in

El Tour de Suiza y el de Flandes, dos éxitos totales

Una prueba que se ha llevado al cabo virtualmente en el concierto internacional de ciclismo

El ciclismo es uno de los deportes que mejor se ha adaptado a la cuarentena y el confinamiento y, junto con el “running” y los ejercicios caseros de fuerza y tonificación, uno muy popular entre deportistas de todas las edades y condiciones.

Para el deportista de élite, la posibilidad de entrenar mediante simuladores o realidad virtual es un gran avance en su preparación para regresar a la actividad de primera línea de batalla.

La utilización de plataformas especiales para la práctica de esta modalidad deportiva están en auge. Cada vez hay más aplicaciones que miden la actividad además de infraestructura para rodar y programas que te permiten estar como en un simulador activándolo con tu propia fuerza física.

Gracias también a las redes sociales, es posible realizar retos con miles de participantes como si se realizara una carrera clásica o una contrarreloj.

Un ejemplo de ciclismo virtual lo encontramos en el reciente Tour de Flandes, el cual se realizó el pasado 5 de abril y cuyo ganador fue el belga Greg Van Avermaet, del equipo CCC.

El deportista se impuso sobre un recorrido de 30.1 kilómetros, que incluyó las poblaciones de Kruisberg, Oude Kwaremont, Paterberg y Oudenaarde, todo ello por medio de la plataforma online de simulación Bkool, la cual es compatible con la mayoría de marcas de bicicletas estáticas del mercado. Otro belga, Oliver naesen, del equipo Ag2r La Mondiale, fue segundo a 20 segundos del ganador; y tercero, el irlandés Nicolás Roche, del Sunweb.

Los 30.1 kilómetros del recorrido virtual están lejos de los 266 kilómetros de recorrido que tiene la clásica, misma que se logra completar en unas seis horas.

Otra carrera que se realizó virtualmente fue la “Digital Swiss 5”, una especie de Tour de Suisse, del 22 al 26 de abril. 19 equipos profesionales formaron parte del magno evento, el cual contó con la participación individual de cliclistas de todas esas escuadras desde su casa.

La carrera se realizó por medio de la plataforma Rouvy, especializada en ciclismo en pista y con rutas variadas y realistas.

Durante los cinco días, los equipos, formados por tres profesionales cada uno, mezclaron recorridos entre escenarios planos y montaña.

Generan dudas las finanzas de Pemex