in ,

Con buen béisbol, Yucatán asegura serie ante Puebla

Alex Liddi (derecha)

Otro juegazo, sin la emotividad del previo, pero con muy alto voltaje. Y los Leones aseguraron la serie al vencer 4-3 a los Pericos de Puebla, en intensa noche en el Parque Kukulcán.

Aún con el sabor de boca del duelazo que abrió la serie, los melenudos siguieron dominando en la loma.

Yoanner Negrín lanzó un juegazo, sobreponiéndose a un duro golpe en la rodilla derecha, y salió de un bache de dos derrotas seguidas.

Hablamos de juego intenso y de alto voltaje por batazos descomunales de los Pericos, poderosas rectas de los relevistas melenudos, como una del panameño Enrique Burgos, medida en 98 millas por hora.

Y por lo cerrado que se puso el score en la recta final, siempre con los Pericos arañando el empate.

Distinto en emociones, pero de gran nivel como el de la víspera. Los Leones se entonaron, con sus aficionados igual de conectados por el béisbol que están regando en estos dos duelos.

Además, amanecieron a solo medio juego de la cima de la Zona Sur, ya que los Tigres de Quintana Roo fueron apaleados 16-4 por Oaxaca. Los Guerreros conectaron 18 imparables.

Yucatán madrugó al abridor Brandon Cumpton con dos carreras en el acto inicial, impulsadas por doble de Art Charles.

Y volvió al ataque en la tercera, aunque allí la ofensiva pudo dar más y solo hicieron una carrera, producida por Leo Heras con elevado de sacrificio con las bases llenas.

Negrín saca la casta

Los Pericos, que extendieron a 18 actos y dos tercios sin pisar la registradora, sacudieron feo a Yoanner Negrín en la sexta, cuando, con dos fuera, Danny Ortiz y Antonio Lamas batearon cuadrangulares consecutivos. El “Asere” cubano apretó y sacó el tercer out.

Una pifia de los Pericos fue clave en la cuarta anotación de las fieras.

En la baja de la sexta, Aguilar bateó sencillo y se fue al robo de segunda, pero parecía fácil out, solo que el camarero no pudo atrapar el tirazo y el corredor llegó a tercera, desde donde anotó con elevado de sacrificio de Jorge Flores.

En buen momento anímico, Yucatán va por la barrida hoy, enviando a Jesse Estrada a la loma del Kukulcán.— Gaspar Silveira Malaver

Choque entre auto y motocicleta deja una persona lesionada

Arranca su larga travesía