in ,

Filadelfia se entrega a sus héroes

Varios camiones rotulados con los colores de las Águilas de Filadelfia

Cientos de miles de delirantes aficionados de las Águilas de Filadelfia abarrotaron las principales calles de esta ciudad para festejar el primer título del Super Bowl en la historia del equipo.

Seguidores con prendas y artículos del color verde de las Águilas esperaron en filas a su equipo, que pasó por la calle Broad en autobuses de dos niveles con el techo descubierto.

“Nos poníamos a pensar si es que algún día viviríamos para ver a las Águilas ganar el Super Bowl, y quizás no volvamos a ver esto”, dijo John Thompson, de 56 años, de Downingtown. “Por eso es que hoy estamos aquí”.

Los jugadores se contagiaron del espíritu de júbilo. El centro Jason Kelce caminó por la ruta de la celebración vestido con un traje en homenaje al desfile anual de Filadelfia en el Día de Año Nuevo, saludando a los aficionados con la mano. El defensivo Chris Long vistió un abrigo largo de piel sintética encima de una camiseta de Allen Iverson, una leyenda de los 76’s de Filadelfia de la NBA.

El entrenador Doug Pederson cargó el trofeo Lombardi mientras la gente vitoreaba, mientras el dueño del equipo Jeffrey Lurie sostuvo un cartel que decía, “Gracias aficionados”, flanqueado por los tres quarterbacks: el Jugador Más Valioso del Super Bowl Nick Foles, el lesionado Carson Wentz y el tercer suplente Nate Sudfeld.

El desfile corona una semana de festejos para Filadelfia, cuyo equipo derrotó el domingo por 41-33 a los Patriots de Nueva Inglaterra en el Super Bowl. Dirigidos por el quarterback suplente Foles y Pederson, las Águilas ganaron este título por primera vez en casi 60 años.

Las escuelas, museos, cortes, oficinas públicas e incluso el Zoológico de Filadelfia estuvieron cerrados por la celebración del equipo que no era el favorito y que muchas personas fuera de Filadelfia pensaban que no iba a derrotar a los poderosos Patriotas, dirigidos por la estrella Tom Brady y el entrenador Bill Belichick.

Craig Moyer, amigo de Thompson y también residente de Downingtown, dijo que fue al desfile en honor de su difunta madre, quien toda su vida fue seguidora de las Águilas. “Mi madre murió a los 91 años”, dijo Moyer, de 66. “Ella fue seguidora de las Águilas y solía hablarme sobre viejos partidos de campeonato. Así que estamos aquí por ella”.

No hubo cálculos oficiales del desfile, pero los organizadores hicieron preparativos hasta para dos millones de personas.

Garoppolo, millonario

El joven mariscal de campo Jimmy Garoppolo, de los 49’s de San Francisco, se convirtió en el jugador mejor pagado en la historia de la NFL después de recibir un contrato de 137.5 millones (2,595 millones de pesos) por cinco temporadas.

Garoppolo, de 26 años, se unió a la lista de los millonarios de la NFL y con el salario promedio más alto de la liga después de cerrar el nuevo contrato histórico, de acuerdo a la información del canal NFL Network.

El joven mariscal de campo de San Francisco llegó al equipo el pasado octubre al ser traspasado por los Patriotas de Nueva Inglaterra, que a cambio recibieron una selección de segunda ronda en el próximo draft.

Garoppolo inició los últimos cinco partidos de la temporada regular para los 49’s, todas victorias.— EFE

 

La portada del día

Lo mismo en el país