuntamiento de Tecoh 2015-2018.

Son anomalías que la Auditoría Superior del Estado de Yucatán (ASEY) documentó en la cuenta pública de la administración que encabezó el priista Joel Isaac Achach Díaz.

El órgano auditor realizó numerosas observaciones a ese municipio. Algunas fueron solventadas y otras siguen sin aclararse.

Signos de desvíos

Como indicamos la semana pasada en la primera parte de este reportaje, a la fecha no se conocen sanciones por esas irregularidades, muchas de las cuales son en realidad indicios de desvíos.

En nuestra primera entrega detallamos los conceptos que dieron pie a las observaciones. Lo mismo hay contratos asignados en forma irregular que empresas que facturaban bienes y servicios no prestados.

El caso del taller familiar

Uno de los señalamientos más notorios de la ASEY son los servicios a un taller mecánico propiedad de una hermana del tesorero de la administración 2015-2018. A la fecha ese asunto está en rango de “no solventado”.

El taller tiene relación con un caso de proporciones mayúsculas, pues cobró por reparaciones a un vehículo que oficialmente había sido de baja por el Cabildo, aunque sus placas y otros datos seguían apareciendo en facturas.

[caption id="attachment_593949" align="alignnone" width="386"] Documento de la ASEY donde se muestran pagos realizados por mantenimiento vehicular en Tecoh a una empresa de giro distinto al de un taller mecánico.[/caption]

Extraña historia

La historia involucra en realidad a dos vehículos, uno de los cuales “apareció” misteriosamente en un taller de Mérida, abandonado. Ahora está de nuevo en Tecoh.

De acuerdo con documentos en poder de Central 9, la Unidad de Investigación Periodística de Grupo Megamedia, el 24 de octubre de 2013 una distribuidora de automóviles de Mérida facturó al Ayuntamiento de Tecoh una camioneta Urvan para 12 pasajeros.

En aquel entonces era alcalde Raúl Quintal Carvajal, cuya administración pagó $358,778 por la unidad, modelo 2014 y con número de serie JN1BE6DS4E9001411. Se le asignaron las placas YZG-7219.

Te puede interesar: La mano larga de la corrupción: un caso en Tecoh

¿Baja o simulación?

Tiempo después, en la gestión de Joel Achach ocurrió una “baja” misteriosa.

En un acta de sesión de Cabildo fechada el 4 de mayo de 2017 se acordó la baja y devolución de vehículos entregados en comodato a la Comuna. Entre ellos estaba la Urvan placas YZG-7219 con número de serie JN1BE6DS3E9002548.

La Urvan adquirida en 2013 tenía esas placas, pero su número de serie era diferente. Es decir, se cruzaron los datos.

Lo que siguió fue un auténtico enredo, a juzgar por las evidencias recabadas por Central 9.

Facturas delatoras

No se volvió a ver en el municipio al vehículo con las placas YZG-7219, pero sí, al menos en facturas, a una con la serie JN1BE6DS3E9002548.

El 13 de septiembre de 2017 –cuatro meses después de la “baja”­– el taller Masga Service, ubicado en la colonia Los Reyes de Mérida, facturó $65,207.08 por reparaciones a la Urvan con número de serie idéntico al de la unidad supuestamente retirada de la circulación.

Sin embargo, en ese documento se le colocaron otras placas: YZG-1936.

Conflictos de interés

La solicitud para el pago de los servicios se le envió al alcalde Achach Díaz el 11 de septiembre, aunque la Tesorería ya había expedido el cheque por adelantado, tres días antes, sin esperar el visto bueno.

El taller, como informamos en nuestra entrega anterior, es propiedad de Juana Garnica Alcaraz, hermana del extesorero del Ayuntamiento, José Jorge Garnica Alcaraz.

En sus observaciones, la ASEY hizo notar que ese nexo familiar “eventualmente podría generar conflictos de interés y una ventaja indebida en favor de su pariente consanguíneo (del tesorero)”.

Simplemente el mismo

El vehículo sometido a reparación era en realidad el que supuestamente fue dado de baja, algo que nunca sucedió en los hechos.

Se le sometió a un mantenimiento mayor –al menos así consta en las facturas– que incluyó “bajar motor en mal estado y subir motor reconstruido”. Se documentó la compra de “3/4 de motor usado”.

Abandonada en un taller

Con poco más de tres años de uso, la camioneta a la que realmente le correspondían las placas YZG-7219 no aparecía por ninguna parte. Finalmente se le localizó en un taller ubicado en la salida de Mérida a Cancún.

La unidad, que sí tenía las placas correctas al frente y en la parte posterior, fue llevada de nuevo al municipio. Está muy averiada y, según nuestras fuentes, la actual administración está analizando si vale la pena rescatarla.

Observaciones no solventadas

Al día de hoy, el exalcalde Achach Díaz tiene pendiente de aclarar el pago de $1.732,336.55 efectuado durante su gestión a la empresa de la hermana del extesorero de la Comuna.

La práctica de contratar servicios con ese taller se realizó a todo lo largo del trienio, a pesar de que desde la primera revisión en la cuenta pública la ASEY hizo notar el conflicto de intereses.

Llama la atención la expedición anticipada de cheques, como si se adivinara que los vehículos se fueran a averiar o a necesitar refacciones.

Pagos “en exceso”

No solo en mantenimiento vehicular se detectaron anomalías graves.

En el ejercicio fiscal 2017 la Auditoría Superior hizo observaciones por pagos “improcedentes o en exceso” que representaban $26.698,127.75.

La administración municipal aclaró el manejo de la mayor parte. Lo no solventado asciende al día de hoy a $8.797,721.31.

Asesorías jurídicas

En ese mismo ejercicio asoma gran cantidad de pagos a CJ Corporativo Jurídico Integral, S.C.P., en cantidades diversas, que van de $10,000 a $17,400 por “asesoría jurídica en materia administrativa y laboral”, “pago de servicios legales” y “honorarios de servicios legales”.

En el ejercicio 2018 hay otros pagos a esa empresa, aunque sobresale uno mayor que los realizados en 2017: $26,100 por “asesoría jurídica correspondiente al mes de septiembre de 2017”.

En ambos casos los conceptos aparecen en las observaciones de la ASEY.

¿Dónde están los bienes?

Otros rubros dudosos en la cuenta 2017 de Tecoh, señalados por la autoridad auditora, son cheques expedidos a nombre de Verónica de Jesús Chan Balam por $132,259.05.

Ese proveedor vendió al Ayuntamiento que presidió Achach Díaz lo mismo roperos que hornos de microondas, televisores, minicomponentes, lavadoras, ventiladores y bicicletas. No obstante, la entidad fiscalizada no exhibió los bienes adquiridos.

El dinero para pagar los aparatos electrodomésticos provino del Fondo de Participaciones.

La Auditoría también señaló una serie de pagos a la empresa Servicios JA & RV, S.A. de C.V., por concepto de “apoyos económicos a estudiantes”, “gastos por comprobar” y “traslado de estudiantes”.

No se proporcionó documentación que justifique el destino final del gasto.

Presuntos responsables

La ASEY menciona al alcalde Achach, al tesorero Garnica Alcaraz y a otros dos exfuncionarios de Tecoh como “presuntos responsables” de traspasos indebidos en cuentas bancarias y pagos sin presentar comprobantes fiscales o documentación que justifique el destino final del gasto en 2017.

Entre esos puntos atribuidos a los “presuntos responsables” sobresale un monto de $529,999.99 por concepto de “reparación y mantenimiento de equipo” y “refacciones y accesorios menores de equipo”. No se proporcionó documentación que sustente el gasto.

No la hicieron, pero sí cobraron

También figuran $569,682.14 por la construcción de guarniciones y aceras en la localidad de Xkanchakán, del municipio de Tecoh. Se detectó que la obra no fue ejecutada, pero sí cobrada.

En total, a los cuatro exfuncionarios se les atribuye mal manejo de más de $8.5 millones solo en el ejercicio 2017.

En ese período aparecen también pagos de aparente índole electoral, que van de $19,000 a $99,850 y $119,000 dirigidos a “jefas de manzana”. El monto total documentado es de $1.284,400, provenientes del Fondo de Participaciones.

18 observaciones en 2018

En el ejercicio fiscal 2018 la revisión solo abarca de enero a agosto, por el cambio de administración.

Sobre ese período la Auditoría Superior hizo 18 observaciones con un monto cuantificado de $4.251,875.71.

Un detalle llamativo son las facturas pagadas por servicios de mantenimiento vehicular, refacciones y accesorios menores de equipo de transporte a una empresa con giro distinto al requerido en las solicitudes.

En total, de acuerdo con el informe de la ASEY, de enero a junio y en agosto de 2018 se detectaron pagos por $279,257.14 a la compañía Maoyi del Sureste, S.A. de C.V., pero el Ayuntamiento de Achach Díaz no proporcionó pedido o contrato con el proveedor.

Consultora que hizo labor de mecánica

Según su acta constitutiva inscrita en el Registro Público de la Propiedad, Maoyi del Sureste tiene como objeto social principal “la prestación o contratación de servicios técnicos, consultivos y de asesoría”.

También ofrece servicios de “adquisición, registro, disposición y negociación de marcas de productos y servicios, nombres comerciales, patentes, modelos de utilidad, derechos de autor, procesos de fabricación, dibujos y modelos industriales”.

Como si fuera una flotilla

Juana Garnica Álvarez y Maoyi del Sureste no son los únicos que facturaron al Ayuntamiento de Tecoh por servicios de mantenimiento vehicular. También lo hicieron la empresa Surpromer, S.A. de C.V., y Jorge Alberto Lara Nabte.

Únicamente al segundo, en cuatro cheques de junio,  julio y agosto de 2018 se le entregaron $164,720. La Comuna no proporcionó a la ASEY pedido o contrato con el proveedor ni bitácoras de mantenimiento a los vehículos a los cuales se dio el servicio.

Es para ti, es para todos…

Joel Achach ha sido alcalde en dos ocasiones. La primera fue en el período 2010-2012 y la segunda en el cuestionado trienio 2015-2018.

En ambas ocasiones utilizó como lema de campaña la frase: “Es para ti, es para todos”, que luego hizo extensiva como sello de sus gobiernos municipales.

En la población se conoce la afición del expresidente municipal y de sus hijos por el béisbol. En la gestión 2015-2018  los jóvenes Achach tuvieron como entrenadores a dos cubanos que se quedaron a vivir en la localidad, donde desempeñan actividades diferentes.

En próximas ediciones ofreceremos más información sobre la opacidad que prevalece en las cuentas públicas de varios municipios.- Angel Noh Estrada

Te puede interesar: Comprueban desvíos de fondos en el Palacio de la Civilización Maya

Más de