Política y gobierno

Una “tomadura de pelo”; autoridades no cumplen la ley: Fecuy

Las autoridades no cumplen una ley, dice la Fecuy
martes, 15 de febrero de 2022 · 05:00

A quince años de que entró en vigor la Ley de Participación Ciudadana que regula el plebiscito, el referéndum y la iniciativa popular en Yucatán, hay muchas cosas que las autoridades toman a juego, deplora Blanca Genoveva Estrada Mora, presidenta de la Federación Estatal de Colonos Urbanos de Yucatán (Fecuy).

Un ejemplo, subraya la dirigente, es el Catálogo de Políticas Públicas y Actos Gubernamentales Trascendentales 2022, que representa un verdadero engaño para la ciudadanía.

Y es una tomadura de pelo, recalca, porque los sujetos obligados —los poderes Ejecutivo y Legislativo y los 106 ayuntamientos del Estado— incluyen en ese catálogo lo que les da la gana, “lo que sea”, solo para cumplir un mandato de ley.

Ayer publicamos que la maestra Estrada Mora calificó de transparencia simulada la reciente publicación del catálogo, que incluye conceptos vagos y servicios públicos obligatorios como políticas y actos trascendentales para 2022.

La autoridad encargada, por ley, de publicar el catálogo y supervisar su cumplimiento es el Instituto Electoral y de Participación Ciudadana (Iepac), a fin de que la ciudadanía conozca con anticipación su contenido para que, en caso de no estar de acuerdo con alguna obra o política pública, solicite un plebiscito.

Ley quinceañera

Al ampliar sus comentarios, la presidenta de la Fecuy recuerda que la Ley de Participación Ciudadana, sustento de la obligación de elaborar y publicar el mencionado catálogo, existe desde hace quince años, pues fue promulgada el 22 de enero de 2007, último año del gobierno de Patricio Patrón Laviada.

“A quince años de que entró en vigor, se le han hecho mínimas modificaciones y la ciudadanía desconoce esta herramienta porque no se le ha dado difusión”, enfatiza.

Enseguida cita el artículo 2 de esa legislación, que establece lo siguiente: “El ejercicio del derecho reglamentado en la presente ley tendrá como premisa necesaria el conocimiento anticipado por parte de los ciudadanos, sobre los actos, políticas públicas y acciones programadas, a fin de hacer posible la participación eficaz e informada de los ciudadanos”.

Al no conocer la ley, puntualiza, el ciudadano no puede ejercer su derecho de participación. En el caso específico del catálogo, su conocimiento anticipado le puede servir no solo para promover un plebiscito en caso de no estar de acuerdo, sino para vigilar su cumplimiento.

Muchas omisiones

Más adelante la entrevistada formula, entre otros, los siguientes conceptos:

—En el catálogo hay muchas omisiones. Por ejemplo, en el documento que correspondía a 2021, en la parte del Poder Ejecutivo, nada se decía sobre el Estadio Sostenible y la venta del terreno donde, según nos han dicho con insistencia, se levantará la obra. En el catálogo de 2022 el Ejecutivo no considera bienes de dominio público a desincorporar. ¿Qué pasó?

—Esa obra (el Estadio y la venta del terreno) es precisamente uno de los que podrían ser sometidos a plebiscito, atendiendo al espíritu de la ley.

—Sin embargo, no es necesario que una política pública o un proyecto estén en el catálogo para que sean motivo de consulta. El artículo 10 establece que el ciudadano tiene derecho a pedir al Iepac que someta a consulta los actos y acciones gubernamentales no previstos en el documento.

—El artículo 29 ratifica ese derecho. En su segundo párrafo se lee: “Cualquier acto o acción gubernamental no contemplada en el Catálogo podrá ser sometida a consulta conforme a esta Ley”.

—La ley no solo dispone que los ciudadanos debemos estar enterados del catálogo con anticipación. El artículo 11 señala que las autoridades están obligadas a garantizar al ciudadano el acceso a la documentación que sustente las políticas públicas y los actos gubernamentales. O sea, no es lo que nos quieran contar.

—Este punto del artículo 11 es importante, porque ¿cuántos ciudadanos conocemos el proyecto ejecutivo de las ciclovías y del Estadio Sostenible? ¿Por qué se cambió la Escuela Normal a los terrenos de la Central de Abasto? Es evidente que hay omisiones deliberadas.

Manipuleo y rollo

—Insisto: hay un manipuleo del imaginario colectivo con el rollo de que las autoridades son muy transparentes, cuando no es así.

—Desde luego, hay una responsabilidad de la sociedad. Y no es que la trate de justificar, pero los ciudadanos están más preocupados en el día a día, en los problemas sociales, económicos y de salud. Las familias están más enfocadas en lo que va a pasar mañana. ¡De eso se aprovecha la autoridad!

—En el Catálogo 2022 no se menciona, ni siquiera para cubrir las formas, nada sobre la pandemia de Covid, ni como política pública ni como acto trascendental.

—Por supuesto, esto va para las tres instituciones obligadas por ley: los poderes Ejecutivo y Legislativo y los 106 ayuntamientos del Estado.