in ,

Urías, un respiro para los Dodgers

Julio Urías está empatado en el liderato de victorias de las Mayores

El mexicano se luce otra vez ante los Marineros

Después de tres semanas y media terribles de juego impropio de un campeón de la Serie Mundial, los Dodgers de Los Ángeles creen que se están están recuperando.

Tal como ha ido esta primavera para los Dodgers, dos victorias seguidas son motivo de celebración y motivo de esperanza.

El mexicano Julio Urías lanzó siete entradas estelares con pelota de dos hits, Matt Beaty impulsó tres carreras y los Dodgers vencieron a los Marineros de Seattle 7-1 el miércoles por la noche para sus primeras victorias consecutivas en 25 días.

Max Muncy conectó cuadrangular por segundo juego consecutivo para los campeones defensores de la Serie Mundial, quienes abrieron una estadía en casa de nueve juegos al barrer esta serie de dos partidos interligas e interrumpir su tramo inicial de sorprendente ineptitud.

“En general, estamos jugando mucho mejor”, dijo el mánager de los Dodgers, Dave Roberts. “Tenemos demasiado talento para ver a los muchachos seguir luchando colectivamente. Es bueno salir de eso y juntar algunas victorias. Es solo una señal de que nuestro club está jugando bien al béisbol”.

Los Marineros están encantados de despedirse de Urías, quien tiene marca de 2-0 contra Seattle esta temporada con 17 ponches y solo tres hits permitidos en 14 entradas.

“Ciertamente luchamos contra Urías”, dijo el piloto de Seattle, Scott Servais. “Es duro. Tiene dominio sobre nosotros. No hicimos mucho contra él”.

Ty France conectó sencillo con un aut al izquierdo para romper el juego perfecto de Urías en el quinto, y anotó con un hit de Moore. Urías (5-1) se recuperó magníficamente del fin de semana pasado en Anaheim, donde sufrió su primera derrota desde 2019. El héroe de la victoria de la Serie Mundial del año pasado retiró a los primeros 13 bateadores de Seattle y cedió solo dos sencillos y una base por bolas, ponchando a seis mientras lanzaba con su habitual precisión en la primera pitcheada.

“Intentas atacar”, dijo Urías a través de un traductor. “Eso es lo que hacen bien los grandes lanzadores. Atacan y se adelantan en la cuenta, y eso es lo que yo mismo estaba enfocado en hacer esta vez”.

Los Ángeles tenían marca de 13-2 el 17 de abril antes de que comenzara su derrape al día siguiente. Antes de que los Marineros llegaran a Chávez Ravine, los Dodgers habían perdido 15 de 20 y cayeron al tercer lugar en la División Oeste de la Liga Nacional, la división que han ganado durante ocho temporadas consecutivas.— AP

 

Servicios para las mujeres