in

Chiellini quiere brillar

Un ciclista circula enfrente de un espectacular de la Eurocopa

Ha vivido muchos sinsabores con la selección italiana

Eliminación de la Copa Mundial de 2010 en la primera ronda. Paliza ante España en la final de la Eurocopa de 2012. Mordisco de Luis Suárez en el Mundial de 2014, en el que Italia quedó afuera en la fase inicial. Derrota por penales ante Alemania en la Eurocopa de 2016.

Si bien tiene más de 100 partidos con la selección italiana y más victorias que reveses, la carrera de Giorgio Chiellini con el equipo nacional ha estado llena de sinsabores.

Ninguna más grande que el no haberse clasificado al Mundial de 2018.

La devastadora derrota ante Suecia en un repechaje hace cuatro años marcó el final de las carreras de figuras históricas como Gianluigi Buffon, Andrea Barzagli y Daniele De Rossi.

Chiellini también consideró retirarse de la selección después del traspié en el estadio San Siro de Milán.

Sin embargo, con sus 36 años y tras superar una serie de lecciones, ahí está capitaneando una selección que ganó sus diez partidos de la fase clasificatoria y asoma como gran candidata a pelear el título europeo. Debutará el viernes ante Turquía con una racha de 27 partidos sin perder.

“Queremos enderezar el rumbo, que Italia vuelva a ser aspirante a un título internacional importante”, dijo Chiellini. “La derrota ante Suecia en Milán todavía la llevamos adentro, no podremos borrarla jamás”.

“Pero creo que en los últimos años hicimos las cosas bien y el desencanto dio paso a mucho entusiasmo y ganas de llegar lejos. Pasaron cinco años desde que experimenté esto”, agregó.

Italia lleva ocho victorias seguidas sin ceder gol y no le anotaron en 20 de los 32 juegos bajo las órdenes de Roberto Mancini.

La final será el 11 de julio en Wembley, un sitio que sería ideal para un último partido de Chiellini con la selección.

Chiellini perdió también dos finales de la Liga de Campeones con su club, el Juventus de Turín.

Se le preguntó si esta podría ser la ocasión en la que finalmente podrá levantar una copa.

“De eso vamos hablar si llegamos a la final de Wembley”, respondió.— AP

 

A la venta 2,500 casas

El PRI, el gran perdedor