in

Chávez y el “Travieso”, con dura preparación para su tercera pelea

Julio César Chávez y Jorge “Travieso” Arce protagonizarán otra pelea de exhibición el 25 de septiembre

El 25 de este mes se subirán al ring, ahora en Tijuana

El excampeón mundial de boxeo Julio César Chávez dijo que sufre dolores como consecuencia de los entrenamientos para la pelea de este mes contra su compatriota Jorge Arce, pero aseguró que persistirá porque gracias a ella ayudará a muchas personas.

“Los golpes no son caricias, pero lo hago con gusto porque es para una causa noble”, expresó en una rueda de prensa el púgil de 58 años, que el próximo 25 de septiembre retará al “Travieso” Arce en un pleito cuyas ganancias servirán para recibir en la clínica de Chávez a personas adictas al alcohol y las drogas.

Campeón mundial en tres divisiones diferentes, Chávez es el púgil más “grande” de la historia del boxeo mexicano. A los 58 años se mantiene en una buena forma física, pero, según ha dicho, otra cosa es hacer un entrenamiento formal a su edad porque le duele hasta cuando le pega a la pera.

“Me cuesta trabajo prepararme, aunque sea una exhibición. Es una pelea en la que se corren riesgos”, indicó el mexicano.

Chávez se recuperó hace 12 años de alcoholismo y uso de drogas y predica con su ejemplo para que colegas de profesión y personas ajenas al boxeo se alejen de los vicios y, en el caso de tenerlos, se animen a curarse.

Entre los pacientes que recibirá Chávez en su clínica está el excampeón mundial nicaragüense Ricardo “Matador” Mayorga, a quien han visto deambular por las calles de Managua, Nicaragua, como indigente y ha perdido peso, consecuencia de las adicciones.

La pelea Chávez-Arce III se disputará en Tijuana, a puerta cerrada, será transmitida por “streaming” y las ganancias servirán para ayudar a personas con adicciones en la clínica.

La cartelera tendrá otros combates, como el de la campeona supergallo del Consejo Mundial de Boxeo, Yamileth Mercado, contra Dayanna González en un duelo a 8 asaltos entre mexicanas, y la del regreso de Julio César Chávez Jr. ante el invicto Mario Cázares, en un pleito a 10 asaltos del peso semicompleto.

El Consejo Mundial de Boxeo (CMB) entregará a Chávez el cinturón Otomí, que se creó en homenaje a ese pueblo indígena y, según Mauricio Sulaimán, presidente del CMB, será un buen homenaje a la trayectoria del más grande boxeador de México.— EFE

 

Fiestas patrias en Yucatán: así se vivió el Grito de Independencia

Cochinita pibil y su origen en “Las crónicas del taco”