in ,

El mundo es de Diego

Foto: Megamedia

Ligas del mundo ofrecen homenaje para Maradona

Equipos de todo el mundo rindieron homenajes a Diego Maradona ayer, ya sea con minutos de silencio antes de partidos de fútbol en Europa o con un gesto conmovedor de la selección de rugby de Nueva Zelanda.

El deceso del legendario exfutbolista argentino sigue provocando muestras de duelo, tres días después de que ocurrió. Maradona, quien tenía 60 años, sufrió un paro cardíaco en una casa de las afueras de Buenos Aires, donde se recuperaba de una cirugía craneal.

Jugadores y cuerpo técnico del Manchester City y del Burnley se pusieron de pie y aplaudieron al exhibirse un vídeo que mostró la incomparable habilidad individual del “Pelusa” en el gol conseguido frente a la selección de Argentina ante Inglaterra en los cuartos de final de la Copa del Mundo de 1986 en México. Minutos antes, en aquel mismo partido, Maradona consiguió también el gol de “La Mano de Dios”, que ha indignado a los ingleses durante décadas.

“Esta semana, hemos perdido a un verdadero grande del fútbol. Diego Maradona era todo lo que debe ser un futbolista: expresivo, emocionante, ofensivo y libre”, dijo el técnico español del City, Pep Guardiola, en el programa que difunde el club durante las jornadas en que hay partido.

“Ha sido un jugador único en una generación, que llevó alegría a mucha gente”, añadió. “El fútbol nunca olvidará a Diego”.

Los jugadores del City y del Burnley calentaron al compás de la canción “Live is Life” del grupo austriaco Opus. Con esa melodía, Maradona hizo el calentamiento antes de uno de los partidos del Nápoles en la Copa de la UEFA de 1989.

Carlo Ancelotti, técnico del Everton, tuvo que esforzarse para contener sus emociones. Hizo la señal de la cruz con una mano y la besó tras un homenaje previo al partido ante Leeds. Ancelotti enfrentó a Maradona durante el tiempo que ambos pasaron en la Serie A, y dirigió después al Nápoles.

Maradona condujo a ese club italiano hacia sus únicos títulos de la Serie A, en 1987 y 1990. Se le considera un héroe deportivo en esa ciudad del sur de Italia.

En Valencia, el técnico del Atlético de Madrid, Diego Simeone, se mostró también conmovido por un homenaje a Maradona, su excompañero en la selección.

El “Cholo” Simeone interrumpió el minuto de silencio y aplaudió.

“Creí que era importante decir un último adiós aplaudiéndole”, explicó.

Los homenajes prosiguieron en el fútbol italiano durante el fin de semana. La canción de Opus resonó en varios estadios y lo seguirá haciendo.

Todos los jugadores de la Serie A ingresaron en la cancha con brazaletes negros. Se guardó un minuto de silencio antes de cada puntapié inicial, mientras los jugadores se formaban en torno del círculo central.

La liga italiana ha dispuesto que se guarde el minuto de silencio y se proyecte la imagen de Maradona en las pantallas de los recintos deportivos. Asimismo, se muestra el mensaje “Ciao Diego” en las gradas que, como en casi todo Europa, están vacías ante las restricciones por la pandemia.

A los 10 minutos de cada partido en Italia, se proyecta de nuevo la imagen de Maradona, haciendo alusión al número que portaba en los dorsales.

El Nápoles recibe hoy al Roma. Miles de seguidores del conjunto napolitano realizaron un peregrinaje al estadio de San Paolo el jueves para encender velas, dejar bufandas o camisetas a manera de ofrenda y derramar algunas lágrimas en memoria de su ídolo.

Alemania se une

En la Bundesliga, los equipos guardaron el momento solemne previo a los encuentros, y se mostraron imágenes de Maradona en las pantallas, incluida una en que alza la Copa del Mundo de 1986 en México, tras derrotar a la selección alemana en la final.

En el encuentro en casa del Union de Berlín, el anunciador del estadio, Christian Arbeit, dijo en español: “Hasta siempre, compañero”.

Los homenajes no se limitaron al fútbol. Antes del duelo correspondiente al torneo de las Tres Naciones de rugby ante Argentina, el capitán de Nueva Zelanda, San Cane, colocó en el césped una camiseta de los All Blacks, con el número y apellido de Maradona.

Cuando los jugadores neozelandeses formaban fila para realizar su famosa “haka”, Cane se separó de los demás, caminó hacia el medio campo y colocó el jersey con el número y apellido de Maradona, mientras los argentinos observaban con los brazos entrelazados.

“Fue un gesto, una forma simbólica de mostrar nuestro respeto a una leyenda argentina y mundial en este campo también”, dijo Cane luego que Nueva Zelanda aplastó 38-0 a los Pumas.

 

David Prowse, "Darth Vader" en 'Star Wars' murió a los 85 años