Central 9

No cobrarán a empresas: el SAT cancela impuestos a un grupo fantasma

miércoles, 26 de enero de 2022 · 06:30

El Sistema de Administración Tributaria (SAT) canceló el cobro de más de 172 millones de pesos en impuestos a por lo menos cuatro empresas fantasmas creadas por funcionarios del gobierno de Ivonne Ortega Pacheco entre 2008 y 2009, con objeto de desviar cuantiosos recursos públicos mediante la expedición de facturas que amparaban servicios no realizados, pero sí cobrados.

La cancelación de estos cobros, dado a conocer casi 10 años después de los acontecimientos, no implica la condonación de impuestos, sino solo la determinación de no cobrarlos por incosteabilidad o por insolvencia del deudor (según lo marca el artículo 146-A, del Código Fiscal de la Federación).

No obstante, cuando el SAT identifique nuevos bienes propiedad de éste, los podrá cobrar.

 

Con una pregunta al aire

La pregunta que se hace es: si el monto de la cancelación de impuestos de solo cuatro empresas asciende a $172.270,539, entonces ¿cuánto habría sido el total de las operaciones facturadas por estas compañías y por las decenas de otras supuestas empresas incluidas en la red de empresas fantasmas creadas en el gobierno de Ivonne Ortega, y que descubrieron reporteros de Central 9, la Unidad de Investigación Periodística de Grupo Megamedia en 2011?

En ese año, Diario de Yucatán publicó numerosos reportes sobre la operación de una intricada red de más de 70 empresas fantasmas que habían facturado $135 millones —eso es lo que se pudo comprobar de manera documental— principalmente por servicios de publicidad y comunicación que nunca se realizaron, encargados por el gobierno del Estado.

 

¿Cuáles son las dependencias involucradas?

Muchas de esas facturas salieron a nombre de la Coordinación General de Comunicación Social (CGCS) y de la Secretaría de Fomento Agropecuario y Pesquero del gobierno de Ivonne Ortega, entonces bajo la responsabilidad de Jesús Rivero Covarrubias y Alejandro Menéndez Bojórquez, respectivamente.

Con toda intención, el gobierno o personas allegadas a él crearon esas compañías poniendo como socios a personas carentes de preparación profesional, sin recursos económicos ni bienes embargables (siempre daban domicilios fiscales inexistentes o rentados) y que jamás recibían el dinero de las facturas, sino solo una pequeña comisión.

Con esta estrategia se buscaba encubrir a los verdaderos beneficiarios de las empresas fantasmas y que el SAT no pudiera embargar a los socios de esas compañías, logrando que el delito y sus responsables permanezcan impunes hasta ahora.

Las empresas boletinadas por el SAT son: Comdimat, S.A de C.V., Merico S. A de C.V., Medmex Productos y Servicios, S.A. de C.V. y la persona física Víctor Manuel Urtaza Vázquez.

 Ivonne Ortega Pacheco al  entregar títulos de propiedad de casas en  Mocochá en 2012. El SAT canceló el cobro de más de $172 millones en impuestos a  empresas fantasmas creadas por funcionarios de su gobierno
 Ivonne Ortega Pacheco al  entregar títulos de propiedad de casas en  Mocochá en 2012. El SAT canceló el cobro de más de $172 millones en impuestos a  empresas fantasmas creadas por funcionarios de su gobierno (Archivo)

Funcionarios de esa dependencia entrevistados en Ciudad de México confirmaron que se ha iniciado una campaña en todo el país para cobrar los impuestos cancelados, revisando de nuevo la solvencia de los socios de estas y otras compañías declaradas insolventes.

Desde 2014 el SAT canceló a Comdimat el cobro de $66.499,252, correspondientes a pagos pendientes del IVA y de Impuesto sobre la Renta, una de las cancelaciones más altas aprobadas en el estado para todo tipo de empresas.

De acuerdo con la información de Central 9, publicada en 2011, en Comdimat fungió como comisario José Wilberto Flota Aké, un político priista muy vinculado a Ivonne Ortega y que actualmente es alcalde de Dzemul por Movimiento Ciudadano.

Merico S.A. de C.V., es otra de las compañías fantasmas incluida en la lista de cancelados por el SAT de 2007 a 2015. A esta empresa ese organismo le canceló el cobro de $49.876,082 en 2013.

En mayo de 2011, Central 9 publicó que Merico inició sus actividades el 21 de diciembre de 2009, teniendo como accionistas a Óscar López Cortés y a Omar Julián Martín Castillo. El comisario de la sociedad era Víctor Hugo López Cortés, hermano de Óscar.

Según su acta constitutiva, los objetivos de Merico eran la compra, arrendamiento, producción, fabricación, almacenaje, maquila y distribución de todo tipo de bienes muebles, equipo industrial, refacciones automotrices, equipo de oficina, enseres domésticos, línea blanca, instrumentos musicales, vinos, licores y ultramarinos, laterías y la organización de todo tipo de eventos, así como la realización de estudios de mercado.

No obstante esta orientación empresarial, Merico facturó a la CGCS, desde su creación hasta septiembre de 2010, $3.324,000 por el concepto de “servicio de cobertura y publicidad de programas y obras del Poder Ejecutivo del Estado”, según publicó Central 9 el 2 de mayo de 2011.

Se supone que esta empresa siguió cobrando facturas al gobierno de Ivonne Ortega hasta el final de su administración, en 2012.

 

Más facturas

Además de Merico, los hermanos Óscar Joaquín y Víctor Hugo López Cortés crearon otra empresa fantasma en el régimen de Ivonne Ortega llamada Especialización de Servicios Comerciales S.A. de C.V., que tan solo de enero de 2009 a septiembre de 2010 cobró a la CGCS $5.312,666.

Óscar López Cortés, para distraer a eventuales auditores, emitió más facturas por millones de pesos, pero como persona física.

El SAT también canceló el cobro de $40.015,264, en 2013 a la compañía Medmex Productos y Servicios, S.A. de C.V., propiedad de Elisa del Socorro López Puigserver y Claudio Manuel Alcocer Espinosa.

Esta empresa abrió en abril de 2008 para dedicarse a la limpieza de toda clase de inmuebles y para prestar servicios de vigilancia, venta de ropa y uniformes escolares, realización de estudios de mercado y campañas publicitarias.

Aunque la actividad principal de Medmex era aparentemente, la limpieza de inmuebles, sus propietarios facturaron miles de pesos, de acuerdo con Central 9, por supuestos “servicios de cobertura y publicidad de programas y obras del Poder Ejecutivo del Estado”, aunque sus dos socios no tenían trayectoria en el medio ni oficinas o teléfono.

A la persona física Víctor Manuel Urtaza Vázquez, el SAT le canceló el cobro de $15.879,941. En 2008 aquel era propietario de un pequeño negocio de luz y sonido, Eclipse Producciones, en la colonia Jesús Carranza, que facturó decenas de miles de pesos a la CGCS, entre 2008 y 2009, por el concepto genérico, como en otras fantasmas, de “servicios de cobertura y publicidad de programas y obras del Poder Ejecutivo del Estado”.

Esta persona también le facturó servicios, que aparentemente no hizo, al gobierno de Félix González Canto, de Quintana Roo, en 2010. (Continuará).