Tiger Woods, con dura recuperación

El golfista tiene fracturas en la pierna derecha

Escrito en DEPORTES el

El golfista tiene fracturas en la pierna derecha

En una carrera llena de regresos notables, Tiger Woods afrontaba la recuperación más dura de todas.

Woods conducía por un tramo empinado de carretera entre suburbios costeros de Los Ángeles cuando su camioneta chocó contra una señal, pasó por encima de un camellón y atravesó dos carriles en sentido contrario antes de rebasar una barrera y caer rodando colina abajo. El vehículo terminó sobre un costado en la ladera.

Las bolsas de aire se desplegaron. Un policía se asomó por un agujero en el parabrisas para ver a Woods, aún con el cinturón de seguridad sentado en el asiento del conductor.

El choque causó lesiones “significativas” en toda su pierna derecha que requirieron barras, clavos y tornillos en un “largo procedimiento quirúrgico” en el Centro Médico Harbor-UCLA.

Woods se fracturó los huesos de la tibia y el peroné en la pantorrilla derecha en varios puntos, indicó el doctor Anish Mahajan, director médico del centro médico. Esas lesiones se estabilizaron con una barra en la tibia. Otras lesiones en los huesos del pie y el tobillo requirieron tornillos y clavos.

Un comunicado divulgado en la cuenta de Twitter de Woods señaló que el golfista estaba consciente y recuperándose.

“Yo diría que el señor Woods fue muy afortunado por salir de esto con vida”, dijo el policía de Los Ángeles Carlos González, el primero en llegar al lugar del accidente después de que un vecino llamara al 911.

El doctor Joseph Patterson, cirujano ortopeda especializado en traumas, dijo que las heridas como las de Woods son las más habituales que se tratan en las salas de emergencias.

Patterson no trató a Woods y no quiso comentar específicamente sobre sus lesiones, pero dijo que el riesgo de infección es muy alta para los pacientes con fracturas que laceran la piel.

“El tejido queda expuesto a bacteria, polvo y vestimenta. El desenlace puede ser peor si el tejido se infecta”, dijo Patterson. Tales fracturas expuestas pueden requerir de múltiples cirugías para ser reparadas.

Alex Smith, quarterback del equipo de Washington en la NFL, sufrió una fractura similar en la parte inferior de una pierna tras ser derribado. Casi perdió la pierna por una infección, pero logró recuperarse y pudo disputar la pasada temporada.

“Como si su cuerpo no hubiera soportado suficiente”, dijo Jon Rahm, el golfista español que ocupa en la actualidad el segundo puesto del escalafón, desde la sede del Workday Championship en la Florida.

El percance, en el que no estuvo involucrado otro vehículo, constituyó otro revés para Woods, que en ocasiones pareció imparable en el campo de golf con sus 15 campeonatos major y sus 82 victorias del PGA Tour, que igualaron el récord del circuito.

Woods es una de las figuras deportivas más reconocibles en el mundo y a los 45 años sigue siendo el golfista que más atrae al público, pese a haber reducido sus participaciones en torneos después de nueve cirugías previas.

En 2008 ganó el Abierto de Estados Unidos con ligamentos desgarrados en la rodilla y dos fracturas por estrés en la pierna izquierda. Su vida personal implosionó en 2009 cuando se descubrió que tenía varias relaciones extramatrimoniales, pero regresó para ganar su galardón 11 como jugador del año del PGA Tour y llegar al número uno.

Después, tras cuatro cirugías de espalda que le dejaron casi dos años fuera del campo, ganó el Masters en abril de 2019 por quinta ocasión seguida, una victoria que sigue estando entre los grandes regresos del deporte.

Ahora la cuestión no es cuándo podrá volver a jugar —el Masters se disputa dentro de siete semanas— sino si Tiger podrá volver a caminar con normalidad y jugar contra los mejores.

El golf sin Woods, una realidad que parece cercana

Su médico ve poco probable que vuelva a jugar

Era un hecho que la Gira de la PGA se quedaría algún día sin Tiger Woods, simplemente por su edad. El hecho de que su pierna derecha haya quedado gravemente lesionada hace que esa realidad parezca más cercana.

Nadie en el mundo del golf parecía listo para vislumbrar el futuro de su mayor astro, quien tiene 45 años. Por ahora, solo hay alivio de que esté con vida.

“Escuchen, cuando Tiger quiera hablar de golf, hablaremos de golf”, dijo Jay Monahan, el comisionado de la PGA, en la sede del World Golf Championship en Florida. “Cuando alguien debe superar todo lo que él necesita superar, creo que cuenta con el amor de los golfistas y de todos los que estamos acá. Ese sentimiento surgirá en una gran forma y desde todo el mundo del deporte.

“Pienso que él sentirá esa energía, y pensamos que eso es en lo que todos deberíamos enfocarnos”.

Tiger se ha sometido a cinco cirugías lumbares en los últimos siete años. La más reciente fue en diciembre.

“Yo diría que, sin duda, es mucho muy improbable que él vuelva a ser un golfista profesional después de esas lesiones”, dijo el doctor Michael Gardner, jefe de traumatología ortopédica en el Centro Médico de Stanford. “Su edad, sus múltiples problemas de espalda hacen que este camino vaya a ser muy largo si es que decide volver a su nivel anterior”.

Detalles

¿Puede el golf continuar sin el jugador que más ha podido fomentar su crecimiento?

Aporte al deporte

Su triunfo en el Masters de 1997 elevó a niveles nunca antes vistos el interés por el golf. Woods era más que el primer golfista de herencia negra que se había ceñido la chaqueta verde otorgada al campeón del certamen.