DEPORTES

Los partidos de vuelta de la Liga Estatal, de pronóstico reservado

Escrito en DEPORTES el

Difícil dar por muerto a un equipo en fase de liguilla, así que para este fin de semana los cuartos de final de la Liga de Primera Fuerza Estatal deben sacar chispas. Al menos, en los de ida hubo una explosión de júbilo en todos los estadios.

La Liga determinó que tres de sus cuatro partidos se jugarán el sábado, Halcones SSP contra Potros de Homún, Deportivo Dzan ante Real Ernita y Zapateros de Ticul recibiendo a los Brujos de Deportivo Subín. La ronda de cuartos se completará el domingo con la batalla entre Potros Muna y Alacranes de Sinanché.

Ni los superlíderes Halcones deben sentirse seguros cuando reciban a los Potros de Homún en la vuelta, el sábado a las 4 de la tarde en el campo “Iches” Burgos de Chuburná. Cierto que los emplumados van a casa con ventaja de 1-0 y fueron el equipo de más goles marcados y menos recibidos, pero los homunenses tienen herramientas para revertir el marcador.

Los dos tendrán bajas clave en sus ataques: Homún no contará con Sebastián “Chocolotao” Rivera y los policías con Jonathan Silva, autor del tanto del triunfo en la ida.

Ni se diga del agarrón que habrá mañana en el “Manuel ‘Pelele’ Coello” de Ticul, donde los Zapateros, heridos en lo deportivo y el orgullo (se dijeron muchas cosas de ellos en sus partidos previos), deberán remontar el 3-2 que logró el sorprendente Deportivo Subín en la ida en “Paraíso Antiguo”, de donde además salió expulsado José “Polaco” Ortega, quien se perderá el choque sabatino.

Los Brujos llegaron a la fase de liguilla en plan grande, yendo desde abajo y calificando con el último boleto. Ahora están cerca de llegar a las semifinales.

Para Real Ermita, como para todos los finalistas, será una prueba de fuego lo que les viene en puerta: ir a la caldera en que se convierte el Campo Pick, la casa del Deportivo Dzan.

El 1-0 que logró la Pandilla en la ida no se ve para nada definitivo, pero ventaja es ventaja y los de Roque Ferreiro deberán aplicarse bien en todas sus líneas. Cuidar el marco será fundamental, pero ir en busca de más goles será necesario. De Dzan, es de sobra conocido cómo se crece en las finales y los dirigidos por el “Paisa” Casanova se irán con todo en busca del empate.

El partido Ticul-Subín arrancará a las 4 de la tarde y el silbatazo inicial del Dzan-Ermita se dará quince minutos después.

El cuarto partido de esta ronda se programó para el domingo. Y el tercer equipo sureño en los cuartos de final, Potros Muna, tendrá la obligación de ganar para al menos forzar la prórroga, tras que en la ida los Alacranes de Sinanché sacaron el triunfo por la mínima.

“¿Favoritos? Imposible hablar de eso. Ni los líderes están seguros”, dijo Andrés Ojeda Espinosa, presidente del circuito, quien expresó que en los duelos de ida “se vio un alto nivel de juego y hubo mucha expectativa entre los aficionados”.

Los cuatro encuentros registraron asistencias de más de mil aficionados, a pesar de las inclemencias del clima.

Ojeda Espinosa manifestó también que se exhortó a los oficiales del Colegio de Árbitros de Yucatán a brindarse como han hecho, especialmente en esta etapa de liguilla. “No mano dura, sino una correcta aplicación de la regla. Y que los jugadores entiendan. Hay mucho roce, así son las finales”.

Y la mesa parece puesta para que las semifinales sean con fuerte sabor sureño.— GASPAR SILVEIRA MALAVER