in ,

Mancini evita la barrida para Baltimore

Austin Hayes (21)

Rompe el empate ante Boston con un cuadrangular

Trey Mancini rompió el empate con un cuadrangular y más adelante empujó la carrera del seguro, Jorge López y cuatro relevistas — incluido César Valdez — se combinaron para lanzar pelota de cuatro hits y los Orioles de Baltimore derrotaron 4-1 a los Medias Rojas de Boston.

Los Orioles habían perdido sus primeros seis juegos en casa ante los Medias Rojas esta campaña y evitaron la barrida en la serie de cuatro compromisos. Es la primera vez que el equipo local gana uno de los 10 enfrentamientos entre ambas novenas esta temporada.

Boston aún posee el mejor registro de Grandes Ligas (22-14) y la mejor marca como visitante (12-5).

El bullpen de Baltimore se combinó para lanzar tres innings y un tercio en blanco, retirando a los 10 enemigos que enfrentó. Tanner Scott (2-2) ponchó a su único rival para completar el sexto episodio, Travis Lakins Sr. y Paul Fry retiraron innings en blanco y César Valdez laboró el noveno rollo para su octavo salvamento.

El dominicano, exlanzador de los Leones de Yucatán, llegó a ocho salvamentos en la temporada (tiene dos victorias) con un porcentaje de carreras limpias de 1.23.

Mancini puso a los Orioles al frente 2-1 con un tablazo a jardín central ante el relevista Matt Andriese (1-2) para abrir la sexta entrada.

Andriese seguía en la loma cuando Cedric Mullins abrió la octava con un triple a jardín izquierdo, un batazo corto que rebotó dos veces en el guante del torpedero Xander Bogaerts.

Dos hombres después, el sencillo de Mancini amplió la ventaja a 3-1 y el elevado de sacrificio de Freddy Galvis llevó al plato la última carrera de Baltimore.

Paliza de los Rojos

Tyler Naquin conectó cuadrangular y produjo cuatro carreras, Tucker Barnhart sonó doblete de dos anotaciones durante un ataque de seis en la cuarta entrada y los Rojos de Cincinnati aplastaron ayer 14-1 a los Piratas de Pittsburgh.

Naquin disparó su cuadrangular de tres anotaciones en la séptima entrada, un batazo que se impactó contra el poste de foul de jardín derecho y colocó la pizarra 11-1. También pegó un doblete productor en el cuarto capítulo.

El doblete de Barnhart entre jardín izquierdo y central fue el golpe crucial en el cuarto inning, en el que los Rojos quebraron el 1-1. Nick Senzel coronó el ataque con sencillo de dos anotaciones.

Alerta por los apiarios ilegales

Luz verde a aficionados en estadios