in

Con la esencia del karate

El combate entre Rubén Cárdenas Vermont y Manuel Campos Carrillo, durante los exámenes de grado aplicados en el Dojo Central del Sureste

Todo listo para la IV Copa Okazaki de Shotokan, mañana en el Dojo Central de Montecristo

Como cada año, la gran fiesta de las artes marciales llega al tatami del Dojo Central del Sureste, en Montecristo.

No es un evento cualquiera. La Copa Okazaki Mérida 2019, que celebrará su cuarta edición, pretende mostrar el karate shotokan en toda su esencia. Llevarlo ante los ojos de sus visitantes desde lo más básico hasta lo más complicado, que espera nunca usar, como es el combate.

Mañana se realizará, desde las 8 de la mañana, la ya tradicional competencia que organiza el Dojo Central del Sureste, afiliado a la International Shotokan Karate Federation, con una participación estimada de más de cien artemarcialistas, llegados de varios puntos del país, como Nuevo Vallarta, en Nayarit; Puerto Vallarta, en Jalisco, y dojos de Chetunal y Cancún, además de otras academias de Mérida y municipios yucatecos.

“Lo que pretendemos es que este torneo, que basa su establecimiento en la competencia y el combate, mantenga la esencia del karate shotokan, que es preparación basada en el trabajo mental, con las reglas que se siguen desde hace siglos”, dijo el director de la competencia, Pedro Torre López, durante una entrevista en la sede de la competencia, que es considerada como uno de los principales escenarios del karate en el mundo.

Y van en busca de la huella contundente del maestro Gichin Funakoshi, fundador del karate estilo shotokan: “La victoria o derrota en karate es intrascendente. El verdadero fin es la superación del individuo”.

“Podrán ver el alto nivel, el control de la disciplina, aprendido en años de trabajo. Invitamos a ver con nuevos ojos el karate, pensar que es para todos, para niños, para jóvenes, para adultos, para mujeres. Lo que se enseña en los dojos es disciplina, autocontrol”, destacó el sensei Torre López, quien es cinta negra sexto dan.

Abierta en veinte divisiones, la Copa Okazaki ofrecerá actividades en las categorías infantil, juvenil, adultos y máster, en ambas ramas y también en mixtos. Se tendrá competencia en kata individual (formas) y por equipos y en kumite individual (combate) y los karatecas que participarán serán de cintas marrones y negras. “El reglamento es del karate tradicional, de la ISKF. Participarán todos los dojos afiliados a nuestra organización, que son 12 en la ciudad”, dijo a su vez el sensei Salvador Farías Gallegos, cinta negra sexto dan y quien se encarga de kumite.

La IV Okazaki, de acceso libre para quienes quieran presenciarla, es una vitrina para el karate. “Tenemos instalaciones mu cómodas para esta fiesta del karate. Es una buena oportunidad para conocer el muy alto nivel del karate que tenemos en Yucatán”, indicó el sensei Manuel Carrillo Sáenz, cinta negra sexto dan y coordinador de katas en la Copa.

El sensei Fernando Quijano Pereira, sexto dan también y quien es el coordinador general del torneo de mañana, expresó que “se interesaron muchos dojos en tomar parte en nuestra Copa Okazaki y eso para nosotros es muy importante. Es un referente para el karate en México”.— Gaspar Silveira

 

Síguenos en Google Noticias

Ex novio de Lucero es un apestado político

Llaman una calle como la primera abogada yucateca