in

Bravos vuelve a casa

Stephen Strasburg

Atlanta es una estación fácil para novenas visitantes

Los Bravos están de vuelta en Atlanta para un juego decisivo de postemporada. Ese no es necesariamente un buen augurio para ellos.

Durante años, Atlanta ha sido el sitio donde los visitantes se han acostumbrado a celebrar.

Los Cardenales de San Luis esperan mantener hoy la tendencia cuando enfrenten a los Bravos en el quinto juego de la Serie Divisional de la Liga Nacional.

“Era apenas un niño pequeño cuando eso sucedió”, dijo el campocorto de los Bravos, Dansby Swanson. “La historia es historia. Estamos en el momento actual. Este es un equipo completamente diferente y nuevo. Por lo tanto vamos a enfocarnos en ser lo mejor que podamos mañana”.

De hecho, Swanson tenía sólo 7 años cuando Atlanta comenzó una racha de nueve eliminaciones consecutivas en postemporada con un revés en cinco juegos ante Arizona en la Serie de Campeonato de la Liga Nacional en 2001.

Aun así, es imposible ignorar que los Bravos están a solo una serie perdida de igualar el récord impuesto por los Cachorros de Chicago entre 1908 y 2003.

Chicago finalmente puso fin a su miseria en playoffs en el quinto juego de una Serie Divisional de la Nacional en 2003. ¿Dónde se realizó ese encuentro? En el Turner Field de Atlanta.

La mudanza al SunTrust Park en 2017 no cambió la fortuna de Atlanta.

La temporada pasada, los Bravos fueron eliminados en casa por los Dodgers en el cuarto juego de la Serie Divisional de la Nacional.

El lunes, los Bravos se quedaron a cuatro outs de eliminar a los Cardenales, pero perdieron 5-4 en 10 innings.

El duelo de lanzadores será una revancha del segundo juego, cuando Mike Foltynewicz, de Atlanta, superó a Jack Flaherty de los Cardenales, 3-0.

Foltynewicz lanzó pelota de tres hits a lo largo de siete capítulos en otra actuación estelar durante su trayectoria de dos temporadas. Terminó con marca de 6-1 y efectividad de 2.65 en 10 aperturas desde que volvió de las menores, y llevó esa forma a la postemporada.

“Va a ser divertido”, aseguró Flaherty ayer luego que los Cardenales llegaron a Atlanta.

Strasburg, a escena

La polémica decisión de poner fin a la campaña de Stephen Strasburg en 2012 luce ahora como un recuerdo distante.

El escenario que se presenta ahora —un quinto y decisivo juego ante los Dodgers de Los Ángeles en la Serie Divisional de la Liga Nacional— es exactamente el que tenían en mente los Nacionales de Washington desde aquella época, cuando decidieron proteger al pitcher al que reclutaron como la primera selección general del draft.

Strasburg abrirá hoy el juego decisivo de la serie por Washington, que avanzó como comodín y será visitante. Walker Buehler será el abridor de Los Ángeles, el club con la mejor foja de la Liga Nacional.

Cada abridor logró ya una salida fantástica para llevarse un triunfo en la serie. Buehler aceptó solo un hit y lanzó seis episodios en blanco durante el primer juego. Strasburg recetó 10 ponches y toleró una carrera a lo largo de seis innings en el segundo compromiso.

“Trato de no mirar al pasado ni al futuro. Realmente sólo intento concentrarme en este momento”, dijo Strasburg el lunes por la noche, cuando se le hizo la pregunta sobre lo ocurrido en 2012. “Una vez que comienzas a pensar en cómo pudieron haber sido las cosas o qué pudo pasar, pierdes la concentración de lo que es tu trabajo”, agregó.

Su trabajo es el juego definitivo, luego que Washington superó el lunes a los Dodgers por 6-1 en el cuarto encuentro.

Buehler cumplirá su sexta apertura en playoffs. Tiene un récord de 1-1 y una efectividad de 3.03.

Justin y Hailey Bieber presumen fotos muy románticas de su boda