in ,

"Borracho": Entrenador insulta a "Gullit" Peña (vídeo)

Nelson Ancheta se refirió como “borracho” e “hijo de…” a Gullit Peña (captura de pantalla)

El exjugador de las Chivas Rayadas del Guadalajara fue ofendido y de pasó le recordaron los problemas de alcoholismo que tuvo.

EL SALVADOR.— Una nueva polémica en el deporte se ha registrado, pues un vídeo muestra como en un partido de la liguilla del fútbol salvadoreño, los jugadores del Municipal Limeño intercambiaron algunos insultos tras calentarse los ánimos.

Sin embargo, de esta disputa destacó que "Gullit" Peña, exjugador de las Chivas Rayadas del Guadalajara también fue reventado por el estratega Nelson Ancheta, quien llamó "borracho" al mexicano.

¿Por qué se armó la pelea?

El partido de ida de los Cuartos de Final del campeonato permanecía con cero goles, cuando los ánimos y la desesperación de los jugadores de ambas escuadras sin aparente motivo intercambiaron palabras altisonantes y empujones.

Por su parte, el oriundo de Tamaulipas decidió unirse a la bronca para defender a sus compañeros.

La pelea no pasó a mayores, y tras unos minutos de discusión todos los jugadores se dirigieron al túnel para preparar el final del partido.

Pero al técnico del Municipal Limeño se le escuchó dirigirse al mexicano de forma despectivamente "borracho hijo d#$%&".

Ante el insultó que recibió el canterano de los Tuzos del Pachuca, éste prefirió quedarse callado, y al igual que sus compañeros se dirigió a los vestidores del estadio Óscar Alberto Quiteño.

Cabe destacar que el vídeo en el que se escucha la agresión verbal fue compartido por el periodista Daniel Figueroa, quien se encontraba dentro de la cancha del inmueble.

En cuanto al partido, el FAS se llevó la ventaja en la serie por marcador de 2-1 con goles de Wilma Torres y Dustin Corea. El juego de vuelta será este domingo nueve a las 21:00 horas (horario de El Salvador).

Día de la madre: frases e imágenes para dedicar este 10 de mayo

La distribución de las vacunas es el principal problema, no las patentes, dice Macron