Patrimonio de México

Templo del Niño Jesús de Tihosuco: tesoro en restauración de la península de Yucatán

Tihosuco, sitio de importante cacicazgo maya prehispánico y centro vital de población y comercio en el período colonial, hoy como Zona de Monumentos Históricos abriga al templo del Niño Jesús, acervo arquitectónico de la península de Yucatán.
viernes, 18 de marzo de 2022 · 07:15
Detalles del interior del templo del Niño Jesús de Tihosuco, Quintana Roo.- Foto Cortesía

Tihosuco, tesoro arquitectónico religioso de la península de Yucatán, recobrará parte de su peculiar fachada fragmentada, gracias a un proyecto original de intervención que llevarán al cabo expertos del Centro INAH Quintana Roo.

En el primer semestre de este 2022 se reconstruirán las secciones afectadas por fenómenos naturales que en junio del año pasado dañaron el frontispicio poniente del templo bajo la advocación del Niño Jesús.

La recuperación y consolidación del edificio, ocurre en el tercer aniversario de que se decretó a la joya de arte sacro como Zona de Monumentos Históricos, que junto con Mérida y Campeche conforman la trinidad de patrimonios arquitectónicos peninsulares. 

Tihosuco, pueblo maya con riqueza arquitectónica 

Tihosuco, comisaría a unos 81 kilómetros al noroeste de la cabecera municipal de Felipe Carrillo Puerto, es un destino turístico colonial de importancia, y precisamente uno de sus principales atractivos son sus edificios coloniales, prácticamente de los escasos aún existentes en Quintana Roo.

Comunidad que debe su nombre a una derivación del topónimo de origen maya Jo’ tsuk, que significa "cinco rumbos", en tiempos prehispánicos fungió como capital del cacicazgo de Cochuah, extensa zona que abarcó el sureste de Yucatán y el suroeste de Quintana Roo.

Escenario de la llamada Guerra de Castas, a partir de 1847, que dejó huellas de los estragos en el frontis destruido parcialmente, el recinto católico de nuevo será objeto de trabajos de rescate para devolverle la majestuosidad de antaño.

Te puede interesar: Tihosuco, joya patrimonial de la Península  

Restauración del templo del Niño Jesús 

El maestro en Arquitectura Luis Jesús Ojeda Godoy, secretario general del Sindicato Nacional de Arquitectos Conservadores del Patrimonio Cultural de la Secretaría de Cultura-INAH, explica los detalles de las obras que se realizarán en el conjunto del Niño Jesús, emblema de Tihosuco.

"Debido al derrumbe parcial de la fachada del templo, a consecuencia del reblandecimiento de los muros por las lluvias atípicas en la región en junio de 2021, se reconstruirán en las próximas semanas las áreas afectadas para restituir una parte esencial del frontispicio, característico de la iglesia que se dañó severamente", informa  

La intervención en el edificio religioso, destaca el maestro en Arquitectura, se efectuará con base en el preciso seguimiento de especialistas del Centro INAH Quintana Roo, acorde a los protocolos vigentes para ese tipo de siniestros, y a tres años de la declaratoria como Zona de Monumentos Históricos, el 13 de marzo de 2019.

Intervención de expertos del INAH en Tihosuco

"Lo extraordinario de esta intervención es que se concretará gracias a los reportes, dictámenes y estudios técnicos que se hicieron para fundamentar una propuesta encaminada a consolidar y reconstruir las áreas afectadas por el derrumbe", detalla el especialista.

"Además, se le dará la correcta vigencia a los recursos considerados en el Seguro Institucional que el INAH contrata para todos los monumentos históricos propiedad de la nación, como es el caso del conjunto conventual del Niño Jesús".

Como regalo de cumpleaños por el tercer aniversario de la declaratoria federal, en la iglesia de Tihosuco se ejercerá ese fondo al que pocas veces se tiene acceso, porque los peritos y demás expertos del Centro INAH Quintana Roo, que dirige el licenciado Margarito Molina Rendón, lograron sustentar ese plan de rescate.

"Una vez que se cumplan con los procedimientos administrativos que corresponde a la aseguradora, en fechas próximas deberán comenzar los trabajos para la atención de los deterioros que ocurrieron hace casi un año en el templo, que en 2020 se restauró casi en su totalidad", recuerda el maestro en Arquitectura. 

¿Qué es una Zona de Monumentos Históricos?

Según los artículos 35 y 36 de la Ley Federal sobre Monumentos y Zonas Arqueológicas, Artísticos e Históricos, son monumentos históricos los bienes vinculados con la historia de México, a partir del establecimiento de la cultura hispánica en el país.

La norma, que se promulgó en el Diario Oficial de la Federación el 6 de mayo de 1972, determina que son monumentos históricos "los inmuebles construidos en los siglos XVI al XIX, destinados a templos y sus anexos".

"Arzobispados, obispados y casas curales; seminarios, conventos o cualesquiera otros dedicados a la administración, divulgación, enseñanza o práctica de un culto religioso; así como a la educación y a la enseñanza, a fines asistenciales o benéficos".

Además, los dedicados "al servicio y ornato públicos y al uso de las autoridades civiles y militares. Los muebles que se encuentren o se hayan encontrado en dichos inmuebles y las obras civiles relevantes de carácter privado realizadas de los siglos XVI al XIX inclusive".

Puedes leer: Tihosuco, "valor excepcional"     

El maestro en Arquitectura Luis Ojeda Godoy, del Centro INAH Quintana Roo, supervisa las obras de restauración en Tihosuco.- Foto Cortesía

Mérida, Campeche y Tihosuco, patrimonios de México 

Con la designación de Tihosuco, la región peninsular, indica el presidente fundador de la Asociación Yucateca de Especialistas en Restauración y Conservación del Patrimonio Edificado (Ayerac) presume de tener tres Zonas de Monumentos Históricos, una en cada entidad. 

El arquitecto Ojeda Godoy rememora que este 2022, Mérida, la de Yucatán, cumple 40 años de ser el primer sitio de la Península en ostentar ese reconocimiento, que se decretó el 18 de octubre de 1982, y dos años más tarde, el 10 de diciembre de 1986, lo recibe San Francisco de Campeche.

"Yucatán, Campeche y Quintana Roo, en ese orden cronológico, pueden jactarse de reunir en la región a tres de las 60 Zonas de Monumentos Históricos que se decretaron en México, y podrían ser más si continúan los avances en las declaratorias de Izamal y Valladolid", afirma el especialista del INAH. 

 

Tihosuco, Zona de Monumentos Históricos

En el Decreto que establece la Zona de Monumentos Históricos de Tihosuco, el perito arquitecto del Centro INAH Quintana Roo define que se establece que tiene un perímetro de 0.331 kilómetros cuadrados, que abarcan 20 manzanas con 31 edificios catalogados como monumentos históricos. 

"Es importante precisar que en suelo quintanarroense se identifican por el INAH 145 monumentos históricos, es decir, construcciones realizadas entre los siglos XVI al XIX. De ellos, 86 están en el municipio de Felipe Carrillo Puerto, y Tihosuco es el centro de población que concentra el mayor número".

Luis subraya que la relevancia de la Declaratoria para Tihosuco radica no sólo en reconocer los atributos arquitectónicos y urbanos de un asentamiento que entre los siglos XVIII y XIX se erigió como importante centro de intercambio comercial con las comunidades mayas del oriente y el principal núcleo de población de la región.

"También hay que considerar el valor singular del sitio como parte de los procesos sociales en el contexto de la Guerra de Castas (1847-1902), conflicto durante el cual Tihosuco fue abandonado y se convirtió en escenario de enfrentamientos entre las fuerzas del gobierno y los mayas rebeldes", evoca. 

Un detalle del marco de piedra de una vivienda de Tihosuco, comisaría quintanarroense considerada Zona de Monumentos Históricos.- Foto Cortesía

Características de las construcciones de Tihosuco

El maestro Ojeda Godoy expone que la mayor parte de los 31 monumentos históricos identificados en Tihosuco tuvieron en su origen un uso habitacional, se cimentaron con materiales y técnicas locales, propios de la época.

"Se edificaron con gruesos muros de mampostería y se levantaron con un procedimiento constructivo para compactarlos o 'amarrarlos' con la colocación de rajuelas; techumbres con vigas y rollizos de madera, y acabados con entortado en las paredes a base de mortero de cal o bahpec", describe.

"En algunos casos se advierten relieves ornamentales elaborados a la cal, con figuras fitomorfas, zoomorfas y diversos símbolos cristianos enmarcando los vanos de acceso. La riqueza forestal de la región permitió el uso de variedades de madera para la fabricación de los elementos de soporte de techumbres; cerramientos de puertas y ventanas,
además de tablones y cimbras para paredes", abunda el experto. 

También te sugerimos: Monumento arquitectónico   

Fachada del acceso al cementerio anexo al templo, uno de los tres edificios que conforman el conjunto conventual del Niño Jesús de Tihosuco.- Foto Cortesía

El convento y templo, los edificios más simbólicos de Tihosuco 

El experto en la catalogación de sitios y monumentos históricos juzga que sobresale en el tejido urbano de Tihosuco el conjunto conventual del Niño Jesús, el edificio de mayores dimensiones entre la arquitectura histórica de Quintana Roo.

"También es una de las obras más relevantes de la arquitectura religiosa del período colonial en el oriente de la península de Yucatán. Se conforma por tres edificios: el templo, el cementerio y la casa cural". 

"Hay referencias de su origen como fundación franciscana, de su servicio ya integrado al clero secular para el siglo XVII y de la conclusión del templo en 1839. Es la única construcción quintanarroense que se fundó como guardianía de la Orden Franciscana". 

La fachada del templo, semiderruida a consecuencia de los enfrentamientos escenificados en el lugar durante la guerra social de 1847, proporciona, en opinión del integrante de la Ayerac, un rasgo particular en cuanto a su valor y a las condiciones de su conservación como monumento. 

"Otro edificio de carácter sacro es la pequeña capilla de la Santa Cruz, ubicada a la vera del antiguo camino y ahora muy próxima a la carretera Valladolid-Felipe Carrillo Puerto, que atraviesa el trazo de la comunidad", apunta el maestro Ojeda Godoy.

El conjunto conventual y el templo del Niño Jesús, los edificios más emblemáticos de Tihosuco, Quintana Roo.- Foto Cortesía

¿Qué valores le dan identidad histórica a Tihosuco?

En el aspecto normativo, dice el especialista del Centro INAH Quintana Roo, la firma del Decreto por el presidente Andrés Manuel López Obrador significa la recuperación del gobierno federal de una figura que se establece legalmente para dar reconocimiento a los valores arquitectónicos, históricos y culturales que coinciden en Tihosuco.

"Después del sexenio de Enrique Peña Nieto (2012-2018), que pasó a la historia como el primer presidente en no firmar Declaratoria alguna en esta materia, de las 60 Zonas de Monumentos Históricos en el país, dos se decretaron en la administración de Luis Echeverría Álvarez (1970-1976)".

"Otras 10 durante la gestión de José López Portillo (1976-1982), 20 en la de Miguel de la Madrid Hurtado (1982-1988), nueve con Carlos Salinas de Gortari (1988-1994), seis con Ernesto Zedillo Ponce de León (1994-2000), 10 con Vicente Fox Quezada (2000-2006) y dos más con Felipe Calderón Hinojosa (2006-2012)", enlista Luis.

También puedes ver: Valladolid, aún aguarda ser Zona de Monumentos Históricos   

Capilla de la Santa Cruz, catalogada como monumento histórico de Tihosuco, a la vera de la carretera Valladolid-Carrillo Puerto.- Foto Cortesía

¿Cómo se clasifican los monumentos históricos?

En 2002, hace 20 años cuenta el experto, se hace la primera propuesta de Declaratoria de Zona de Monumentos Históricos para Tihosuco, a cargo del arquitecto David Pérez Fernández, de la Coordinación Nacional de Monumentos Históricos del INAH.

A partir de ese antecedente, el planteamiento de la Declaratoria para Tihosuco, cuenta el Luis, implica que a partir de 2012 el Centro INAH Quintana Roo llevara al cabo diversas acciones con la comunidad, para sumar esfuerzos al trabajo que desarrolló la Coordinación Nacional de Monumentos Históricos del INAH en seguimiento a la recomendación del expediente técnico y legal. 

"Así, en 2012 y 2013 se efectuaron acciones para el mantenimiento y conservación del conjunto conventual del Niño Jesús como parte del Programa de Empleo Temporal, con la participación de habitantes de la comunidad que fueron capacitados para trabajar en el sitio con materiales a la cal". 

"En 2018, el gobierno quintanarroense extendió un programa para intervenir 15 fachadas de monumentos históricos para recuperar los valores de cada construcción y la imagen urbana del conjunto", pormenoriza el profesional.

El fragmentado, peculiar frontispicio del templo del Niño Jesús de Tihosuco, Quintana Roo.- Foto Cortesía

Recuperar el acervo arquitectónico de Tihosuco

En 2020, prosigue, pese a las condiciones por la pandemia de Covid-19, ya con la vigencia de la Declaratoria de Zona de Monumentos Históricos, se emplearon recursos del Fondo de Apoyo a Comunidades para la Restauración de Monumentos y Bienes Artísticos de Propiedad Federal, y del gobierno estatal por medio de la Secretaría de Turismo para trabajos en las fachadas norte y sur del templo.

"De igual forma se hizo en la casa cural y en el cementerio, encaminados a consolidar mampostería, recuperar acabados y aplicar pintura, todo con materiales a la cal, con los cual se evita de forma continua el uso de cemento en las intervenciones en el sitio".

"En el caso de la fachada principal del templo, por los hechos que representa y toda vez que no es válido 'inventar' una reconstrucción de un elemento que no se tiene información de cómo fue antes de ser derruido, no se intervino al momento del derrumbe parcial que ocurrió en 2021", puntualiza.

El responsable de la sección de Monumentos Históricos del Centro INAH Quintana Roo reitera que desde la explosión que derribó la fachada durante la Guerra de Castas, la sección del muro se conservó bajo condiciones de fractura estructural.

¿Izamal y Valladolid, próximas Zonas de Monumentos Históricos?

El maestro Ojeda Godoy expresa que la Declaratoria de la Zona de Monumentos Históricos de Tihosuco debe servir como ejemplo para que Izamal y Valladolid concreten los procedimientos que el INAH tiene desde hace más de una década para alcanzar la categoría de ese reconocimiento.

"Al igual que en Tihosuco, en ambas comunidades yucatecas se deben emprender acciones a favor de la recuperación del patrimonio arquitectónico. Establecer algún comité, que en coordinación con el INAH, procuren hechos al margen de los procedimientos administrativos y técnicos correctos para la conservación de edificios de valor".

"Y no hay que dejar pasar que Mérida cumple en octubre de este año, 40 años de la Declaratoria de la Zona de Monumentos Históricos. Amerita preguntar cuánto conocen hoy sus habitantes de los valores que tiene, y cuántos elementos arquitectónicos ya cedieron su sitio en el tejido urbano o están en un permanente olvido colectivo", concluye el maestro Luis Ojeda.

Te recomendamos: Mérida, Zona de Monumentos Históricos, reconocimiento en el olvido   

Más de