in ,

Respira Houston

Foto: Megamedia

Reacción de los Astros haciendo varios ajustes

Primera cosa rara: José Altuve pasó de segundo a tercer bate. ¿Segunda? los Astros hicieron lo que el mánager les había sugerido desde la noche anterior: “Relájense y ganen primero un partido, luego piensen en lo demás”.

Y las Rayas de Tampa Bay, que siguen siendo un rival muy incómodo, de mucho cuidado, guardaron las escobas al ser víctimas de la mejor versión de los Astros de Houston en la Serie de Campeonato, 4-3, en el Petco Park de San Diego.

Altuve estuvo sereno en la segunda base y en la caja de bateo se voló la barda en el primer episodio y tuvo un doblete remolcador de otra carrera para apoyar a un dominante Zack Greinke, quien trabajó seis episodios cerebrales. Y George Springer también se llevó la cerca, un panorámico cuadrangular de dos registros que a final de cuentas decidió el juego.

Con derrotas en los primeros tres duelos de una Serie de Campeonato que no veía a Houston encontrar el sendero de la tranquilidad, los Astros estaban más que obligados a ganar ayer. Solamente un equipo se ha levantado de un 3-0 en postemporada, Boston en 2004.

Luego de cometer dos errores fundamentales en el Juego 3, Altuve era blanco de críticas. Pero lo que no ha dejado de hacer es batear, y ayer lavó sus pifias.

En el lado contrario, las Rayas pasaron apuros ante las pelotas lentas que les mandaba un Greinke con cara de hierro. Lo ayudaron a la defensiva sus compañeros. Y el derecho también repuntó en momentos clave, como en la sexta, en la que, con dos en base, ponchó al encendido Randy Arozarena con una pelota rompiente, y también engomó a Mike Brosseau, esta vez con las bases llenas. Arozarena, antes, le había prendido una curva para mandarla tras la barda del izquierdo, su quinto jonrón en esta increíble etapa.

Y en la novena, Tampa se acercó 4-3 con un doble de Willy Adames, en dramático momento. Yoshi Tsutsugoh, sin embargo, entregó el out final.— Gaspar Silveira

 

Tirarán puestos de medio siglo

Proponen aumento salarial del 5% para empleados del Congreso