La semana hace 50 años

La Semana hace 50 años: padre yucateco con 17 hijos recibe un distintivo en Tampa

Reconocen a los mejores alumnos de tres especialidades del CUM. El yucateco Manuel Rodríguez Espinosa, “Padre del Año” en Tampa, Florida. Egresa la primera generación de la preparatoria del Colegio Mérida. Quintana Roo será durante 8 años zona de libre comercio
domingo, 3 de julio de 2022 · 00:30

Domingo 25 de junio de 1972: profesionales de Mérida celebran sus graduaciones

CUM.— Sesenta y cinco jóvenes estudiantes de bachillerato del Centro Universitario Montejo recibieron sus anillos de graduación de manos del arzobispo Manuel Castro Ruiz, durante la misa de acción de gracias que el Prelado ofició ayer a partir de las 19 horas en la parroquia de Itzimná.

Posteriormente, Jaime Orosa Díaz, en representación del rector de la Universidad de Yucatán, en lucida ceremonia que tuvo lugar en el Colegio Montejo, entregó a los nuevos bachilleres sus respectivos títulos. Se entregaron premios especiales por haber destacado en sus estudios, por la especialidad de Matemáticas, a Héctor Daniel Osorno Medina; por Biológicas, a Gonzalo Pantoja Moguel, y por Sociales, a Fernando Cervera Milán.

Alumnas del Colegio América que el 24 de junio de 1972 se graduaron de Contadora Privada: delante, Mirka Vallado Fajardo, Edith Garrido Palma, María Eugenia Barrios Ojeda y Elsie Pinelo Cabrera; en medio, Elsa Magaña Barrera, Elvira del Río Leal, Gladys Rivas Rosado, Patricia Novelo Rosado y Lina Aguilar López, y, detrás, Alicia Rivas Salazar, Yolanda Peón Domínguez, Milena López Escoffié y Perla Carrillo Baeza

COLEGIO AMÉRICA.— Treinta y dos nuevas bachilleres y 13 contadoras privadas recibieron anoche, en solemne ceremonia, el anillo de graduación después de una misa de acción de gracias. Trece bachilleres en Disciplinas Sociales, seis en Ciencias Económico-Administrativas, 13 en Ciencias Químico Biológicas y 13 Contadoras Privadas egresadas del Colegio América escucharon el mensaje que les dirigió el presbítero Ramón Bueno y Bueno. Terminada la misa, armonizada por un acoplado coro de alumnas, les fue entregado a cada una de las graduadas el anillo correspondiente, entonando todas las notas de la canción “Adiós al colegio”.

Egresadas del Colegio América en Disciplinas Sociales: Ileana Lara Espinosa, Beatriz Macías Ancona, Lourdes Castillo Patrón y Lilia Canto Evia; Estela Salazar Hernández, Marta Méndez Maldonado, Ofelia Rosado Hagar, Lízbet Castillo Corrales y Ligia Ruz Hernández, y Leticia García Maldonado, María Teresa Isaac Miranda y Cecilia Mancillas Bazán

(De “Diario de Yucatán” número 16,927)

Lunes 26 de junio de 1972: se lleva al cabo el primer Torneo Gogo

GOLF.— El Grupo 4 conquistó ayer el primer lugar del Torneo a Gogo, organizado por el Club de Golf “La Ceiba”, con “score” de 69 (3 bajo par). Integran el grupo Félix Mier y Terán Lejeune, Adolfo Peniche Pérez, Enrique Pasos Peña, Álvaro Montes de Oca y Melba Calero de Mier y Terán. En el segundo puesto se registró empate entre los grupos 1 y 3, con “score” de 70 (3 bajo par).

(De “Diario de Yucatán” número 16,928)

Martes 27 de junio de 1972: muere en la capital mexicana el periodista Gabriel Antonio Menéndez Reyes

ZONA LIBRE.— CHETUMAL (ACN).— Por acuerdo presidencial, todo el Territorio de Quintana Roo quedó convertido ayer en zona de libre comercio por espacio de ocho años, según anunció una comisión de tres secretarías de Estado y el gobernador de la entidad, David Gustavo Gutiérrez Ruiz.

Al anunciar el gobernador que el convenio tendría vigencia de ocho años —antes se prorrogaba anualmente el perímetro libre de Chetumal, Cozumel, Xcalak e Isla Mujeres—, manifestó que la medida vendrá a integrar definitivamente al Territorio y lo preparará económicamente para su condición de Estado.

Don Gabriel Antonio Menéndez Reyes, quien falleció el 26 de junio de 1972. Foto de Megateca

DECESO.— En la frontera de los 70 años, ayer a las 10 de la mañana dejó de existir en la capital de la República, donde radicaba desde hacía varios lustros, el veterano periodista don Gabriel Antonio Menéndez Reyes. La infausta noticia fue comunicada por la vía telefónica a sus hijos profesor Gabriel, Ofelia de López y Margarita, que residen en esta ciudad, quienes ayer mismo, en el avión del mediodía, se trasladaron a la metrópoli. Gabriel Antonio había nacido en Izamal, de donde eran oriundos sus padres (don Antonio Menéndez González y doña Concepción Reyes Domínguez) el 28 de diciembre de 1902.

Periodista por vocación y por temperamento, desde muy joven mostró esa afición e inclinaciones al editar a máquina artículos de ambiente escolar y tomar a su cargo luego la dirección de un pequeño semanario de la misma índole. Apenas salido de las aulas, casi autodidacta, desde 1919 abrazó francamente la carrera del periodismo.

Le sobreviven su esposa Ofelia González, hijos Antonio, Gabriel, César Augusto, Ofelia de López, Miguel Ángel, Margarita, Gabriela de Lira y Fernando José; hijos políticos Consuelo Gámez, Lila Noemí Molina, Luz María Romero, Luis Alfonso López Bernés, Ligia Palma, Ricardo Lira y Cordelia Álvarez; hermanos Miguel Ángel, Sofía de Aldana e Imelda de González; hermanos políticos Irma Menéndez Yenro, Enrique Aldana Ferrer y Antonio González Mendoza; nietos, primos y sobrinos.

(De “Diario de Yucatán” número 16,929)

Miércoles 28 de junio de 1972:  Colegio Peninsular despide a otra generación

VIDA ESTUDIANTIL.— Sesenta y cuatro escolares, entre mozas y muchachos del sexto año del Colegio Peninsular, dieron gracias durante una misa celebrada a las 7 de la noche de anteayer lunes, en la residencia del Maryknoll en Buenavista, por el éxito que firmó la nota final de su primaria.

La directora del plantel, profesora Clemencia Barredo López, les dio la bienvenida poco después, a nombre de los alumnos de secundaria, y les entregó sus certificados de estudios. Atuendos representativos de Rusia, Brasil, España, Hawai, México... en un escenario y ambiente pluricontinental se desarrolló el programa, sin faltar los trajes regionales. La entrega de los certificados epilogó esta fraternidad mundial.

(De “Diario de Yucatán” número 16,930)

Jueves 29 de junio de 1972: historia de un yucateco con 17 hijos en Tampa

PADRE DEL AÑO.— Manuel J. Rodríguez Espinosa, quien reside con su esposa Carmen Rodríguez y conocida y estimada familia yucateca en Tampa, Florida, fue electo padre del año en esa ciudad por el periódico “Tampa Tribune”, que publicó con tal motivo el domingo 18 el reportaje que transcribimos a continuación:

Cada día es día del padre para Manuel J. Rodríguez, un padre de 17 hijos que dice con una sonrisa: “Me gustaría tener 24”, mientras mira a su esposa Carmen, con quien contrajo matrimonio hace 29 años. Manuel Rodríguez pasará el día de hoy como cualquier otro, trabajando en la tintorería y lavandería que, con el tiempo, espera que sea suya.

No maneja solo el negocio, pues tiene muchos ayudantes, todos de su familia. Su esposa, que trabaja de 6 a.m. a 2:30 p.m. en una empresa que prepara comidas que se sirven en los aviones, lo sustituye en la lavandería a media tarde, y Manuel se va entonces a casa, a descansar hasta las 5 p.m., hora a que regresa a la lavandería para reemplazar a Carmen.

Manuel se queda en el negocio hasta las 9 de la noche y su esposa dedica el resto del día al hogar. En la casa viven 10 de los 17 hijos: cinco varones y cinco niñas. La familia gasta 100 dólares mensuales en comestibles, sin incluir el pan ni la leche. A juzgar por los rostros felices de su esposa e hijos, Dios ha sido bueno con Manuel Rodríguez.— Barbara Hunting.

(De “Diario de Yucatán” número 16,931)

Viernes 30 de junio de 1972:  acuerdos sobre el comité ejecutivo de la Federación Estudiantil Yucateca

ACUERDOS.— Como resultado de dos reuniones celebradas ayer, los directores de Educación estatal y federal, de la Normal “Rodolfo Menéndez de la Peña” y de 33 secundarias del Estado acordaron, con el apoyo indispensable del gobernador, declarar inexistentes los actuales cargos de dirigentes del comité ejecutivo de la Federación Estudiantil Yucateca. Así lo informaron anoche, en visita al Diario, más de veinte directores de secundarias, encabezados por el director de Educación Pública, Carlos Carrillo Vega. Otros de sus acuerdos fueron los siguientes:

  • Asumir cada director la responsabilidad de expedir credenciales, que serán completamente gratuitas, y convocar a elecciones, mismas que se efectuarán en presencia de representantes de la prensa y, cuando sea necesario, el poder público.
  • Solicitar al gobernador del Estado que la fuerza pública dé auxilio inmediato a las escuelas cuando lo soliciten sus directores o responsables temporales.

(De “Diario de Yucatán” número 16,932)

Sábado 1 de julio de 1972: Colegio de Mérida despide a su grupo de bachilleres

Silvia Rivas Gamboa, una de las 17 fundadoras de la generación de bachilleres del Colegio Mérida, recibe una medalla de manos de doña Iselda Menéndez Castro de Muñoz, en la ceremonia de graduación celebrada el 30 de junio de 1972. Atestigua la escena el doctor Jorge Muñoz Rubio. Foto de Megateca

COLEGIO MÉRIDA.— Diecisiete “forjadoras del ciudadano del año dos mil”, las diecisiete señoritas constituyentes de la primera generación de bachilleres del Colegio Mérida, se graduaron anteanoche en una velada de perfil y contorno familiar acentuado hasta convertirse en grata misión imposible de deslinde entre escuela y hogar.

La maestra de ceremonias, Paulina Rodríguez Garza, del segundo año de preparatoria, dio cuerda al reloj de la clausura de cursos, en la terraza del plantel, con la lectura de los nombres de las alumnas que por su “responsabilidad y cooperación” merecieron no solo el primero sino el único premio en cada salón de clase.

La directora María del Carmen López San Esteban, el director doctor Eduardo Laviada Arrigunaga, los presidente salientes de la sociedad de padres de familia, esposos doctor Jorge Muñoz Rubio e Iselda Menéndez Castro, y los entrantes Víctor Manuel Correa Rachó y Sara Mena Peniche de Correa, prendieron las medallas.

La puesta a punto de la convivencia fue el desfile de las graduadas hasta el semicírculo de sus 17 sillas en el estrado. Clarisa Menéndez Torre, del segundo de preparatoria, les dijo la despedida en un discurso envuelto al final con el pañuelo de las lágrimas, y Paulina accedió de nuevo al micrófono a leer los premios a las graduadas: Educación Física, Urbanidad, Cooperación, Sociabilidad y un recuerdo especial para las ocho que pasaron quince años en el colegio, desde el jardín de niños: Patricia Castellanos Gual, María Eugenia Manzanilla Campos, María Elena Muñoz Menéndez, Josefina Puig Espinosa, Silvia Rivas Gamboa, María Regina Rodríguez Garza, Patricia Tello Camino y María Luisa Tenreiro Alcocer. Gladys Medina Hadad, con acompañamiento de guitarra, con voz rica de matices, interpretó una canción suya, compuesta en estos días, dedicada a sus condiscípulas que se graduaban, de letra y melodía a tono con el buen gusto de ahora. El presbítero Álvaro García Aguilar las regaló con sentido poema suyo, descrito especialmente para ellas. Transcurrida la entrega de los diplomas, Nidia Rosa Molina López, en nombre de las graduadas, desgranó las emociones de la despedida al colegio, hogar donde encontramos no solo cultura sino un ambiente familiar.

(De “Diario de Yucatán” número 16,933)

Más de