in

Escribirán otra página

Los jugadores de los Venados luego de sellar su pase a la liguilla del Ascenso MX. A la izquierda

Los Venados van motivados a jugar un nuevo torneo

Los Venados FC Yucatán pueden decir un “misión cumplida” por partida doble. Ahora, viene otro torneo y, como casi todos sus partidos que jugaron en el Clausura 2019, serán a morir.

Así que ahora les toca decir “borrón y cuenta nueva”.

“Abriremos otra página. Se cumplieron dos objetivos fundamentales como eran salvar al equipo del problema del descenso, que era lo prioritario, y meternos a la liguilla. Y ahora todo nuevo. Vamos a jugar finales cada día que venga”, dijo ayer Rodolfo Rosas Cantillo, presidente de los Venados, que el viernes, con un empate sin goles ante el sublíder Mineros de Zacatecas, alcanzaron su clasificación a las finales del Clausura.

Una igualada en una noche que, aunque no se rubricó con la victoria, sí permitió a los Venados y sus seguidores celebrar por la segunda meta cumplida en la temporada. Noche de mucha gente en las tribunas, de juegos pirotécnicos, de oraciones en el centro del campo y, también, de fútbol intenso ante un poderoso rival que es de los que pelean por ascender.

Sin importar cuál será su rival, los astados están ya mentalizados en ir partido a partido en los cuartos de final. “Es algo que tenemos muy claro en el equipo, todos… desde los utileros hasta en la directiva. Estamos en la misma sintonía”.

En el duelo del viernes, ante más de 9 mil espectadores en el Estadio “Carlos Iturralde”, los ciervos sacaron un trabajoso empate sin goles ante los Mineros, uno de los equipos más sólidos de la Liga de Ascenso.

Y perdonaron al menos tres opciones claras de gol, algo que en una eliminatoria como la que viene no se pueden dar el lujo de permitirse esas fallas.

Así lo admitió ayer Rosas Cantillo en una charla con el Diario, en la que se dijo contento y orgulloso por las metas alcanzadas por el equipo, que tenía tres torneos sin meterse a la liguilla.

“Platicamos con los jugadores. Todos estamos en la misma sintonía de lo que viene ahora. Es salir a jugar cada partido. Estamos muy orgullosos de lo logrado. Salvar al equipo del descenso, clasificar, pero ya les dijimos que viene ahora lo mejor. Una página nueva”.

Igual se refirió el técnico Sergio Orduña. “Este equipo está para grandes cosas. Lo ha demostrado en la cancha. Los equipos saben que vienen a una cancha con un rival al que se le respeta”.

Ayer los Venados tuvieron día libre, pero hoy entrenarán en la tarde. “No podemos bajar la guardia, ahora menos… Hay que trabajar muy fuerte para lo que viene”. Y eso “que viene” es una gran fiesta de la que los aficionados yucatecos se habían olvidado de vivir en los torneos más recientes.— Gaspar Silveira Malaver

 

Brutal choque en la Mérida-Tetiz: un hombre muere