in

Hallan al desertor en Tokio

El levantador de pesas ugandés Julius Ssekitoleko

La policía nipona detiene al pesista Julius Ssekitoleko

La policía nipona anunció ayer que encontró al atleta ugandés que desapareció el pasado viernes tras escapar del alojamiento donde se preparaba para los Juegos Olímpicos de Tokio, incumpliendo la normativa de aislamiento impuesta por los anfitriones.

Se trata del levantador de pesas Julius Ssekitoleko, quien dejó un mensaje donde manifestaba su deseo de permanecer en Japón y trabajar en este país para dejar atrás las dificultades en su nación de origen, según explicó la delegación ugandesa.

El deportista de 20 años fue hallado por la policía en la prefectura de Mie, donde se cree que viajó tras desplazarse en tren de alta velocidad desde Osaka, la región donde se había instalado el equipo ugandés para prepararse para los Juegos.

Estaba previsto que Ssekitoleko regresara a Uganda en la víspera sin llegar a participar en los Juegos, debido a que no cumplía los requisitos necesarios para competir en la prueba de halterofilia, según señaló la delegación ugandesa.

El deportista se marchó del hotel el pasado viernes dejando allí su pasaporte y sin presentarse a la prueba obligatoria del coronavirus a la que debía someterse ese mismo día, y desde entonces estaba siendo buscado por las autoridades niponas.

El director ejecutivo del comité organizador de Tokio 2020, Toshiro Muto, afirmó que se trata de un caso “muy confuso”.

 

Enriquecen la labor de periodistas

Cartón de Tony: De su propio chocolate