in

Brillante en el Dakar

Nacho Cornejo llega como líder a la recta final del Rally 2021

El piloto de motos chileno Nacho Cornejo (Honda) se consagró ayer en el ‘top’ del Dakar al ganar su primera etapa de la edición 2021 del rally más duro del mundo y llegar como líder de la clasificación general a la recta final de la carrera.

Antes de afrontar el último tercio del recorrido, Cornejo, de 26 años, es ya toda una realidad y está demostrando que el cuarto puesto conseguido en el último Dakar no fue una casualidad.

Ahora, en su sexta participación en el Dakar, no solo llega a la última parte del rally con sus opciones intactas de terminar en el podio, sino también de hacerlo en lo más alto.

Con su victoria en la octava etapa de Dakar 2021, Cornejo ya suma tres etapas ganadas en el rally gracias a las dos que se adjudicó el año pasado, lo que confirma la proyección que mostraba en sus primeras apariciones en la caravana tras haber sido campeón mundial júnior en 2016.

Después de acabar el Dakar de 2017 en la vigésimo octava posición a bordo de una KTM, Cornejo se subió a la Honda oficial y nunca ha terminado por debajo de los diez primeros.

Al piloto de Iquique no le temblaron las manos cuando en 2018 tuvo que reemplazar de emergencia al experimentado portugués Paulo Gonçalves, el último Dakar que se perdió por culpa de una lesión el luso antes de su fallecimiento en un accidente durante la edición de 2020.

Entonces Cornejo acabó en la décima posición actuando como escudero de los tres pilotos de Honda: el español Joan Barreda, el argentino Kevin Benavides y el estadounidense Ricky Brabec.

Tres años después, Cornejo ya no puede considerarse un escudero de sus compañeros de equipo y es la mejor moto del equipo oficial de la marca nipona para revalidar el título logrado por Brabec el año pasado, lo que rompía una hegemonía de 18 años consecutivos de victorias de KTM, su principal rival.

De hecho Honda llega a las instancias finales de este Dakar con sus cuatro motocicletas situadas en las seis primeras posiciones de la clasificación general.

En cuarto lugar marcha Benavides, seguido en el quinto por Barreda y en el sexto por Brabec, quienes llegado el caso pueden tornarse entonces ellos en los mejores escuderos para Cornejo.

Así ocurrió en la octava etapa, transcurrida entre Sakaka y Neom, con 709 kilómetros, de ellos 375 cronometrados, que compusieron la segunda parte de la maratón, donde esta vez los competidores no recibieron asistencia técnica antes de afrontar el recorrido y debían hacer las reparaciones de sus máquinas por ellos mismos.

En la victoria de Cornejo tuvo un papel fundamental Brabec, que fue el primer piloto en tomar la salida en esta jornada y le tocó abrir pista, haciendo la labor de navegación que le permitió al chileno rodar más rápido y así conservar su primera plaza en la general.

“Yo he salido segundo detrás de Ricky y me costó mucho alcanzarlo. Iba muy rápido pero finalmente lo atrapé y hemos ido abriendo pista a muy buen ritmo. Felicidades para Ricky porqué lo ha hecho muy bien”, comentó el chileno Cornejo al término de la etapa.

“La idea no era ganar, pero era muy difícil controlar los tiempos con los pilotos de detrás ya que salían muy lejos de nosotros”, apuntó el líder de la clasificación general.

Ahora los papeles se tornarán y, al ganar la etapa, será Cornejo a quien le toque abrir pista en la especial de hoy, un bucle con inicio y final en Neom de 465 kilómetros cronometrados, anunciado como una de las etapas más exigentes de la actual edición del rally.

Como suele ser habitual en los últimos años, el campeón del Dakar en motos se suele decidir en las últimas etapas porque las diferencias entre los pilotos suelen ser mínimas, pero Cornejo está ante la mejor ocasión de su carrera para convertirse en el primer sudamericano en ganar el Dakar en motos.—EFE

 

Alcalde de Peto y su esposa, con Covid-19