in ,

República Checa gana con tantos del estelar Schick

David Marshall se estrella con la red de su portería después de que el balón entrara

¿Será el caballo negro?

 

Patrik Schick avistó al arquero fuera de su área y decidió ejecutar un soberbio remate combeado desde el círculo central, dándole a la República Checa una ventaja de dos goles que iba a ser irremontable... y eso que jugaban en territorio rival, aunque en el partido más “ganable” en la actual fase de grupos.

Schick fue el autor de los dos tantos con los que los checos despacharon ayer 2-0 a Escocia en la Eurocopa. Pero su segundo gol quedará en el recuerdo.

Escocia perdió un balón en su propia mitad y la pelota quedó a los pies de Schick. El delantero del Bayer Leverkusen levantó la mirada y observó que el arquero rival David Marshall muy adelantado. De primera, sacó un remate desde casi 50 metros.

Desesperadamente, Marshall trató de despejar, pero solo pudo ver el balón pasarle por encima y luego quedar atrapado en la red.

“Fue un rechace”, contó Schick. “Me fijé (en el arquero) para ver dónde estaba parado y lo vi muy arriba. Miré otra vez y rematé”.

Schick y sus compañeros de equipo corrieron hacia un punto de córner del Hampden Park, donde un puñado de hinchas checas rugía de alegría.

La UEFA informó que había sido el gol con el disparo más lejano de la historia del torneo, desde 49.7 metros. El previo récord correspondía a un disparo desde 38.6 metros, ejecutado por el centrocampista alemán Torsten Frings en la Euro 2004.

“Marcar un gol así es como un sueño de hadas”, comentó el volante checo Tomas Soucek. “Le pegó de manera fantástica”.

Soucek también se refirió a la definición en su cuenta de Twitter: “Está claro que ya tenemos el gol del torneo. Nadie lo superará”.

Schick también se encargó de abrir el marcador para los checos a los 42 minutos, definiendo con un remate de cabeza al abrirse espacio entre un par de zagueros escoceses. Fue una formidable definición tras un centro igual de excelente por parte del lateral Vladimir Coufal.

El técnico de Escocia Steve Clarke no quiso cargar la culpa a su arquero por estar adelantado en el segundo gol de Schick.

“Ha sido una definición fantástica. En vez de buscar culpables, a veces hay que darle el crédito al autor del gol”, comentó Clarke.

El seleccionador checo Jaroslav Silhavy contó que Schick practica esa clase de remates distantes en los entrenamientos, y que anteriormente había tratado de anotar desde lejos.

La República Checa se apoderó del liderato del Grupo D con tres puntos y estropeó el jolgorio de una Escocia que retornaba a un gran torneo desde su participación en la Copa Mundial de 1998.— AP

 

Eurocopa La final se jugará ante 45 mil personas

La UEFA determinó que la final se jugará en Wembley con 50% del aforo (45 mil personas).

Seguirán las restricciones

El gobierno británico anunció este lunes que se retrasará cuatro semanas la eliminación de las restricciones por el Covid hasta el 19 de agosto, en lugar del 21 de julio, como estaba previsto. Esto entraba en conflicto con la iniciativa de la federación inglesa de permitir un aforo del 50 % a partir de los octavos de final del torneo, pero Boris Johnson, primer ministro del Reino Unido, anunció que la Eurocopa se usará como eventos de prueba y se permitirá una mayor capacidad.

La sede más importante

Wembley, que alberga ocho partidos, permite la presencia de 22,500 espectadores en la fase de grupos, una capacidad que podría doblarse para los dos encuentros de octavos de final, las dos semifinales y la final del 11 de julio.

 

Joven se lesiona al caer de su bicicleta en Ciudad Caucel

Argentina vuelve a tropezar