Fuego en resguardo

La flama olímpica se quedará en el territorio japonés

Escrito en DEPORTES el
La flama olímpica se quedará en el territorio japonés La llama olímpica permanecerá resguardada en la ciudad japonesa de Fukushima, en espera de conocer la nueva fecha para los Juegos Olímpicos Tokio 2020, reprogramados para 2021, y entonces tener una ruta establecida para seguir con su recorrido por todo Japón. De acuerdo con medios locales, los organizadores de la ruta de la flama olímpica decidieron que este emblema se quedara en dicha ciudad hasta mayo, una vez que se conozca oficialmente la nueva fecha de la cita. La antorcha olímpica llegó a Japón el 20 de marzo pasado procedente de Grecia y cuando se planeaba iniciar su recorrido, este fue interrumpido por el Covid-19. “Se gestionará cuidadosamente para evitar la propagación del Coronavirus y se suspenderá si se junta una gran multitud”, informaron los organizadores en cuanto al recorrido de la antorcha. El Comité Organizador de los Juegos y el Comité Olímpico Internacional (COI), así como miembros de las 33 Federaciones Internacionales del programa olímpico, trabajan para definir la nueva fecha del máximo certamen deportivo en 2021, lo cual podría ser en abril próximo. Ayer, el grupo audiovisual japonés NHK dio a conocer que los organizadores han comenzado a definir algunas fechas y la que ha cobrado un poco de fuerza es de arrancar en julio del próximo año. La fecha inicial era del 24 de julio y al 9 de agosto de 2020. Ahora se maneja arrancar el 23 de julio de 2021.

La Villa es prioridad

Juan Antonio Samaranch, vicepresidente del Comité Olímpico Internacional (COI), aseguró que “la primera prioridad” de este organismo, una vez decidido que los Juegos de Tokio se aplazan de 2020 a 2021, “es resolver la disponibilidad de la Villa Olímpica”. Samaranch dijo que, por el cambio de fecha y el traslado a 2021, “será bastante complicado resolver” lo que necesita la organización, pues, además de la Villa Olímpica, en ese año hay programados “varios grandes eventos deportivos”. El vicepresidente del COI consideró que por estas premisas cree que hay que “descartar más aplazamientos”. “En 2022, todo sería más complicado: tenemos Juegos de Invierno en Pekín, el Mundial de Fútbol de la FIFA, otra serie de grandes eventos zonales... y eso, además de empeorar la disponibilidad de la Villa Olímpica”, subrayó. “Lo único que nos queda es seguir trabajando como hasta ahora; somos optimistas a pesar de las dificultades y nosotros vamos a seguir adelante para ofrecer unos grandes Juegos en Tokio, en 2021”, aseguró. Samaranch, sobre la decisión final de aplazar los Juegos, señaló que “inicialmente” el COI había “apostado decididamente por el mantenimiento de los Juegos en las fechas previstas, entre julio y agosto”. “Luego, a partir del empeoramiento de la situación sanitaria mundial, nos habíamos tomado un tiempo para decidir sólidamente entre tanta presión y nos dimos ese plazo de cuatro semanas”, explicó.