in

Beneficios del nado en mar abierto

Instalaciones de la escuela Antares Acuática

Es considerado uno de los deportes más completos y relajantes

La natación en el mar o en aguas abiertas es una de las actividades al aire libre que más ha crecido en los últimos años a nivel mundial, según un estudio realizado por la World Open Water Swimming Association (Wowsa).

Hay tres cosas que hacen del nado de mar abierto una práctica única: el agua helada, la corriente y las olas, para muchos se trata de una aventura.

En la mayoría de los casos se requiere la ayuda de un profesional del tema, en cuanto a los entrenamientos no tienen que ser siempre en mar abierto, aunque sí son muy recomendados.

Algunos tips que te podemos dar si decides practicar este deporte son: cuando estés en una piscina registra tu progreso, los metros y ejercicios que haces; con ello podrás comparar, ver los avances, y decidir en qué trabajar más.

Por la mañana

Tienes que tomar en cuenta que a primera hora de la mañana es cuando el mar suele estar más tranquilo, a medida que avanza el día el viento suele ganar fuerza y las olas crecen, por lo que será más difícil conforme pasen las horas.

El estilo de nado más adecuado para aguas abiertas es el crol, trata de alternarlo con la braza y la espalda, baja ligeramente la frecuencia de brazada, llevando las manos más lejos.

Para que tu cuerpo se acostumbre a las bajas temperaturas del mar, procura acabar tus duchas con agua templada o fría.

Es necesario contar con un equipo especial para realizar este deporte, por ejemplo, una boya de seguridad para nadar sin correr riesgos innecesarios.

La boya tiene que ser de colores vivos como naranja, fucsia o amarillo para que sea visible en la distancia, también puede servir como flotador.

La boya de natación va atada a la cintura del nadador mediante una correa con cierre rápido que se puede soltar fácilmente.

Las gafas de natación son indispensables para nadar sin sufrir irritación en los ojos y poder ver bajo el agua, hay de muchos tipos: rígidas, blandas, oscuras, claras, de máscara, entre otras.

En días muy soleados las de lente de espejo son las más adecuadas y en horas de sol bajo, las que tienen lentes polarizados ayudan a neutralizar los destellos.

También es necesario usar un gorro que ayude a protegernos del frío ya que la cabeza es muy sensible a los cambios de temperatura, para aguas muy frías, existen modelos de neopreno.

Por otra parte, el traje de neopreno ayuda a mantener a raya la hipotermia, aporta un punto extra de flotabilidad que permite nadar más rápido con menor esfuerzo.

Los tapones para el oído son necesarios ya que el agua muy fría puede afectar al sentido del equilibrio, hay modelos especiales que van unidos a un fino cordel que permite atarlos a la goma de las gafas, evitando que se pierdan en caso de salirse.

Nadar en el mar puede aportar sensaciones fascinantes, pero hay que ser conscientes de los peligros que conlleva y actuar con sentido común. Antes de empezar, analiza el estado del mar y las corrientes, comprueba la previsión meteorológica, e informa a tus parientes la ruta que realizarás.

En general practicar natación aporta grandes beneficios a nuestro cuerpo, de hecho es considerado uno de los deportes más completos ya que se ven implicados dos tercios de los músculos del cuerpo, potenciando la fuerza, la resistencia y la flexibilidad.

Además, se puede practicar a cualquier edad, el riesgo de lesiones es menor y su práctica habitual tiene beneficios para el cuerpo a medio y largo plazo.

En óptimas condiciones y según la intensidad a la que se practique, con la natación se pueden quemar entre 500 y 600 calorías por hora. Al ser un ejercicio aeróbico, de intensidad baja pero que se desarrolla durante períodos de tiempo más largos, ayuda a bajar los niveles de colesterol y de glucosa en la sangre.

Aprender a respirar es el primer paso para disfrutar de la natación, con cada brazada y con cada toma de aire se favorece al sistema respiratorio. Este deporte también mejora el consumo de oxígeno hasta un 10% y el corazón puede impulsar la sangre hasta un 18% más.

Otro de los beneficios, quizá uno de los más importantes, es que al sumergirnos en el agua y concentrarnos en la respiración se produce un efecto inmediato: el cuerpo se relaja y se reduce la sensación de estrés.

Si deseas practicar este deporte pero necesitas la ayuda de un experto, la escuela de natación Antares Acuática es una buena opción ya que está enfocada en impartir la enseñanza de actividades acuáticas en forma divertida para generar el gusto y confianza por el deporte.

Además, ofrece un espacio de formación deportiva a niños y jóvenes, que dentro de un ambiente saludable y agradable, contribuya al desarrollo de valores como la disciplina, integración familiar, así como la confianza en sí mismos.

Antares Acuática tiene dos sucursales, una ubicada en la calle 88 entre 67 y 67-A tablaje 2406 Dzityá, el teléfono es 9999-21-21-21.

La otra está en la calle 32-A número 535 entre 17 y 19 de la colonia Maya, el teléfono para informes es 9991-96-26-26.

Si quieres conocer lo que hace puedes buscarla en Facebook como Antares Acuática.

Síguenos en Google Noticias

“Mototaxista” sin precaución termina botando a su pasajera