in

El reportero californiano que vio al “Toro” en 1979

Un juego en el Seguro Social que alertó a todos

En septiembre de 1979, Scott Osler, reportero de “Los Angeles Times”, estaba en el Parque del Seguro Social trabajando sobre un largo reportaje de color al que titularía “Bravo! Baseball!: La extraña mezcla en la Liga Mexicana de curvas, largos viajes en autobús y trenes en los jardines”.

Ese día, Osler vería un doble juego entre los Diablos Rojos y los Leones de Yucatán, luego de que la lluvia suspendiera el partido el día anterior. Casi por casualidad, Fernando Valenzuela lanzaría el segundo juego.

“El Toro”, con 19 años, culminaba con Yucatán una temporada que le valdría el premio al Novato del Año de 1979 en la Liga Mexicana, con récord de 10 triunfos y 12 derrotas, 2.49 de efectividad, y completando 12 juegos, dos de ellos con blanqueadas. El buen desempeño del prospecto no pasó inadvertido para Mike Brito, quien firmó lo firmó para los Dodgers el 6 de julio de 1979, cuenta César González Gómez en juanbeisbol.com.

Esa tarde de septiembre en Ciudad de México iba a ser el último juego que lance Fernando Valenzuela en México antes de reportarse por primera vez a las sucursales de los Dodgers.

“El año pasado, Mike Brito descubrió a Fernando Valenzuela, un lanzador zurdo, en una liga menor de México”, describió el reportero en su artículo, que fue publicado en “Los Angeles Times” el 8 de septiembre de 1979, un año y medio antes de la “Fernandomanía”. “Este año, Valenzuela, de 19 años, lanzó en la Liga Mexicana y tuvo récord de 10-12 con una excelente proporción de ponches (141 en 181 innings)”.

Osler asegura en su reportaje que los Dodgers pagaron 80,000 dólares por el contrato de Valenzuela. “El Toro” pertenecía a los Ángeles de Puebla, pero estaba prestado con los Leones de Yucatán. Otras fuentes, como el “New York Times”, aseguran que fueron 120,000 dólares la cantidad que pagaron los Dodgers a Puebla”.

En 1980 Fernando Valenzuela fue invitado a la pretemporada del equipo grande de los Dodgers, donde entrenó, y luego fue asignado al San Antonio de Triple A, donde logró cinco triunfos en sus primeras ocho decisiones.

Cuando llevaba récord de 13-9, con 3.10 de efectividad y 4 blanqueadas, fue llamado directo al equipo grande de los Dodgers.

Era el 8 de septiembre de 1980. Lo que Fernando demostró en San Antonio motivó a los Dodgers a saltarse por completo el nivel de Triple A, y Valenzuela debutó en el equipo grande el 15 de septiembre de 1980.

Apenas había transcurrido un año y una semana desde que el mismo diario angelino había reportado el juego de Valenzuela como lanzador de los Leones en el Parque del Seguro Social, y en un ascenso meteórico del “Toro”, ahora reportaba el “Times” el debut de la siguiente estrella de las Grandes Ligas.— G.S.M.

 

Fiestas patrias en Yucatán: así se vivió el Grito de Independencia