Foro Megamedia

Elecciones en Yucatán 2024: Alianza PAN-PRI, ¿viable?

En la historia de Yucatán, el PAN mantiene una lucha constante con el PRI, por lo que una alianza sería poco viable, mientras que otros partidos cobran presencia en la entidad.
martes, 21 de junio de 2022 · 06:00

A diferencia de las señales que se ven en el escenario nacional, en Yucatán no se avizora con claridad una probable alianza formal de PAN y PRI en el proceso electoral de 2024, afirman observadores políticos.

Luis Alfonso Ramírez Carrillo, investigador de la Universidad Autónoma de Yucatán (Uady), hace notar que el PRI se enfrenta a una indecisión sobre el partido con el cual se debe aliar, pero en lo personal muchos priistas ya están haciendo alianzas con Morena.

En el caso del PAN, apunta, tendrá que evaluar si le conviene aliarse y con quién debe hacerlo.

En su opinión, el punto nodal será la designación del candidato o candidata presidencial de Morena, pues a partir de esa postulación vendrá en cascada un reacomodo de fuerzas.

PRI Yucatán, ¿debilitado?

Leticia Paredes Guerrero, también investigadora de la Uady, ve al PRI local debilitado y considera que su eventual alianza con el PAN en Yucatán irá de la mano con las decisiones que se tomen en el ámbito nacional.

No obstante, insiste en que una coalición PAN-PRI podría no ser del agrado de muchos panistas y priistas, por la trayectoria histórica de ambos partidos.

Freddy Espadas Sosa, investigador de la Universidad Pedagógica Nacional (UPN) y director de la Unidad 31-A de esa institución, coincide en que el priismo está disminuido, pero eso no significa que será barrido de la faz del Estado porque se trata de un partido con experiencia, estructura electoral y capacidad de resiliencia.

“Se ve muy difícil, mas no imposible, que el PAN yucateco acepte una alianza con el PRI en la contienda por la gubernatura”, subraya.

Los tres académicos, como ya hemos informado, participaron el fin de semana pasado en el foro virtual “La ruta hacia 2024: ¿qué pasará en Yucatán?”, auspiciado por Grupo Megamedia.

En nuestras ediciones publicamos amplios detalles de los conceptos que formularon durante el ejercicio de análisis, que fue transmitido en las diferentes plataformas digitales de Megamedia. 

A continuación, los puntos de vista que expresaron sobre las probabilidades de alianzas electorales en Yucatán con miras al proceso de 2024 y el papel que podrían desempeñar los partidos distintos al PAN y Morena (como en nuestras publicaciones anteriores, en yucatan.com.mx ofrecemos una versión más amplia de sus opiniones):

¿Es viable una alianza del PRI con el PAN en Yucatán?

Dr. Luis Ramírez.— El PRI se encuentra en una disyuntiva: no si debe aliarse, sino decidir con quién aliarse. Dudo que el partido como tal haga alianzas fuera de la que ya existe a nivel nacional con el PAN y el PRD, pero los priistas, a título personal, ya las están haciendo con Morena.

Víctor Caballero apoyando la candidatura de Verónica Camino dentro de Morena. Rolando Zapata en diálogo con la dirigencia morenista nacional por si existe la posibilidad de un éxodo, para tener una importante cuota de candidatos en distintas posiciones para Yucatán. Jorge Carlos Ramírez Marín y Emilio Gamboa digamos que están abiertos también al diálogo, etcétera. Al menos no están cerrados al diálogo.

El PRI como partido y un grupo de priistas, ya con el logo de su partido también, podrían ir en alianza con el PAN. Veremos una división: los priistas cobijados por Morena y otros en alianza formal con el PAN, como ya  hemos visto en el caso de Liborio Vidal, que —obvio— no es un candidato en estos momentos, pero está presente como candidato viable.

Todo dependerá de la fortaleza de Morena dentro de dos años, una vez que se sepa quién es su candidato presidencial. Yo creo que eso va a desatar en cascada las decisiones.

Y también, muy vinculado a esto, dependerá de las decisiones del gobernador (Mauricio) Vila y del PAN en el reparto y las negociaciones de candidaturas.

El PRI tiene la absoluta necesidad de aliarse, como partido, y los priistas la absoluta necesidad de buscar cobertura.

El PAN tendrá que evaluar si le conviene aliarse y cómo aliarse. Yo creo que definitivamente sí tiene que aliarse; estamos en un momento de coaliciones y de alianzas no solamente en México y en Yucatán, sino en todo el mundo, ante la crisis de los partidos tradicionales.

Entonces, el punto es cómo aliarse, con quién aliarse y en qué momento decidirlo. Aún es  muy pronto para saberlo, creo yo, porque veremos muchos cambios y el punto nodal es quién va a ser el candidato de Morena a la presidencia de la república. De allí vendrá en cascada un reacomodo de fuerza para todos los partidos políticos.

Una oposición debilitada

Dra. Leticia Paredes.— Vemos a una oposición debilitada, sobre todo si estamos hablando del PRI, del PRD... Vemos realmente a una oposición muy distinta a la de elecciones pasadas. Incluso a los llamados partidos pequeños se les veía con mucha fuerza.

Aun así creo que vamos a ver a una oposición con mucho movimiento, ya sea con salida o entrada de gente.

El PRD va a buscar aliarse con quien sea. Históricamente su aliado ha sido el PAN y pienso que en este caso no va a dejar pasar la oportunidad de hacerlo de nuevo, sobre todo si quiere mantener su registro.

Al PRI no lo veo todavía en una condición de perder el registro, pero sí tendrá muchos movimientos internos y también mucha obediencia en cuanto a los mandatos de su dirigencia nacional.

Sí veo que se pueda conformar una alianza nacional del PRI y el PAN que va a repercutir a nivel local. Más que una alianza local es algo que vendrá de lo nacional.

Movimiento Ciudadano, en oportunidad de crecimiento

Movimiento Ciudadano va a tratar de mantenerse como hasta ahora lo ha hecho y convertirse en una alternativa. En el caso de Yucatán, allá tenemos a la exgobernadora (Ivonne Ortega) como la principal cabeza del MC. Pienso que este partido será un espacio para muchos priistas que no quieren estar en la alianza con el PAN o pasarse al PAN, pero tampoco permanecer en el PRI.

Entonces, si algún partido pudiera crecer creo que será el MC. Va a salir bastante beneficiado y conseguirá algunos escaños (en el Congreso), a lo mejor de manera plurinominal. También puede conseguir algunas presidencias municipales.

Movimiento Ciudadano atraerá no a mucha gente pero sí a grupos importantes de diferentes partidos. Hasta gente del PRD que en algún momento no vea un espacio en la alianza con el PAN o con el PRI.

No podemos negar que hay partidos pequeños, por el número de militantes, que siguen siendo una parte representativa de la sociedad.

Tampoco deberíamos apostar nunca a que tengamos una única representación. Eso sería lo peor para nuestro sistema democrático. Debemos ver a estos partidos en sus diferentes momentos históricos como organizaciones que cumplen una función, porque representan a sectores diversos de la población y son importantes para una democracia.

Ya hemos vivido con un partido hegemónico durante muchos años, el PRI, y mal sería que tengamos otro, en este caso Morena, que es el que está avanzando.

Los otros partidos están cumpliendo un papel de representación de ciertos grupos de la sociedad, de grupos que ya no están conformes con el partido en el que estaban.

Se van convirtiendo también en espacios de chapulines que van de partido en partido. Que a lo mejor después no les va a gustar y se van a ir a otro partido, porque el modus vivendi de esos chapulines es la política, ya no el servicio al ciudadano.

El PRI sigue vivo en Yucatán

Dr. Freddy Espadas.— Yo no creo que el PRI vaya a ser barrido de la faz del Estado. Tiene experiencia, a pesar del redimensionamiento político que ha sufrido. Tiene estructura electoral, muy competente y reconocida, y capacidad de resiliencia.

A raíz de los resultados del 5 de junio y de los escándalos de corrupción que están salpicando a su principal dirigente nacional, el famoso Alito (Alejandro Moreno Cárdenas), su presencia política en la distribución del poder se va a reducir aún más, pasando a ocupar un espacio francamente marginal. Hay priismo disminuido, pero también hay priismo para rato.

Para la gubernatura, el PRI tiene dos grandes cuadros de reconocida trayectoria política y probada capacidad académica y parlamentaria. Me refiero al senador Jorge Carlos Ramírez Marín y a la ex gobernadora Dulce María Sauri. Esperemos que sus estrategas sepan aprovechar este capital político que aún les queda.

Por lo demás pienso que se ve muy difícil, mas no imposible, que el PAN yucateco acepte una alianza con el PRi en la contienda por la gubernatura.

Como ya señalaron el doctor Luis Alfonso (Ramírez) y la doctora Lety (Leticia Paredes), en la vieja tradición panista yucateca existe el imaginario, muy vigoroso, de la histórica lucha del PAN contra el dominio autoritario y hegemónico del PRI, especialmente su lucha consecuente y frontal contra el cerverato.

Sin embargo, es claro que en los tiempos actuales hay complicidad en el PAN con el PRI, pues sus gobiernos han solapado y encubierto los desmanes presupuestales cometidos por los últimos gobiernos estatales priistas.

Más viable una alianza PAN-PRD

Tal vez la alianza del PAN se vaya a dar con el PRD, que es más viable, toda vez que éste busca colgarse a quien sea para salvar su pellejo. No olvidemos que el PRD apoyó la candidatura de Patricio Patrón en 2001 y el entonces diputado Eduardo Sobrino le sirvió con creces a su gobierno.

Por otro lado, Movimiento Ciudadano está relativamente desprestigiado a nivel estatal, como dijo Lety, desde que el grupo de Ivonne Ortega tomó por asalto, como corsarios, su estructura local.

Según su sempiterno líder Dante Delgado, ellos le apuestan a ir solos a nivel nacional en 2024 y tal vez quieran replicar esa estrategia en Yucatán, aunque no sabemos cómo y con qué personalidades política lo harán.

En el caso del PRD, pues en realidad representa los restos de un barco hundido. Sus gerentes locales harán lo que tengan que hacer, se aliarán con el mismo demonio para salvar lo que queda de este organismo, sumido en la bancarrota política, ideológica y moral.

Siempre hablando del PRD, no sabemos si el exdiputado Eric Villanueva Mukul, actual director general del Indemaya, se ha pasado al PAN o se mantiene en las filas del sol azteca.

Eric ha sido candidato a gobernador y podría ser propuesto de nuevo en esta encomienda, pero no creo que se aviente. Seguramente buscará alguna otra posición al amparo de cualquier paraguas que le garantice llegar a ella.

Al PRD, como al PRI, le auguro una reducción de su presencia en la distribución del poder para 2024, quedándose también en una posición francamente marginal.

Más de