in

Es clave el factor latino

Albert Pujols es uno de los peloteros latinos que mejor rendimiento han tenido en su paso por la Gran Carpa

Mucho talento en el “equipo ideal” del Siglo XXI en las Grandes Ligas

Con el béisbol, así como casi todos los deportes, sin actividad a causa de la pandemia por el coronavirus, las comparaciones, recuentos y “tops” están a la orden del día en diferentes medios.

Hoy, con datos estadísticos sacados de “Baseball Reference” y recopilados por el departamento “Stats & Info de ESPN”, se encuentra el “equipo ideal” de jugadores latinoamericanos en el actual Siglo XXI.

El “Todos Estrellas Latino” del siglo XXI está compuesto por 20 jugadores (una alineación abridora de 10 miembros, una rotación de cinco pítchers abridores, un bullpen de cinco relevistas) y el dirigente. Por nacionalidades: Están 12 dominicanos, siete venezolanos, cuatro puertorriqueños, un cubano, un curazoleño, un mexicano y un panameño.

MÁNAGER: El siglo XXI tuvo a los dos primeros dirigentes latinoamericanos ganadores de la Serie Mundial, el venezolano Ozzie Guillén (Medias Blancas, 2005) y el puertorriqueño Alex Cora (Medias Rojas, 2018). Guillén, quien también ganó 747 partidos de serie regular y dos títulos divisionales, es la elección obvia.

RECEPTOR: Los puertorriqueños Iván Rodríguez (miembro del Salón de la Fama de Cooperstown) y Jorge Posada jugaron la mitad de sus carreras en este siglo, pero su compatriota Yadier Molina es un producto completo de esta generación.

Molina, quien ha sido convocado a nueve Juegos de Estrellas, batea .282 y encabeza a todos los receptores activos en juegos comenzados, entradas recibidas y promedios de fildeo y de corredores atrapados en intento de robar bases. Un genuino futuro Cooperstown.

Rodríguez, el mejor receptor latino (y posiblemente de cualquier geografía) de todos los tiempos hizo lo suficiente desde el año 2000 para entrar como sustituto.

PRIMERA BASE: Pujols, quien debutó en 2001, lidera la era en WAR (100.8), hits (3,202), jonrones (656), carreras impulsadas (2,075) y anotadas (1,828). Ha participado en 10 Juegos de Estrellas y tiene tres premios de Jugador Más Valioso, seis Bates de Plata y dos Guantes de Oro. Uno de los mejores peloteros de la historia de Grandes Ligas.

SEGUNDA BASE: El dominicano Robinson Canó no solamente encabeza a todos los jugadores de su posición en cúmulo de estadísticas, sino que además es sexto en WAR —Victorias Sobre Nivel Reemplazo— (68.0) y hits (2,570) entre todos los bateadores de Grandes Ligas en el siglo XXI. Ocho Juegos de Estrellas, cinco Bates de Plata y dos Guantes de Oro adornan el expediente de Canó, quien batea .302 con 324 jonrones, 1,272 impulsadas y 1,234 anotadas desde el 2005.

TERCERA BASE: Pese a que jugó los primeros dos años de su carrera fuera del período en cuestión, el futuro miembro del Salón de la Fama, Adrián Beltré, quedó tercero en WAR (89.6) y hits (2,976); quinto en impulsadas (1,618), y sexto en jonrones (455) y anotadas (1,422) en el siglo XXI.

Beltré, quien terminó su carrera con 3,166 hits, 477 jonrones y 1,707 impulsadas, obtuvo sus cinco Guantes de Oro y cuatro Bates de Plata desde el 2004 en adelante.

CAMPOCORTO: El dominicoamericano Alex Rodríguez ha sido uno de los mejores peloteros de la historia. Para acomodar su traspaso a los Yanquis a partir de 2004, aceptó moverse del campocorto a la tercera base. No hay otro torpedero latino que se acerque a la producción que tuvieron Beltré y A-Rod ¿Por qué dejar a uno fuera?

JARDINERO: El dominicano Manny Ramírez acudió a nueve Juegos de Estrellas y ganó siete Bates de Plata desde el 2000. Aunque solamente jugó en la mitad del período en estudio, Ramírez tuvo 357 jonrones y 1,149 impulsadas y fue cuarto en bateo (.315) y sexto en OBP (.417) entre todos los bateadores de las ligas mayores.

JARDINERO: El puertorriqueño Carlos Beltrán ganó el Novato del Año en el siglo XX y luego fue uno de los jugadores del jardín central más dominante de las ligas mayores en las primeras dos décadas del tercer milenio, con nueve convocatorias al Juego de Estrellas y tres Guantes de Oro.

JARDINERO: Solamente Barry Bonds (.322) tuvo un mayor promedio de bateo que el dominicano Vladimir Guerrero (.318) en las primeras dos décadas del siglo. El jardinero derecho miembro del Salón de la Fama recibió ocho invitaciones al Juego de Estrellas, conquistó siete Bates de Plata y amasó 357 jonrones y 1,215 carreras impulsadas desde 2000.

DESIGNADO: El dominicano David Ortiz dominó a todos los jugadores de su posición en este y cualquier siglo. Pero hay un pequeño inconveniente. El venezolano Miguel Cabrera, quien pierde la batalla en primera base con Pujols y en tercera con Beltré, acumuló sus grandes números en al menos cuatro posiciones, incluyendo BD.

Solución salomónica: Dos bateadores designados regulares. Una alternancia del zurdo “Big Papi” contra pítchers derechos y del derecho Cabrera contra zurdos en la alineación ideal.

ABRIDORES: Los venezolanos Johan Santana (51.1) y Félix Hernández (50.3) fueron los únicos dos abridores latinos con 50 o más WAR desde el inicio del siglo. El miembro de Cooperstown, Pedro Martínez, ganó dos de sus tres Cy Young en la parte final del siglo XIX, pero aún así acumuló 45.6 WAR desde 2000. El puertorriqueño Javier Vázquez (44.6) y el dominicano Bartolo Colón (39.2) —quien ahora jugará en la Liga Mexicana— completan los abridores.

BULLPEN: El panameño Mariano Rivera acumuló 41.1 WAR en ese período para encabezar el bullpen latino, que también incluye al venezolano Francisco Rodríguez (437 salvados), al cubano Aroldis Chapman (273 salvados), al mexicano Joakim Soria (221 rescates) y al dominicano Francisco Cordero (329 salvados).

 

“El Todos Estrellas Latino del siglo XXI está compuesto por 20 jugadores (una alineación abridora de 10, una rotación de cinco abridores, un bullpen de cinco).

Síguenos en Google Noticias

Campeche suma 14 casos confirmados de Covid-19, tres hospitalizados