in

''Chico'' Rodríguez: ''Reseteados'', los Leones enderezan la ruta

Juan Francisco "Chico" Rodríguez, mánager interino de los Leones de Yucatán
Juan Francisco "Chico" Rodríguez, mánager interino de los Leones de Yucatán

A Juan Francisco "Chico" Rodríguez le llamaron los Leones para ofrecerle una oferta de trabajo como couch de banca.

Hombre de béisbol, aceptó el reto, pero no se imaginó que estaría donde está en estos momentos: es el mánager interino desde hace dos semanas.

Han pasado cuatro series de esa contratación y “Chico” Rodríguez, sin hacer ruido, es parte esencial del despertar que tiene a los melenudos de nuevo en la senda del triunfo, con la ofensiva encendida y el pitcheo estable. Lo está siendo desde una posición distinta a la que llegó a la cueva.

¿Qué necesitaban los Leones?, preguntamos.

“Comunicación. Más que nada, fue la comunicación la que nos ayudó porque pudimos hablar con los jugadores, si no uno a uno yo con ellos, sí todos los integrantes del cuerpo técnico, el mismo presidente del equipo Erick Arellano que personalmente los reunió y platicó”.

Fue aquella noche en que, tras una derrota ante Oaxaca,  como publicamos, que todos se encerraron en la jaula-gimnasio de los Leones saliendo del clubhouse. Los Leones atravesaban una crisis severa y el proyecto creado por la directiva se caía.

“¿Sabe usted qué pasó? —contó ayer Rodríguez en una interesante charla con el Diario—. El dueño del equipo no llegó a regañarles, ni a armar drama. El señor Arellano tuvo una charla de muy alto nivel, con clase, y se los dijo claro: ‘No estoy molesto, estoy preocupado, conozco la capacidad de todos’”. Y desde entonces, las cosas han cambiado en la cueva.

Los Leones recuperaron su paso ganador, su ofensiva se estabilizó y, aprovechando las bondades de jugar en dos plazas de bateo, subieron sus números, algo que va dentro de la lógica del béisbol.

“Pero estamos ganando partidos. Se hicieron movimientos forzados por las circunstancias del béisbol y están dando resultados”.

A medio juego de la cima

Yucatán, que recibe hoy a los Bravos de León, está apenas medio juego debajo de los líderes Diablos Rojos. En 11 partidos disputados desde que Gerónimo Gil se fue del timón y "Chico" Rodríguez está en el mando interino, los Leones tienen marca de 7-4, viniendo de una gira en que ganaron cuatro de cinco partidos.

Batearon como no lo habían hecho en varias giras: 56 carreras y 73 imparables, con 14 jonrones, mejorando en el renglón de bateo con corredores en posición de anotar: de 60-26, muy aceptable si se considera que habían cojeado en ese renglón.

Los Leones, bajo el mando de "Chico" Rodríguez, están a medio juego de los Diablos Rojos en la Zona Sur de la Liga Mexicana de Béisbol

“Pero todo se debió, le reitero, porque pudimos hablar con los jugadores. Charlas, averiguar porqué pasa esto y porqué lo otro. Los peloteros son seres humanos también, tienen problemas personales y familiares, allí está el asunto del Covid. ¿Usted cree que eso no afecta? Era clave poder comunicar las situaciones. ¿Por qué pasaba”.

Hoy, Juan Francisco Rodríguez es el undécimo mánager con más victorias en Liga Mexicana. Pero no olvida, por nada, que él vino a Yucatán para ser couch de banca. Lo demás, como dice, “es ganancia”, como nos cuenta en la interesante charla.

La espinita de "Los mil triunfos"

“La vez pasada que llegué a los Leones lo hice con una meta: alcanzar los mil triunfos, pero por diversas circunstancias no se alcanzó el objetivo. Y mire que estamos aquí otra vez. No vinimos a eso, porque me trajeron como couch, pero pues las victorias se suman y es un verdadero privilegio poder ganar partidos con este equipo y hacer algo por la institución”.

“Chico” Rodríguez, con 44 años en la pelota profesional (una larga carrera de dos décadas como pelotero y también como couch y luego de mánager), tiene claro algo, muy claro: “Los peloteros se deben al equipo y a sus aficionados, en este caso, los Leones. Y tienen que saber dónde están parados”.

“A veces hay que recordarles eso a los peloteros. El equipo de los Leones es de respeto, es una gran institución. Tienen que sentir la playera. Y luego sale solo lo del béisbol”.

Cambios “locos”

Al llegar a la cueva, en una situación comprometida, entabló comunicación con todo el cuerpo técnico. Y propuso varios cambios.

“Chico” estaba consciente de que el proyecto no había sido diseñado por él, sino que solamente está de paso, “y entonces teníamos que hacer algo rápido”.

Habló de varios temas. Uno, por ejemplo, “que los mánagers tenemos algo de locos”. Se reflejó en uno de los movimientos más atrevidos: poner a Alex Liddi, recio bateador, que tiene poder y contacto, como primero en el orden.

“Tuve la idea y la consulté, porque, insisto, yo estoy de paso. Y dijeron sí. Alex Liddi es el más consistente de los bateadores de los Leones, así que con él teníamos mucho qué ganar. Y luego colocamos al que, para mi juicio ('porque lo he dirigido en el Pacífico') es uno de los mejores segundos bates de México, Wálter Ibarra", detalla "Chico" Rodríguez.

De tercero Yadir Drake, un bateador muy bueno que sabe conectar, tiene poder. Ya con esto, dejamos la mesa preparada para los que producen: Luis Juárez y Art Charles. Y detrás viene Sebastián Valle que está teniendo una gran temporada con el bate”.

Fue, se sincera, “la forma en que armamos el line up y comenzamos a ganar. Yo lo consulté, me dijeron sí y adelante. Claro, hay mucho por hacer, pero se tiene que tomar el inicio de alguna forma. Este equipo tiene para dar mucho”.

Que fluya la comunicación

El sacudón fue clave. Pero también la idea directa de hablar y hablar con los jugadores. “Nada ganamos con llevarlos a trabajar horas extra, a tenerlos una o dos horas bateando. Necesitábamos que fluyera la comunicación, dejarles hablar. Yo se los digo porque este trabajo es de todos, y para que el equipo resurgiera, todos teníamos que poner nuestra parte. ¿Y sabe qué? Todos lo estamos haciendo”.

“Yo les digo a ellos: en este equipo, a Dios gracias, tenemos todas las herramientas, los Leones nos dan todo. Un equipo con prestigio, con nombre, venir a los Leones es otra cosa, con todo respeto a otros equipos. Pero además, las facilidades que el equipo tiene, cuerpo técnico, couches que siguen todo, como el “Zurdo” Ortega y Héctor Castañeda, equipo encargado de vídeo, de estadísticas, trainers, sicólogo. David (Cárdenas, el gerente deportivo) tiene mucha experiencia que se está aprovechando”.

“Lo que se necesita en estos casos es, de verdad, gente comprometida. No nos den el 500 por ciento, ni el 200. Si nos dan el 100 por ciento todos, con eso nos debe de dar para ganar los partidos y cumplir los objetivos”.

Pero ello, apunta, “había que transmitírselos. Yo una cosa que he aprendido en estos 44 años de vida profesional es que hay que decir lo que se piensa, y pude decirlo de frente a todos cuando me pusieron de mánager interino. También nos dijeron, como si fueran una computadora, tienen que resetearse, tienen que reiniciar el sistema”.

"Chico" Rodríguez habló de sensibles bajas en los Leones, como las de Jonathan Jones que acaba de regresar, y José Juan Aguilar, y de peloteros que, como Fernando Pérez, “ha jugado lesionado, pero no se raja. Es un gran pelotero que está aportando. Igual lo hará Norberto Obeso, será clave, ya lo verán”.

Los resultados en la gira

De la gira por Oaxaca y Puebla, los números que trajeron los melenudos fueron más que positivos: 4-1 en cinco partidos, 14 jonrones y 56 carreras anotadas.

“Fíjese que los bateadores estuvieron bien, muy bien, pero ha visto usted el trabajo de los pitchers? Tremenda labor que hicieron. Como que nos quedamos en que el bateo andaba mal solamente. Los lanzadores han hecho gran trabajo”.

Ni duda cabe: les anotaron 20 carreras y conectaron 40 hits. Si se considera que en Oaxaca y Puebla son plazas de bateo, esa es una cuota muy por arriba de lo que se da generalmente.

Durante más de media hora, Juan Francisco Rodríguez habló suelto, sin tapujos ni presiones. Desde el día que le anunciaron como couch de banca intentamos localizarlo y, ayer que finalmente hablamos con él, ofreció sinceras disculpas.

“Han sido 15 días muy duros para todos, más para los peloteros. Pero a Dios gracias se han logrado cosas importantes en ese tiempo, gracias en especial a la comunicación que ahora tenemos. Lo que pasó antes, es parte de la historia. Nos toca hacer otra cosa para poder enderezar este proyecto. Insisto: no yo lo diseñé, los que lo crearon, hicieron lo que consideraron adecuado y no funcionó. Ahora, con el debido respeto, propuse algo con ayuda de todos y se están alcanzando las metas”.

Los Leones están a medio juego de la cima del Sur, cuando dos semanas antes estaban en severos aprietos.

“Así es el béisbol. Siempre será de la misma forma. ¿Sabe qué? Vamos a llegar más lejos si todos ponen lo suyo. Nadie es más que otro”.

¿Y los mil triunfos?

"(Sonrisa) Ya habrá tiempo. Si Dios quiere”.

Movimiento electorero: Los relevos están vinculados con el sector educativo

Rubén Osorio

Derecho para Todos: ''¿Qué es la custodia y la patria potestad?''