in

El Rally Dakar, muy apretado

El francés Sebastien Loeb (izquierda) sigue muy de cerca con su Peugeot al Mini de Saudí Yazeed Al Rajhi

Loeb regresa a la pelea después de la quinta etapa

Sebastien Loeb y el excampeón Sam Sunderland volvieron a la pelea a la mitad del Rally Dakar al ganar ayer la quinta etapa.

Loeb manejó con maestría la etapa más larga de la carrera, desde Tacna, de regreso al norte, hasta Arequipa, alejándose unos 200 kilómetros en el curso de 517 kilómetros para ganarla por 10 minutos sobre el líder general, Nasser Al-Attiyah.

“Hicimos un gran esfuerzo desde el inicio para terminar la etapa sin errores, sin pinchazos, nada. Tuvimos un día perfecto”, dijo Loeb, nueve veces campeón mundial de rally.

Al-Attiyah amplió su liderato general a 24 minutos sobre el rival principal, Stephane Peterhansel, quien tuvo que detenerse brevemente a 40 minutos de la meta.

Nani Roma entró 34 minutos atrás en tercero, Jakub Przygonski se quedó 38 minutos abajo, y Loeb 40 minutos detrás.

Eventualmente la etapa fue reducida 100 kilómetros porque la niebla hizo que la conducción fuera peligrosa, según los organizadores.

Loeb también ganó la segunda etapa, pero el miércoles durante la tercera cometió un error de navegación en la niebla y perdió media hora. Luego del día de descanso el sábado, aún hay mucha carrera en el desierto peruano para recuperar tiempo.— AP

 

¿El ogro caprichoso?

La razón pura