in

El show de Puig

Foto: Megamedia

El controvertido cubano y el Águila, hoy en el Kukulcán

El Águila de Veracruz llega hoy a Mérida y la expectación se abre para ver a uno de los peloteros más completos hasta antes de 2020 en la Gran Carpa: Yasiel Puig.

Controvertido desde siempre, Puig es una de las figuras que decidieron enrolarse en equipos de Liga Mexicana tras no encontrar acuerdos con novenas de MLB.

Desertor cubano, fugándose en un viaje por Isla Mujeres, Puig debutó en las Mayores en 2013. El “Caballo Loco”, como le conocen por su forma de ser dentro y fuera del diamante, participó en siete temporadas en las Grandes Ligas, con Dodgers de Los Ángeles, Rojos de Cincinnati e Indios de Cleveland. En siete años acumuló porcentaje de .277, con 132 jonrones y 415 producidas.

El anuncio de que jugaría en la Liga Mexicana causó revuelo. Y no era para menos, pues la historia de vida personal que tiene el cubano es como para una película.

Antes de poder ponerse a salvo en un motel de Isla Mujeres, Puig intentó huir de Cuba no una sino en varias ocasiones, frustrado porque en la isla el gobierno le pagaba 17 pesos por mes (de acuerdo con Los Ángeles Magazzine). En junio de 2012, entonces con 21 años, decidió dejar su casa en Cienfuegos para comenzar la aventura, con peligros mortales, que le llevarían a realizar su sueño de jugar en MLB.

En su debut en LMB ha sido más atractivo de taquilla y de nombre, que grandes números, y fiel a su estilo, ya armó pleitos con sus rivales. Antes del juego de ayer bateaba para .295, con dos jonrones y nueve producidas en 61 turnos. Se dice que pudo muchas ciondiciones para venir a jugar a Mexico y ha metido a muchos aficionados a los estadios, que es lo que a la Liga conviene más. Hoy toca el turno al Kukulcán.— Gaspar Silveira

 

A la venta 2,500 casas

El PRI, el gran perdedor