"GOTA A GOTA"

Préstamos ''Gota a gota'' en Yucatán: Una mafia en 60 municipios

En la mira red de prestamistas “gota a gota” en Yucatán operada por supuesta mafia colombiana
martes, 31 de mayo de 2022 · 06:30

En este año ya es muy notoria la presencia de la mafia colombiana en Yucatán, que por medio de los préstamos “gota a gota” presuntamente lava dinero del narcotráfico en 10 países hispanoamericanos, entre ellos México.

Una investigación de la plataforma periodística para las Américas conocida como Connectas documentó operaciones de la red “gota a gota” en el país donde surgió (Colombia), Brasil, Honduras, México, Ecuador, Perú, Bolivia, Argentina, Chile y Panamá.

La rápida expansión de la red “gota a gota” en Yucatán también ocasionó una reacción rápida del gobierno estatal y federal por medio de las policías municipales, Secretaría de Seguridad Pública (SSP), Guardia Nacional y agentes del Instituto Nacional de Migración para controlar a este grupo de prestamistas, golpeadores y extorsionadores colombianos que desde 2017 iniciaron operaciones masivas en la entidad.

A esta reacción de las autoridades de seguridad de Yucatán se deben las últimas detenciones de varios integrantes colombianos de esta red, como ya informamos.

Casos recientes de préstamos ''Gota a gota''

En Motul detuvieron el 5 de mayo pasado a C.S.M.S.N., cuando amenazaba y hostigaba a deudores.

El 21 de mayo la Policía Municipal de Tizimín arrestó a Wilinton Steven O.M., uno de los presuntos líderes del grupo colombiano, cuando realizaba la violenta labor de cobro.

Asimismo, el 27 de mayo fue la Policía Municipal de Kanasín que detuvo a dos cobradores de la red “gota a gota” (Jorge V.V., de 31 años y oriundo de Ciudad de México, y Valeria Yamilet P.L., de 19 años, del estado de Morelos) por amenazar de muerte a algunos deudores de este municipio.

Sin embargo, se informó que han sido arrestados y deportados a Colombia poco más de 30 integrantes de esta red de agio internacional.

La presencia de operadores de la red “gota a gota” ya preocupa a las autoridades locales porque cada vez llegan más colombianos al estado con el pretexto de paseos turísticos, pero en realidad vienen con el objetivo de realizar actividades ilícitas y posiblemente asentar en esta entidad una base delictiva.

Detenidos más de 30 cobradores de la red “gota a gota”

La Policía yucateca no solo ha detenido a más de 30 cobradores de la red “gota a gota”, sino que también ya arrestó y consignó a peligrosos asaltantes colombianos.

El 8 de marzo pasado la SSP y la Fiscalía General informaron de la detención de seis colombianos que cometieron violento robo con armas de fuego en la colonia Leandro Valle.

El 2 de diciembre de 2018 detuvieron a otros cinco colombianos (Carlos David P.M., Pedro Andrés L.M., Adriana M. Ll., y otros dos que no fueron identificados) por asaltos en residencias de los fraccionamientos privados La Ceiba y Country Club.

De acuerdo con datos recabados en distintas fuentes, la red colombiana “gota a gota” ya tiene presencia en 60 municipios de Yucatán.

A diario coloca decenas de créditos a la palabra por montos que van de $50,000, $100,000 y $200,000 en pequeños negocios y hasta de $1 millón o más en empresas medianas que no tienen acceso a créditos bancarios o financieras gubernamentales porque trabajan en la informalidad.

No hay un cálculo sobre el dinero que colocan y recaudan todos los días los enganchadores de la red “gota a gota” en Yucatán.

Quienes siguen los pasos de esta red colombiana dicen que son varios millones de pesos todos los días, por lo que sería una forma de lavado de dinero que cobra auge en Yucatán.

Los operadores de “gota a gota” empezaron sus operaciones en Mérida en los mercados San Benito y Lucas de Gálvez. Prestaban a locatarios de estos mercados de $20,000 en adelante en condiciones de desventaja para los deudores porque debían pagar diario de 20% a 25% de interés por el monto entregado.

Cobros y despojos

No obstante la alta tasa de interés y la recaudación ilegal de dinero entre los locatarios, los cobradores de “gota a gota” dejaron sentir su fuerza y violencia con los que por algún motivo no pagaban a tiempo sus intereses y créditos.

No solo amenazaban, extorsionaban o golpeaban a los deudores, sino que tienen abogados que formalizan el despojo de la propiedad de los deudores.

Ya era tanta la violencia y abusos de los cobradores de la red “gota a gota” en los mercados meridanos, que los líderes sindicales de los locatarios y tianguistas ordenaron que no vuelvan a aceptar ningún crédito de los colombianos.

Entonces, los sindicatos reemplazaron a los agiotistas extranjeros y empezaron a otorgar créditos con las mismas facilidades y menor tasa de interés a sus socios.

Además, los sindicatos se organizaron de tal manera que cuando los cobradores querían ejercer violencia contra sus deudores, el sindicato entraba al auxilio y expulsaba a los operadores con la amenaza de detenerlos y entregarlos a las autoridades policíacas.

Los líderes de los mercados sabían que los extranjeros estaban en forma ilegal y que el desplazamiento de dinero tampoco era lícito, sino de dudosa procedencia.

Expansión de la red "gota a gota" en Yucatán

Como los sindicatos pararon el avance y control de la red “gota a gota” en los mercados municipales, los operadores colombianos buscaron otros nichos del agio en colonias y fraccionamientos, principalmente Ciudad Caucel y Las Américas, donde surgen pequeños negocios y es propicio para la colocación de préstamos y lavado de dinero.

De las colonias y fraccionamientos de Mérida, la red se expandió a Progreso, Motul, Tizimín, Valladolid, Kanasín, Motul, entre otras ciudades del interior del estado.

Ahí también ya fueron identificados por sus actos de violencia y la denuncia de los afectados permite desmantelar poco a poco esta red de la mafia colombiana.

Se informó que todas las policías municipales, agentes de la SSP y militares de la Guardia Nacional recibieron órdenes de sus superiores de auxiliar a la población yucateca que sea víctima de esta red “gota a gota” y sin dudarlo detengan a los extranjeros, primero para que el INM verifique su legal estancia en el país.

Segundo, para realizar una investigación internacional a fin de conocer sus nexos y tercero para su deportación por incurrir en actos prohibidos en el país.

Préstamos gota a gota cobran deudas México colombianos gota a gota Yucatán
Dos detenidos recientemente, en Kanasín. Cobraban deudas y se hacían pasar por colombianos (Foto oficial)

Como parte del combate a esta red “gota a gota” en Yucatán, el gobierno federal nombró a principios de mayo a Carmen Yadira de los Santos Robledo como delegada del Instituto Nacional de Migración en Yucatán.

El cargo lo asumió el 16 de mayo pasado, pero no con buenas expectativas para las autoridades locales y de seguridad porque la funcionaria federal ha afrontado denuncias y quejas de migrantes extranjeros durante su gestión como titular del INM en Tapachula, Chiapas y en Quintana Roo.

Ella fue directora de Chiapanecos en el Exterior y subsecretaria de Atención a Migrantes de la Secretaría para el Desarrollo de la Frontera Sur del gobierno federal.

En la información disponible en internet sobre su desempeño se señala que miles de migrantes vivieron “el peor de los infiernos” durante su gestión, además que es protegida de un alto funcionario de la 4T y cercana al presidente Andrés Manuel López Obrador.— MEGAMEDIA