in ,

Apaleados, caen de la cima

Leo Heras toca la bola

Los Leones, sin bateo ni pitcheo en Campeche

Por segunda noche seguida, el equipo con el mejor pitcheo de la Liga Mexicana se fue al hotel con once carreras a cuestas. Y no, no jugaron los Leones de Yucatán en Puebla o Ciudad de México.

Las fieras, que tuvieron su mejor racha en el año hace una semana, tendrán ahora que navegar a contra corriente para poder remontar, tras caer anoche 11-2 ante los Piratas de Campeche, en el Estadio “Nelson Barrera”.

La derrota hizo que los melenudos cayeran de la cima de la Zona Sur en la segunda mitad, pues se combinó con la victoria de los nuevos líderes, los Tigres de Quintana Roo, ante los Olmecas de Tabasco.

Yucatán tendrá que olvidar la racha de nueve victorias para tratar de salir del bache de cinco derrotas en sus últimos siete desafíos.

Las cosas van saliendo mal casi en todo, tras dos semanas en que brilló casi todo. Ayer el bateo comenzó bien pues Art Charles conectó cuadrangular en la segunda entrada, pero de allí hasta la novena entrada, no pudieron hacer nada de daño ante el pitcheo de Alexis Candelario y los relevistas.

Y todo lo contrario fue el pitcheo de los Leones. Jesse Estrada inició de forma sólida y colgó tres argollas seguidas. En la cuarta los bucaneros empataron y en la quinta, en uno de los peores momentos de las fieras, aceptaron un gigantesco racimo de diez anotaciones.

El maratón de más de media hora hizo que quince piratas pasaran por la caja de bateo para batear diez hits, con un jonrón de Paul León de tres anotaciones como cañonazo estelar. Cuatro sencillos y cinco dobles se unieron con una base, un pelotazo y dos “wild”. Carlos Mendívil (dobles) y Jason Atondo (sencillos) dispararon a dos inatrapables en esa entrada.

¿Y la ofensiva yucateca?

Pues así como fallaron los abridores (Negrín y Estrada explotando antes de la quinta), los artilleros están apagados. En dos juegos llevan apenas cinco carreras y 12 hits, por 22 anotadas y 26 incogibles de sus rivales.

Jonathan Jones tuvo jornada de descanso y Leo Heras bateó de primero, pero sin fortuna y se fue de 5-0. En lo colectivo, dejaron a 10 en base y se fueron de 9-1 con gente en posición de anotar.

Hoy, habrá doble cartelera desde las 2 de la tarde. A los Leones les urge salir bien librados.— Gaspar Silveira

“No le temo a nada”: vende hamburguesas del puente donde colgaron a 9

Vuelven a sonreír