in ,

En Portugal preparan el regreso a la acción

Algunos jugadores ya entrenaron en las instalaciones del Sporting de Lisboa

Sporting entrena y el Benfica aún no decide cuándo

Los jugadores del Sporting de Portugal comenzaron este lunes a ejercitarse en solitario en las instalaciones del club lisboeta, mientras que el Benfica prevé regresar a los entrenamientos en los últimos días del mes de abril.

Según informaron fuentes del Sporting, los jugadores pueden acudir a entrenar de forma voluntaria, ya que consideran que es más seguro para los futbolistas hacerlo en las instalaciones.

Aun así, se trata de entrenamientos individuales, sin presencia del cuerpo técnico, ya que, de momento, el Sporting no tiene definida la vuelta a Alvalade para hacerlo en grupo bajo las órdenes de Rúben Amorim.

Según dijo la pasada semana el primer ministro portugués, António Costa, el fútbol luso podría regresar a los estadios en los meses de junio o julio para concluir las diez jornadas ligueras que se encuentran pendientes.

“Para el público hay varias soluciones, puede ser totalmente a puerta cerrada o con los lugares reservados (socios con asiento propio) distribuidos por todo el estadio”, afirmaron.

En este sentido, el Benfica ya ha definido una estrategia para el regreso a los entrenamientos de los futbolistas bajo la dirección del técnico Bruno Lage.

Según avanzaron a EFE fuentes del club, entre finales de abril y los primeros días de mayo podrían regresar a las instalaciones de Seixal.

Crearán grupos de entrenamiento de cuatro o cinco jugadores, dos por la mañana y otros dos por la tarde, para cumplir, así, las distancias de seguridad y evitar contagios de la Covid-19.

Por su parte, tanto el Porto como el Braga aún no tienen previsto el regreso a los entrenamientos, confirmaron ambos clubes.

Vuelve a entrenar

El LASK Linz, rival del Manchester United en los octavos de final de la Liga Europa de fútbol, se convirtió este lunes en el primer equipo austríaco en regresar a los entrenamientos, eso sí, con los jugadores manteniendo en todo momento la distancia social y divididos en pequeños grupos, nunca superiores a los seis jugadores.

“Estamos felices de poder volver a hacer nuestro trabajo. Todo es un cambio, pero creo que hemos encontrado buenas soluciones”, señaló el técnico, el francés Valerien Ismael, en declaraciones recogidas por la página web de la televisión austríaca ORF.

Síguenos en Google Noticias

¿Mario Villanueva saldría libre?