in ,

En jaque, los Guerreros viajan a Toronto

Stephen Curry

Golden State va por tres victorias consecutivas

Ha llegado el mayor desafío para los Guerreros en sus cinco años como finalistas de la NBA. Tienen que ganar tres partidos en fila, incluidos dos como visitantes.

Golden State nunca ha enfrentado semejante predicamento en la Final de la NBA. Los bicampeones defensores quedaron en jaque tras caer el viernes 105-92 ante los Raptors de Toronto, que se fueron arriba 3-1 en la serie.

El quinto duelo está previsto para mañana en Toronto, una ciudad que estará esperanzada ante la posibilidad de que el Trofeo Larry O’Brien se quede por vez primera en territorio canadiense.

“Esto no ha terminado”, advirtió sin embargo el base estelar de los “Warriors”, Stephen Curry. “Obviamente no tenemos una buena sensación ahora, pero hemos estado en ambos lados de estas situaciones. Y para nosotros, ésta es una oportunidad de darle la vuelta a toda esta serie. Debemos hacerlo un partido a la vez, suena como un cliché, pero para nosotros ésta es literalmente la única forma en la que vamos a volver en esta serie. Hay que dar todo lo que tenemos durante 48 minutos. Debemos hacerlo todos los que pisemos la cancha en el quinto partido”.

Los Guerreros han volteado ya un déficit de 3-1. Fue en la final de la Conferencia del Oeste de 2016, ante Kevin Durant y Oklahoma City. Sin embargo, sólo debieron ganar un encuentro de visita en aquella remontada.

“Hay que tratar de ganar sólo un partido”, recalcó el entrenador de Golden State, Steve Kerr. “Eso es lo que hicimos hace unos años ante Oklahoma City. Ganas un partido y piensas en el siguiente paso. Ése es ahora nuestro objetivo. Volaremos a Toronto y miraremos los vídeos. Veremos qué podemos hacer mejor para ganar un partido. Hemos ganado muchos partidos durante los últimos años, así que buscaremos ganar otro”.

Kerr suele jactarse de que sus Guerreros lo han visto todo en las últimas cinco campañas.

Han dilapidado una ventaja de 3-1: en la Final de 2016 ante Cleveland, cayendo dos veces en casa. Pero aquel colapso de Golden State obedeció en parte a que Andrew Bogut se lastimó en el quinto partido y a que Draymond Green quedó suspendido un encuentro.

Los Raptors no enfrentan esas inquietudes sobre lesiones o conducta.

“Son un gran equipo”, reconoció Klay Thompson, escolta de los Guerreros.

Golden State ha remontado antes un 3-1. Pero tiene una foja de 1-5 ante Toronto en esta temporada. Ahora, debe ganar tres en fila si quiere ser campeón.

 

Cumpliremos compromisos establecidos con EU: AMLO