in

Chapman, con coronavirus

El cubano Aroldis Chapman cerrador de los Yanquis había entrenado con el equipo desde el domingo pasado antes de contagiarse de Covid-19

Nueva York suma otro caso positivo a su actual róster

El cerrador cubano de los Yanquis de Nueva York Aroldis Chapman se convirtió en el tercer jugador de este equipo de las Grandes Ligas en dar positivo al coronavirus, según informó ayer el piloto, Aaron Boone.

“Tuvimos una prueba positiva de jugador, era Aroldis Chapman, por lo que no está en el campamento”, dijo.

“Boone tiene síntomas leves, pero en general está bien. No estará aquí en el futuro previsible. Más allá de eso, no voy a entrar a comentar mucho sobre él”, precisó.

En declaraciones a la cadena de deportes ESPN, Chapman dijo que se sentía bien y que tenía “muy pocos síntomas.”

Chapman se unió a su compañero de equipo el lanzador mexicano Luis Cessa y al jugador de cuadro D.J. LeMahieu como los únicos tres jugadores de los Yanquis con positivo al coronavirus.

Inicialmente Chapman pasó todas las pruebas de admisión y se le permitió presentarse a los entrenamientos en el Yankee Stadium, donde había estado desde el domingo pasado.

El cubano incluso se dirigió a los medios de comunicación el miércoles y habló sobre “sentirse listo” después de lanzar dos sesiones de bullpen.

“Estamos siguiendo todos los protocolos. No hemos tenido ninguna otra prueba positiva. Nos hemos adherido a todos los seguimientos de contactos. Así que sentimos que lo hemos manejado bien”, indicó Boone.

“Esto es algo que, incluso en el futuro, probablemente se nos presente una prueba positiva. Se trata de hacer todas las cosas que, con suerte, en conjunto, nos mantienen seguros y saludables. Pero en este momento sentimos que estamos haciendo un buen trabajo aquí de gestión”, sentenció.

Siguen los contagios

El receptor de los Reales de Kansas City, Cam Gallagher, quien este viernes participó en un partido simulado, dio positivo por Covid-19, convirtiéndose en el cuarto jugador del equipo y segundo receptor que en una semana se contagia con el virus.

Gallagher, de 27 años, debe ponerse en cuarentena y no se le permitirá volver a unirse al equipo hasta que tenga dos pruebas negativas consecutivas, no tenga fiebre durante al menos 72 horas y un médico lo autorice, de acuerdo con el protocolo de las Grandes Ligas.

“Decir que esto me tomó por sorpresa sería un eufemismo”, comentó Gallagher en un comunicado.

“Jugué en el partido entre compañeros de anoche y me sentí genial, luego recibí la noticia que mi examen más reciente había dado positivo. Gallagher explicó que las primeras semanas de entrenamientos le han entusiasmado mucho y no puede esperar para reunirse con el equipo y competir tan pronto como se le permita.—EFE

 

“Herida abierta” 25 años después