in

Choques sin claros favoritos

Novak Djokovic

Djokovic-Nadal y Tsitsipas-Zverev, las semifinales

Novak Djokovic y Rafael Nadal saben bien que su cita en las semifinales del Abierto de Francia es algo especial, aunque hubieran preferido, desde luego, hacerlo en la ronda posterior.

“Cada vez que nos toca enfrentarnos hay una tensión y unas expectativas extra”, dijo Djokovic, el máximo preclasificado. “Las sensaciones son otras cuando sales a la pistas con él”.

¿Y qué opina Nadal?

“En cierto sentido, uno se entrena y vive el deporte para estos momentos”, dijo el tercer cabeza de serie.

Sea cuál sea la calidad del enfrentamiento Nadal-Djokovic de hoy en París —su semifinal se escenificará tras el choque entre el griego Stefanos Tsitsipas (5o. cabeza de serie) y el alemán Alexander Zverev (6o.) — las cifras asociadas con el duelo son superlativas.

Lo esencial: Nadal está a un par de victorias de conquistar su título 21 de Grand Slam, con lo que rompería el récord del tenis masculino que comparte actualmente con Roger Federer.

Djokovic intenta llegar al 19, para quedar a solo uno de sus rivales.

Nadal se presenta con foja de 105-2 en Roland Garros — Djokovic es el responsable de una de esas derrotas, en los cuartos de final de 2015; Robin Soderling de la otra — y busca su 14o. campeonato en el Slam que se juega en superficie de arcilla.

Djokovic conquistó la Copa de los Mosqueteros en 2016 y podría emular a Rod Laver y Roy Emerson como los únicos en ganar cada uno de los cuatro torneos de Grand Slam en dos ocasiones.

Será la 58a. vez que se midan, la mayor cantidad entre dos hombres en la era abierta, que se remonta a 1968. Djokovic domina con marca de 29-28.

Nadal aventaja 10-6 en los Slams, 7-1 en Roland Garros (incluyendo una victoria de sets corridos en la final de 2020) y 19-7 en arcilla (incluyendo un triunfo en la final del Abierto de Italia el mes pasado).

Se topan en las semifinales, en vez de la final, por culpa que Nadal retrocedió del segundo al tercer peldaño en el ránking.

Golpe generacional

Pase lo que pase hoy, la final deparará un duelo generacional. Ello será así porque se cruzarán un treinteañero de leyenda — Nadal (35) o Djokovic (34) — y alguien en sus veinte con mucho potencial pero sin títulos de Grand Slam — Tsitsipas (22) o Zverev (24).

El Tsitsipas-Zverev ofrecerá un sorbo de lo que podría ser el futuro el tenis.

Ambos son jugadores que rinden a alto nivel en todo tipo de arcilla, de 1.93 metros de altura o más. Se han acostumbrado a meterse en las instancias decisivas.

“Los Grand Slams son otra cosa... Hay que saber jugarlos. Son pocos lo que pueden entrar en escena y brillar de inmediato en los Grand Slams. Hemos visto a Rafa hacerlo, pero Rafa a veces no es humano”, dijo Zverev.

Zverev jugará su tercera semifinal en los últimos cinco Slams, y perdió ante Dominic Thiem en el Abierto de Estados Unidos.

Será la tercera semifinal consecutiva en un grande y la cuarta en total para el griego Tsitsipas, con un balance de 0-3.

 

A la venta 2,500 casas

El PRI, el gran perdedor