in ,

Recuerdos de aniversario

A once años de la corona de Liga del Mérida FC

Once años se fueron en un abrir y cerrar de ojos para el fútbol yucateco. Y es que parece que fue ayer cuando el Mérida FC, los Venados construidos por Arturo Millet Reyes, se proclamaron campeones del Torneo Clausura 2009 de la Primera División A. Fue ese el último gran logro del balompié yucateco a nivel profesional. De allí, pese a esfuerzos, nuevas administraciones y deseos enormes, no se alcanzó nada más.

Los Venados que en ese torneo dirigió David Patiño fueron al Estadio Caliente de Tijuana a aguantar el 1-0 sacado en la “ida” para alzar el trofeo, haciendo que crezca el sueño de ascender a la Primera División.

No se pudo alcanzar la última meta. Y tampoco queda la opción de hacerlo porque desapareció el ascenso en una medida adoptada hace semanas por la Liga.

Queda, pues, vivir de ese recuerdo imborrable. “¡Cómo pasa el tiempo! Buenos recuerdos y experiencias”, destaca Millet Reyes al hablar de ese acontecimiento que paralizó entonces al fútbol yucateco.

Jugadores como “Parejita” López, Sonny Guadarrama, Carlos Cariño, Antonio Landa, Luis “Chuleta” Orozco, con extranjeros de excelente calidad como Federico Mancinelli, Diego Olsina y Nicolás Saucedo, y jóvenes como Yasser Corona, Daniel Alférez e Ismael Pineda se brindaron en grande para esta coronación, segunda del fútbol yucateco en la categoría (la primera, diez años antes con los Venados de don Efraín Lugo Ricalde).

Fue parte de la coronación de un sueño que los hermanos Millet Reyes, Arturo y Mauricio, habían iniciado en la temporada 2003, su incursión inicial en la Primera División A.

Antonio Landa, quien también fue campeón de la categoría y subió a Primera jugando para el Puebla (2007), recuerda con emoción esos momentos vividos en 2009. De hecho, a partir de jugar ese torneo con el Mérida estableció su residencia en Yucatán.

“Fue algo muy bonito, intenso. En sí todo lo del juego de ida y vuelta, desde que ganamos acá, 1-0, y en Tijuana el empate a ceros que nos dio el triunfo, y con 10 hombres desde el primero tiempo”, resalta el actual baluarte del Deportivo Dzan en la Liga Estatal de Primera Fuerza.

Ahora se viven otros tiempos y hay nuevos proyectos, como la Liga de Desarrollo que los altos mandos del fútbol mexicano implementaron, lo que desapareció el ascenso.

Por ello quizá recordar la efeméride tuvo sensaciones agridulces para Landa. “Ahora que no hay ascenso, a mí punto de vista, matan la competencia por el derecho a la máxima categoría”.

Landa y otros más recordaban en sus redes sociales el acontecimiento de 2009. En el tramo de once años, ha encontrado en esta región una zona ideal para vivir.

“Me quedé a vivir acá, me casé con una yucateca y mis hijos igual son yucatecos”, comenta el esposo de Lynette Salinas Medina y padre de Mauro y Mateo.

“La verdad es que estuve en muchos lugares, pero Mérida es de los más lindos sin, menospreciar otros lados”, dice Antonio, quien también tenía su rol clave hasta hace poco en el ascenso, pues trabaja en el staff de los Venados FC y es entrenador del club.

Cada noche de juego estaba, radio en mano, listo para ir de un lado a otro en la cancha del “Carlos Iturralde Rivero”, donde once años antes fue parte de la última gesta del fútbol profesional yucateco.— GASPAR SILVEIRA MALAVER

Denunciarán a Saidén Ojeda por omisiones

Ahora hay “dos epidemias”