Gobierno

Crisis del Isstey: revelan pensiones otorgadas irregularmente

Al uso del Instituto  de Seguridad Social de los Trabajadores del Estado de Yucatán (Isstey) como caja chica de gobiernos anteriores y las deudas heredadas se suman numerosas pensiones otorgadas.
miércoles, 30 de marzo de 2022 · 06:45

En la recta final de sus gestiones al frente del Ejecutivo yucateco, Ivonne Ortega Pacheco y Rolando Zapata Bello favorecieron a numerosos funcionarios con pensiones sin apegarse a la Ley del Instituto de Seguridad Social de los Trabajadores del Estado de Yucatán (Isstey).

Un ejemplo de esa acción fueron los decretos que emitieron ambos gobernantes a favor de más de 300 personas, cobijándose en un precepto de la Ley del Presupuesto y Contabilidad Gubernamental del Estado de Yucatán.

La información recabada indica que en varios casos los beneficiados bien pudieron pensionarse bajo la ley del Isstey, pero el decreto les redituó más ganancias, pues lo pudieron hacer con su último sueldo.

En la Plataforma Nacional de Transparencia se pueden consultar los ingresos que perciben actualmente varios exfuncionarios.

El Isstey es de nuevo blanco de señalamientos por su crisis financiera que, de acuerdo con las proyecciones de especialistas, podría conducir a su quiebra total si no se toman medidas.

En 2027, según esas proyecciones, ya no habría fondos para pagar las pensiones y jubilaciones de los trabajadores del Estado.

Manipulación de pensiones

Al uso del Instituto  de Seguridad Social de los Trabajadores del Estado de Yucatán (Isstey) como caja chica de gobiernos anteriores y las deudas heredadas se suman numerosas pensiones otorgadas sin cumplirse los requisitos legales, en varios casos con montos elevados.

De acuerdo con datos recabados, las administraciones de Ivonne Ortega Pacheco y Rolando Zapata Bello —que dejaron abultados adeudos con el instituto— otorgaron juntas más de 350 pensiones por decreto.

Quiebra del isstey Yucatán 2022
Imagen de datos sobre las pensiones otorgadas

Este tipo de beneficios no se deriva del cumplimiento de la Ley del Isstey. Los gobernantes lo sustentaron en la Ley del Presupuesto y Contabilidad Gubernamental del Estado de Yucatán, en específico el artículo 27.

¿Qué "culpas" se reparten los exgobernadores?

Según información a la que tuvo acceso Central 9, la Unidad de Investigación Periodística de Grupo Megamedia, el gobierno de Ivonne Ortega otorgó 235 pensiones por decreto. El de Rolando Zapata autorizó 128.

En días pasados surgieron nuevas voces de alerta sobre la crisis financiera del Isstey, que en 2027, según las proyecciones de especialistas confirmadas por funcionarios del gobierno, ya no tendría dinero para pagar las pensiones de los trabajadores del Estado.

Solo este año, el instituto requiere de más de $350 millones adicionales al pago de las cuotas para subsistir.

La institución arrastra problemas financieros desde hace varios años. Se agravaron en la administración de Ivonne Ortega (2007-2012), que cerró con un adeudo de más de 2,000 millones de pesos por cuotas y otros conceptos retenidos a los trabajadores y no transferidos a ese organismo.

Protestas de jubilados del Isstey

En recientes protestas, grupos de jubilados y de trabajadores activos pidieron a la administración de Mauricio Vila Dosal que tome medidas contra sus antecesores. El Ejecutivo ya anunció reformas a la ley del Isstey como una vía para evitar la quiebra del instituto.

Protesta jubilados pensionados del Isstey Yucatán

En muchos casos, los beneficios fueron otorgados de manera irregular.

En los últimos días de su mandato, en 2018,  Rolando Zapata autorizó pensiones por un monto de más de 4.3 millones de pesos a funcionarios de su gobierno.

Los pagos fueron concedidos de manera directa por el exgobernador sin seguir los procedimientos legales para su obtención por medio del Isstey.

No se cumplieron lineamientos básicos como semanas cotizadas, años de trabajo y edad requerida.

Hay pensiones que se otorgan —al amparo de la Ley del Presupuesto y Contabilidad Gubernamental— a servidores públicos por méritos derivados de riesgos de su labor, como policías y bomberos.

Esto servidores acceden a esta prestación o pensión al verse involucrados en situaciones que los incapacitan por su trabajo. Estas disposiciones siempre tienen un impacto en las finanzas públicas, pero no derivan del cumplimiento de las normas del Isstey.

¿Quiénes son los funcionario beneficiados?

Bajo ese concepto se sustentaron numerosas pensiones que autorizó el gobierno de Zapata Bello, varias de las cuales, como hemos publicado, están aún en litigio porque la administración de Vila Dosal las canceló.

Entre los funcionarios que recibieron la pensión al final del gobierno de Ivonne Ortega están:

  • Jorge Esma Bazán.
  • José Luis Peniche Patrón.
  • Miguel Ángel Rubio Zaldívar.
  • Juan Gabriel Ricalde Ramírez.
  • Jorge Andrés Flores Chuc.
  • Beatriz Peralta y Chacón.

Según información obtenida en la Plataforma Nacional de Transparencia, Esma Bazán cobra actualmente $46,538 cada mes.

Por dos vías

La fecha de concesión de su pensión es el 5 de septiembre de 2012, pero siguió activo en el gobierno de Rolando Zapata, como director general del Instituto de Historia y Museos de Yucatán hasta fines de 2017.

El mismo monto de $46,538, de acuerdo con la Plataforma de Transparencia, reciben mensualmente Peniche Patrón, Rubio Zaldívar y Ricalde Ramírez.

En todos esos casos se consigna septiembre de 2012 como la fecha de concesión.

Juan Gabriel Ricalde fue secretario de Hacienda en el quinquenio 2007-2012. Se le concedió la pensión con base en una constancia expedida por el Isstey en la cual se señala antigüedad efectiva de 19 años de aportación.

Por ley, el Isstey debió emitirle su concesión de pensión. El decreto lo benefició más, porque le permitió jubilarse con su último sueldo. Su aportación final fue el 30 de agosto de 2012. (Continuará).