in ,

Dividen honores: Los Leones ganan el primer partido y caen después

El italiano Alex Liddi ve pasar la bola en actividad del segundo partido ante los Guerreros de Oaxaca

Los Leones de Yucatán dividieron honores ayer en el arranque de la serie ante los Guerreros de Oaxaca.

Salir a mano en doble cartelera puede verse positivo, más si es de visitante. Así, de un lado los melenudos podrían darse por bien servidos tras ganar 7-1 el primero y perder el segundo 2-0, en el “Eduardo Vasconcelos” de la Verde Antequera.

Lo que puede verse preocupante, siguiendo los números, es que no se embalan. Desde su racha de seis triunfos no han hilado éxitos, y se debe en gran parte a su bateo, o a su falta de bateo, para mayor explicación.

Tras batear 12 hits y anotar siete carreras (las anotaciones en dos actos) en el duelo inicial, los Leones volvieron a verse chatos al ataque en el que cerró jornada.

Cuatro lanzadores de los belicosos, el peor equipo en casi todo en la Liga Mexicana, se combinaron para atar a las fieras en tres hits para propinarles su segunda lechada en tres encuentros.

En el primero volvió al line up Sebastián Valle, pero no apareció en el segundo, en el que, quizá forzado por las circunstancias (lesiones o descansos), el piloto Gerónimo Gil tuvo que hacer uso en la segunda parte del line up de jugadores que no han respondido a la expectativa. Fernando Pérez se fue de 2-0 y su porcentaje cayó a .171, Norberto Obeso de 3-0 para irse a .109, y Marco Jaime de 2-0, bajando a .077.

Ayer en el segundo tampoco la parte alta respondió. Los tres primeros se fueron en grupo de 9-1 (sencillo de Yadir Drake).

Y así no hay pitcher que pueda ganar, pese a buenas actuaciones como la que tuvo Dalton Rodríguez, quien se lució lanzando para tres hits, una carrera, cuatro ponches y cero bases por bola en cinco actos y un tercio.

Prácticamente todos los integrantes de la rotacion, y los relevistas, han estado a la altura. Queda claro que no solo es pitcheo el béisbol.

Oaxaca hizo sus dos carreras en la sexta y logró apenas su quinto triunfo en la campaña (por 16 reveses). Ningún enemigo es pequeño, ni en nóminas, plazas, ni mucho menos en el diamante.— GASPAR SILVEIRA

PÁGINA 2

La primera cita Biden-Putin, con frutos positivos

Denuncian revanchismo: No reciben en Río Lagartos respuesta de edil panista