Celebración por sus 50 años

Club de Golf “La Ceiba”, referente en Yucatán

En 1970, había en el extenso terreno, ubicado en el kilómetro 14.5 hacia Progreso, un campo de golf de nueve hoyos, primero en el Sureste; dos canchas de tenis, y una palapa. Ahora, el campo de 18 hoyos mantiene su estatus como uno de los más finos de la zona
viernes, 25 de febrero de 2022 · 01:30

Celebrar cincuenta años en cualquier tema puede verse como un alcance titánico, sea un ser vivo, una institución o, en el caso que mencionaremos, una agrupación privada que se ha convertido, en más de cinco décadas, en referente de la sociedad y el deporte en el sureste de México.

“Muchos de nosotros, de nuestros amigos, no entenderíamos nuestra vida sin el Club de Golf de Yucatán. Si no existiera, por ejemplo, no sabríamos qué sería de nuestra vida como personas y amantes de las actividades deportivas y sociales”, expresa el señor Octavio Molina Casares, presidente actual del Club de Golf “La Ceiba”, que en estos días viste sus mejores galas para conmemorar, con una serie de torneos deportivos, cinco décadas de haber abierto sus puertas.

Cincuenta años más uno, pues la inauguración oficial del centro, ubicado a la vera de la carretera Mérida-Progreso, fue el 16 de septiembre de 1970, que han hecho de “La Ceiba” un espacio ideal para que los socios puedan, primero, disfrutar de sus espacios recreativos, y más adelante consolidar la zona como un área residencial de privilegio, alejado del bullicio de la ciudad.

Entonces, en 1970, había en el extenso terreno, ubicado en el kilómetro 14.5 hacia Progreso, un campo de golf de nueve hoyos, primero en el Sureste; dos canchas de tenis, y una palapa. Ahora, el campo de 18 hoyos mantiene su estatus como uno de los más finos de la zona, con su césped Bermuda; cuenta con nueve canchas de tenis, con dos techadas; están por inaugurar cuatro canchas de pádel y sus espacios sociales, como bares, restaurantes, cafés, gimnasio y alberca, son muy concurridos.

Y tiene sentimiento...

“Tiene sentimiento, tiene vida, tiene historia. Y estamos a la vanguardia como los demás clubes, tratando de mantener lo que nuestros padres y sus amigos hicieron como precursores, el legado de la sociedad”, expresa el señor Molina Casares, en una entrevista en uno de los jardines de “La Ceiba”, antes de un recorrido por áreas estratégicas, como los restaurantes, las canchas de tenis, donde “hoy tenemos el orgullo de decir que aquí se prepara el tenista yucateco que debutó hace poco en Grand Slam (el juvenil Rodrigo Pacheco Méndez)”; las canchas de pádel, que se estrenarán en los torneos de aniversario, y dos hoyos del campo de golf, “que es el referente, el baluarte, parte del oro de esta agrupación”.

Rememora: “Comenzó todo como un gusto, una afición a algo en particular, que era tener el golf, y luego mi padre (don José Trinidad Molina Castellanos, fallecido) desde hace 35 años adquirió el club y le estuvo metiendo muchas ganas, era su pasión este club, disfrutaba mucho estar aquí. Así, tuvimos las primeras canchas de tenis techadas y fue creciendo hasta lo que es hoy”.

Hoy en día es un referente en Yucatán…

“Hoy tenemos 50 hectáreas, que forman en conjunto el campo de golf, y estamos remodelando constantemente. Y hay que tomar en cuenta: cincuenta hectáreas de jardín de primera categoría, de dejarlo para ser un gran campo de golf, es un problema grande. Le estamos mete y mete (recursos) para mejorarlo y dejarlo en servicio ideal para los socios”.

En el recorrido, se observaron los trabajos para dejar listas dos canchas de pádel, junto a otras dos ya completas, que serán parte de la fiesta del aniversario, con todas las medidas que marca la Federación Mexicana.

“Meternos al pádel tiene su encanto también, porque hoy todos quieren jugar pádel. Entonces, era necesario que nuestro club tuviera sus canchas y nos abocamos a darle un espacio a este deporte. Le invertimos y ya estamos por inaugurarlas”.

Y celebrarán una gran fiesta...

“Nos agrada celebrar los cincuenta años del Club de Golf, de tener una agrupación así en Yucatán. Se dice fácil, pero no todo es así, no es nada fácil. No todos logran llegar a 50”.

“La familia (Molina Casares) está muy contenta de poder llegar, de hacer estos eventos, y estamos contando con el apoyo de nuestros hermanos y hermanas para darle realce”.

Pero una de las razones que mantienen la expectativa desde el papel de inversores es el poder crecer, a pesar de estar consolidados como lo que son.

“Estamos trabajando en desarrollar nuevas áreas, pretendemos por ejemplo hacer un nuevo hoyo 19 (bar referente de todos los clubes de golf). El club tiene bastantes áreas, pero estamos pensando en modernizarnos, estar a la vanguardia”.

Eso, indica, va aunado a todo lo que han sido los primeros cincuenta años de la sociedad que preside. “Tenemos una historia de muchos años. Hay muchos ejemplos”.

Y cuenta: “Las bugambilias que vemos atrás, esos arcos, fueron cultivadas por doña Margarita Lizarraga, esposa de don Vicente Erosa… Nos da gusto tener una herencia así. Y todo aquí tiene nombre, cuándo fue hecho, quién lo hizo, por qué fue hecho. Eso nos sirve para promocionar al club como lo que es: un gran espacio de nuestra sociedad”.

Con espacios y amenidades, en 55 hectáreas en total, 340 socios que disfrutan jugar golf, “pensamos que hemos llegado a una edad (las bodas de oro del club) a la que no es fácil llegar. Se ha sacrificado mucho, porque hay que invertir, sin pensar solo en ganar. Y cosechamos frutos que la sociedad disfruta”.

De allí se tuvo la idea pertinente de celebrar los 50 años del Club “La Ceiba”, aunque no se pudo realizar en el tiempo marcado por la pandemia. “De eso no queremos ni recordar, pero vale decir que la pandemia y sus efectos nos ayudaron mucho a fortalecernos, a conocer cómo podríamos mejorar y creo que mejoramos bastante bien”.

¿El club es parte del corazón de la sociedad yucateca?

“Si nos remontamos a años atrás, vemos las publicaciones antiguas, donde sale don Omar Díaz, don Joaquín Roche, mi papá, don Víctor Vales, don Manlio Díaz, y muchos otros que merecen ser recordados por haber contribuido a que esto siga siendo lo que es, como dices, el referente de la sociedad yucateca".

Y el torneo va a ser en grande…

“Vamos a celebrarlo en grande. Tenemos golf para todos, para damas, caballeros, muchachos, niños, y diferentes torneos de otros deportes. Queremos que todos participen. Estamos listos para tirar la casa por la ventana, tendremos premios por 2.5 millones de pesos, una bolsa muy grande, que nunca se había visto. Vamos por otros 50 más”.

Ya sea en el green, o desde el restaurante “Bugambilias”, el emblemático bar “Hoyo 19”, el café de la terraza “Las Sombrillas” o en otros espacios, hay historial largo y de emotivo pasaje en “La Ceiba”.

Más de