in ,

La ofensiva cervecera decae en los playoffs

El mexicano Luis Urías

El pítcheo rescata otro año brillante de Milwaukee

Los Cerveceros de Milwaukee alcanzaron por cuarto año en fila los playoffs —algo inédito en la franquicia— y presumen de tener la mejor rotación de las Grandes Ligas, lo que los podría ayudar a extender esa racha.

Pero la derrota ante los Bravos en la serie divisional de la Liga Nacional, reveló que quizá necesitan mejorar su alineación si desean disputar la Serie Mundial por primera vez desde 1982.

Con un róster que por momentos sufrió para anotar carreras durante la temporada, Milwaukee apenas anotó un total de seis en la serie de cuatro juegos. Los Cerveceros no anotaron en 33 de 36 innings en los playoffs.

“Tenemos a los mejores lanzadores de las Grandes Ligas, creo”, reconoció el primera base Rowdy Tellez el martes, después de que los Cerveceros fueron eliminados al caer 5-4 ante Atlanta en el cuarto juego. “Creo que después de esta derrota, ha sido difícil. Es devastador”.

Los Cerveceros ganaron 95 juegos y asumieron el liderado definitivo de la división Central de la Liga Nacional en junio, pero la franquicia que nunca ha ganado la Serie Mundial sigue acumulando frustraciones.

Milwaukee quedó a un juego de alcanzar la Serie Mundial en 2018 antes de perder en el séptimo choque de la serie de campeonato en casa ante los Dodgers de Los Ángeles. Desde entonces los Cerveceros no han ganado ninguna serie de playoffs.

Los Cerveceros tenían razón para creer que podían llegar lejos en la postemporada este año debido a que su rotación incluye al candidato Corbin Burnes (11-5, 2.43 de efectividad), Brandon Woodruff (9-10, 2.56) y Freddy Peralta (10-5, 2.81). Burnes es uno de los aspirantes al premio Cy Young de la liga.

“Todos esos chicos dieron un paso adelante”, dijo el mánager Craig Counsell. “Y quieren esa etiqueta, de lo que ganaron este año y se lo merecen. Y creo que no dejarán de insistir para alcanzar el siguiente nivel”.

Sus lanzadores fueron lo suficientemente buenos para ayudar a los Cerveceros a quedarse con el título divisional sin mucho bateo. Se ubicaron en 27 de 30 equipos en promedio de bateo (.233), aunque fueron duodécimo en carreras anotadas (738).

Los Bravos expusieron las limitaciones del orden ofensivo en la alineación de Milwaukee, dejando a los pitchers con escaso margen de error. Cuando Freddie Freeman de Atlanta conectó el jonrón que romper el empate frente al estelar cerrador Josh Hader en la octava entrada del cuarto juego, los Cerveceros no tuvieron respuesta.—AP

 

Síguenos en Google News, da clic AQUÍ .

México vence 2-0 a El Salvador

México vence 2-0 a El Salvador y lidera la eliminatoria rumbo a Catar

Dimitrov manda a casa al favorito de Indian Wells