León da la vuelta al Atlas con un 3-2

Escrito en DEPORTES el

En día pasados, se habló de Camilo Vargas como un elegido para romper la sequía del Atlas, pues en Colombia lo hizo con el Independiente de Santa Fe. Este jueves un yerro suyo podría ser clave para que la maldición no se rompa.

El León, alentado por su gran afición, venció 3-2 al Atlas dándole la vuelta a un 2-1 que silenció a todos; para llegar con ventaja al partido de vuelta que se jugará el próximo domingo en el Estadio Jalisco.

El atlismo, tan necesitado de una gloria que lleva 70 años negándose, celebró primero en el partido de ida.
Frío todavía, el aparato defensivo de La Fiera se desentendió en un saque de manos y en un rebote la pelota le quedó a Luis Reyes.

El “Hueso”, quien volvió con los Zorros en gran nivel luego de estar en América y San Luis, le pegó con la derecha para hacer explotar a la afición tapatía que viajó y a la que lo vio desde la Perla. Contrario a lo que se hubiera esperado, tomando en cuenta que el Atlas llegó a esta instancia sobre todo por su orden defensivo; Diego Cocca jugó de tú a tú en una cancha complicadísima.

Se prenden los ánimos en casa


León no se encontraba en la cancha, pero siempre el talento es ese elixir que regenera la confianza cuando en lo colectivo no se anda. El chileno Víctor Dávila acomodó el cuerpo como los grandes y le metió todo el empeine a una bola que se incrustó en la esquina derecha del marco defendido por Camilo Vargas.

La anotación del andino prendió los ánimos en el Estadio León que lució cubierto de verde, excepto por una pequeña mancha rojinegra. Esa mancha volvió a vibrar en la segunda parte.


Una jugada un poco “atropellada” derivó en la segunda anotación del Atlas, de la mano —del pie, más bien— del goleador Julio Furch. Una definición de delantero poderoso que dejó viendo visiones a Rodolfo Cota.


El mazazo fue duro, pero no definitivo porque llegó esa jugada de la que hablamos al principio. Esas que suelen ser determinantes. Vargas fue durante toda la temporada el primer bastión rojinegro. Y este jueves, como el domingo pasado, falló de nueva cuenta.

Buscará el León la novena

Jean Meneses controló un balón por aire para meter un disparo que no tenía gran peligro… de no ser por el rebote que dio el arquero colombiano y que le quedó al ecuatoriano Ángel Mena. Con el 2-2, La Fiera tomó confianza y el Zorro nervio. Con algunos embates de los de Guanajuato, Víctor Davila fue determinante otra vez.

El chileno escapó en el área para ser detenido por un jalón, pequeño si así lo quieren definir, pero suficiente para ser marcado como penal por el árbitro central Luis Enrique Santander.

Mena, criticado por no aparecer en las finales, tomó la pelota y la clavó en el ángulo para hacer inútil la estirada de Vargas quien no pudo lavar su error previo. Anímicamente fue un batacazo el triunfo para La Fiera, pero nada está definido.

El Atlas y su gente tratarán de darle la vuelta a todo y romper esa sequía maldita. León de llegar a la novena. Que sea un buen partido