in ,

El León y los Pumas lucharán hoy para conquistar su octavo título

León y Pumas tendrán una dura batalla en la final en el Nou Camp

Ambos son felinos, ambos unas fieras, ambos son los únicos bicampeones en torneos cortos, ambos añoran sumar su octavo título.

Son León y Pumas, primer y segundo lugar del torneo Guardianes 2020, y este domingo resolverán en la cancha del Estadio Nou Camp quién de ellos se alzará como el nuevo monarca de la Liga MX y así meterse en el “top 5” de los clubes con más campeonatos del fútbol profesional de México.

En el partido de ida, en Ciudad Universitaria, los Pumas dejaron ir la ventaja en los último minutos del encuentro, que terminó con un empate 1-1. Con ese gol en la agonía del choque, La Fiera llega motivada a su guarida para albergar el duelo definitorio por el título del certamen; buscará aprovechar el peso de una de las aduanas más complicadas del balompié mexicano.

Durante el torneo regular, los dirigidos por Ignacio Ambriz no supieron lo que es perder en terreno propio; a la mente llega de inmediato el recuerdo del choque que ambas escuadras sostuvieron en la fecha 11, cuando los guanajuatenses pasaron por encima de los capitalinos 2-0, marcador que todos los aficionados esmeraldas quieren que se repita y que Andrés Lillini y compañía buscarán evitar.

Ambos clubes cuentan en sus vitrinas con siete trofeos de liga, así que el choque será directo por alcanzar al Cruz Azul en número de títulos.

Pumas, uno de los equipos con más arrastre del país, quiere además cortar una sequía de títulos: la última vez que Universidad Nacional dio la vuelta olímpica fue de la mano de Guillermo Vázquez, en el Clausura 2011, al derrotar 3-2 al Morelia de Tomás Boy.

Para el León, un equipo con menos reflectores mediáticos, pero incuestionable favorito en esta serie, la gloria de coronarse no le ocurre desde el Clausura 2014, cuando logró el bicampeonato al derrotar a su hermano mayor, el Pachuca. Para los Esmeraldas buscar el campeonato bajo la batuta de Ambriz será un reto, pues en sus últimos intentos en finales también llegaron como favoritos y el título se les ha negado.

Por su parte, los Pumas adolecen de la inexperiencia en finales en varios de sus elementos. León, con su poderío futbolístico quiere quedarse con el título y Pumas, con la garra más grande de México, busca arañar una nueva estrella para su historia. Los 90 minutos (o más) que definirán al nuevo campeón se jugarán este domingo en el Estadio Nou Camp, el duelo está pactado para las 20:30 horas y será transmitido por Fox Sports.

Los planteles

Con un tanto del argentino Emanuel Giglioti, León alcanzó el empate de última hora y eso le devolvió la vida al cuadro guanajuatense.

En el encuentro de vuelta de la final, a diferencia de las rondas previas, ya no existen los goles de visitante ni la posición en la tabla para definir a un ganador .

“El sabor es amargo, pero bueno, somos un equipo es que si por algo se caracteriza es en no darse por vencido y ahora vamos a ir allá a tratar de ganar”, dijo Lillini, quien está en su primer torneo al frente de un equipo en la máxima categoría.

Lillini era el director de fuerzas básicas puma y se vio forzado a tomar el mando luego de la inesperada renuncia del español Míchel González a sólo un par de días de iniciar el torneo.

El estratega realizó un sorprendente trabajo y sólo perdió un partido en todo el torneo regular, justo cuando visitó el estadio de León el pasado 21 de septiembre de donde salió con una derrota de 2-0, aunque los universitarios jugaron con 10 elementos desde los 42 minutos por la expulsión del arquero Alfredo Talavera.

León arrancó el torneo con etiqueta de favorito. Dirigido por Ambriz, un ex asistente de Javier Aguirre con el Atlético de Madrid, en los últimos dos años La Fiera es uno de los equipos con mejor juego colectivo en México, pero les ha faltado coronarlo con un título porque se quedaron en la orilla en el Clausura 2019, al perder contra los Tigres de la UANL, y el año pasado fueron sorprendidos por Morelia en primera ronda.

Por un gran juego

“Tenemos que hacer gran partido en casa, proponiendo a sacar la localía, no hemos perdido ahí en casa”, agregó Ambriz. “Quedan 90 minutos para lograr ese resultado favorable que tanto hemos buscado durante dos años”.

León sumó 40 puntos en el actual torneo y se quedó a uno de empatar el récord de su franquicia, fijado en el Clausura del año pasado, y a tres de emular la marca de torneos cortos, que es de 43 y está en poder del América desde la campaña del Apertura 2002.— El Universal

Los medidores hallados en un cenote, un delito ambiental