in

A 66 años del primer rugido

Foto: Megamedia

Los Leones de Yucatán celebran otro aniversario

Hace 66 años, un sábado 17 de abril de 1954, se comenzó a escribir la historia de la pelota en la región.

Los Leones de Yucatán debutaban en la Liga Mexicana de Béisbol con un triunfo 8-0 sobre Nuevo Laredo, enmarcado por una joya de José “Indio” Peraza en el Parque Carta Clara.

Foto: Megamedia

Han sido tres las etapas de los Leones en la pelota profesional de México, en las que se han convertido en una novena de tradición.

Yucatán jugó por primera vez de 1954 a 1958, obteniendo su primer título en la temporada 1957 al terminar en la cima del standing general. En 1959 la franquicia cambió de sede para pasar a ser los Rojos del Águila.

En 1970 el mejor béisbol en México volvió a Yucatán para formar parte de la recién creada Zona Sur, jugando hasta 1974 antes de mudar la franquicia a Villahermosa.

Los Leones volverían a aparecer en 1979, logrando crear a partir de ese momento toda una cultura que se ha expandido a lo largo de los 41 años donde han jugado ininterrumpidamente en la Liga Mexicana de Béisbol.

Cuatro campeonatos

Yucatán alzó el cetro por primera vez al quedar en primer lugar de la tabla en la temporada 1957, guiados por el manager Oscar “Barriguilla” Rodríguez, y teniendo a jugadores a William Berzunza, Jesús “Chucho” Rejón, “Cuco” Toledo, “Chino” Wong, Julio Moreno, José Nakamura, Romeo Cadena, René Solís, Edrick Kelman, Orlando Leroux, Olmedo Suárez, Luis García y Zacarías Auáis.

Hablar de 1984 es mencionar siempre al mánager Carlos Paz, quien con su peculiar estilo metió de último momento a los Leones de Yucatán a la postemporada. Ken Angulo y Fredy Arroyo fueron los pilares en el montículo para eliminar a los Diablos Rojos del México por la limpia en la primera ronda, luego pasarían sobre los Tigres Capitalinos en la siguiente fase, y finalmente se coronarían Campeones al derrotar a los Indios de Ciudad Juárez en la Serie Final.

La tercera corona llegó de una manera espectacular y muy similar a lo que había sucedido 22 años antes. Dirigidos por el boricua Lino Rivera, los melenudos clasificaron a la postemporada como el cuarto invitado y consiguieron vencer a los Diablos Rojos del México en la primera ronda de playoffs, luego dejaron atrás a los Tigres de la Angelópolis, y en la Serie Final le pegaron a los Sultanes de Monterrey con cuadrangular de Jesús “Jesse” Castillo para alzarse con el título, ese equipo tenía una base mexicana destacando Oscar Rivera, Héctor Castañeda, Luis Arredondo, Oswaldo Morejón, Luis Borges, Oswaldo Verdugo y Salvador Arellano.

En la temporada Primavera 2018 los Leones dirigidos por Roberto "Chapo" Vizcarra conquistaron su cuarto título y alzaron la Copa Zaachila al superar a los Sultanes de Monterrey en la Serie del Rey, siendo el primer equipo en la historia que ganaba sus cuatro juegos como local. En la primera ronda de playoffs pasaron sobre los Bravos de León y en la Final del Sur dejaron fuera a los Tigres de Quintana Roo con un equipo conformado por los nuevos ídolos de la afición como Yoanner Negrín, Luis Juárez, José Juan Aguilar, Leo Heras, Sebastián Valle, Walter Ibarra y Humberto Sosa.

Dos cuevas

El parque Carta Clara fue la casa de los Leones de Yucatán de 1954 a 1981.

Inaugurado el 17 de abril de 1954 con una capacidad para 9,000 aficionados, aunque el 19 de marzo de 1970 se registró una impresionante cifra de 14 mil espectadores que fueron testigos del retorno de las fieras a la LMB, teniendo como invitados especiales al yanqui, Joe DiMaggio, y al Alto Comisionado de MLB, Bowie Kuhn.

La actual casa de los Leones de Yucatán, el Parque Kukulcán, fue inaugurada el 23 de marzo de 1982.

Ha sido sede del único juego perfecto en la historia de la postemporada, tres campeonatos y sensacionales hazañas. Desde el 2015 a recibido constantes remodelaciones para seguir siendo uno de los mejores escenarios para disfrutar el béisbol, ahora con capacidad para 14,917 personas.

Síguenos en Google Noticias

Editorial

¿Nace o se hace?

Cartón de Tony: Aplausos poco pertinentes