in

Deportiva, con refuerzos para la segunda vuelta

Mateo Torres Sauri

Nuevas caras para afrontar duelos en Tercera División

Deportiva Venados, que se ubicó entre los primeros tres en la tabla de posiciones del Grupo 1 de la Liga de Tercera División, afrontará la segunda vuelta del campeonato de Apertura con varios movimientos de jugadores.

“Las circunstancias nos llevan a mover piezas”, dijo el presidente del club, Jorge Arana Palma, al comentar ayer que el equipo deportivista presentará caras nuevas, tanto locales como foráneas para cuando se reanude la competencia a finales de febrero.

Por lesiones, enfermedades y cuestiones futbolísticas, comenta el directivo, fueron varios los jugadores que dejaron el club, pero por eso traerán refuerzos. “Y nos dimos a la tarea de conseguir elementos locales y de otros equipos, como hemos hecho siempre, tanto en el profesionalismo como entre los amateurs”.

Muchas nuevas caras

Los que llegan para el equipo que dirige Arturo Espinoza son Jesús Briseño, lateral izquierdo surgido de Venados FC que ya fue escogido para la selección de la Liga de Tercera División; Johan Barajas, delantero y extremo derecho, que ya jugó con los Cafetaleros de Tapachula en Tercera y en Liga Premier; Mateo Frol, joven portero de padres argentinos y nacido en Yucatán, con paso por Quilmes AC en su país.

También serán nuevos astados César Mendoza, medio de contención que fungió como capitán de los Felinos 48 en 2018-2019 y alineó con los Pejelagartos de Tabasco; Juan Martínez, defensa central seleccionado de la Liga de TDP; Julio Fischer, central igual proveniente del club Universidad del Sur chiapaneca; Henry Acosta, quien proviene del Club Valladolid que participó en la Liga Nacional Juvenil, así como Mateo Torres Sauri, promesa yucateca proveniente del Club Escuela Modelo, hijo de Gerardo “Tato” Torres y quien ya estuvo en las fuerzas básicas del Cruz Azul, y Jesús Zurita, juvenil jugador que militó con los Correcaminos de la UAT de la Liga Expansión.— GASPAR SILVEIRA MALAVER

 

Acuerdo luego de robar ropa

Mauricio Vila: “Fue el año más difícil”