Deportes

Firme en el césped

domingo, 3 de julio de 2022 · 01:30

Tras dos partidos irregulares, Rafael Nadal ajustó, se puso a punto e hizo su mejor partido de este Wimbledon al vencer a Lorenzo Sonego, 6-1, 6-2 y 6-4.

El español, que venía de perder sets con rivales inferiores como el argentino Francisco Cerúndolo y el lituano Ricardas Berankis, mejoró el nivel ante Sonego.

“He jugado mal”, dijo tras ganar a Berankis. “Pero esto me da la oportunidad de jugar bien el próximo partido”. Y cumplió su palabra. Vaya si la cumplió.

Los 27 minutos que duró el primer set dejaron sin color a Sonego, desfondado. No por el cansancio de una batalla inclinada completamente, sino por su incapacidad para encontrar soluciones ante la rectitud del español. Solo dos puntos perdidos al servicio, dos roturas al italiano y casi el triple de puntos ganados.

Nadal estuvo en un nivel alejado de la realidad de los otros días y cercano a su mejor nivel en esta superficie. Los números no hacían justicia a su superioridad. Había que verlo para creerlo. De largo, su mejor partido en años en hierba. Como si jugara en tierra batida de color verde.

La inferioridad de Sonego fue tal que buscó la táctica fuera de la pista. Durante el último set comenzó a quejarse de problemas de visión por falta de luz y consiguió, con 6-1, 6-2 y 4-2 que el supervisor autorizase cerrar el techo. Una petición a la desesperada que le funcionó para ganar los dos siguientes puntos y crear un pequeño desencuentro con el español, debido a un grito de Sonego mientras la pelota estaba en el lado de Rafa.

Nadal, por décima vez en los octavos de Wimbledon, se enfrentará por un puesto en cuartos de final al holandés Botic Van de Zandschulp, al que ya derrotó en Roland Garros. El neerlandés se impuso en cuatro sets a Richard Gasquet y, en la mejor temporada de su carrera, pisa octavos de Wimbledon por primera vez en su carrera.

Revés inesperado

La polaca Iga Swiatek, número uno del ránking, invicta desde febrero, lucía imbatible después de ganar 37 partidos y seis torneos seguidos.

El césped nunca le ha resultado tan cómodo a Swiatek como otras superficies, y sus errores provocaron su eliminación en la tercera ronda al caer ante la 37a. del ránking Alize Cornet, 6-4 y 6-2.

“Yo vivo para esta clase de partido, me entreno para esto todos los días”, dijo Cornet. “Es lo que me impulsa. Sabía que podía lograrlo. De alguna manera estaba convencida.”

Ninguna mujer había ganado 37 partidos seguidos desde que Martina Hingis tuvo una racha de 37 en 1997.

Pero desde el inicio pareció que no sería buena jornada para la campeona del Abierto de Francia.

“No sabía qué hacer”, expresó.

Swiatek, que normalmente es tan precisa con sus golpes y serena en su actitud, no parecía sentirse cómoda en ninguno de los dos sentidos. Después de errar una devolución con un derechazo, se golpeó la puntera de su tenis derecho con la raqueta.

En otros resultados, Nick Kyrgios venció al cuarto sembrado Stefanos Tsitsipas en un desenfrenado duelo en la tercera ronda por 6-7 (2), 6-4, 6-3 y 7-6 (7).

El chileno Cristian Garín llegó a la 4a. ronda de Wimbledon por segundo año consecutivo al vencer al estadounidense Jenson Brooksby, preclasificado 29o., 6-2, 6-3, 1-6 y 6-4.

Cuatro estadounidenses pasaron a la ronda de 16 después de las victorias de Taylor Fritz y Brandon Nakashima, quienes se suman a Frances Tiafoe y Tommy Paul.— EFE Y AP

Otras Noticias