in

Historia de cenicienta

Foto: Megamedia

Cuando sus fanáticos comenzaron a corear el himno del equipo y su dueño levantó el Trofeo Vince Lombardi, las Águilas respiraron finalmente con tranquilidad. Y tal vez sólo entonces creyeron lo que había sucedido.

Filadelfia había vencido a la dinastía de Tom Brady y de los Patriots en un Super Bowl de ataques tan vertiginosos y prolíficos que impusieron un récord absoluto.

“Hemos jugado este deporte desde que éramos niños y soñábamos con este momento”, dijo Foles, nombrado el Jugador Más Valioso del encuentro. “Hay muchos niños que vieron el partido, que sueñan con este momento y que lo vivirán algún día”.

Foles, quien debió tomar las riendas del ataque en diciembre tras la grave lesión de rodilla que sufrió el titular Carson Wentz, le puso final feliz a su cuento de hadas. Las Águilas hicieron lo propio, con un repunte desde el último lugar de su división hasta la conquista del Trofeo Vince Lombardi.

Foles es apenas el segundo mariscal de campo que gana un Super Bowl después de iniciar la temporada como suplente. ¿Cuál fue el primero? Tom Brady.

La campaña anterior, Filadelfia tuvo una foja de 7-9. Ahora, es monarca de la NFL, algo que no conseguía desde 1960, cuando no existía el Super Bowl.

“Si hay una parada para definir esto es ‘todo’. Esto significa todo para los fanáticos de los Eagles en todo el mundo. Y a ellos se lo dedicamos”, dijo el dueño del equipo Jeffrey Lurie.

Cuando parecía que Filadelfia se derrumbaría tras quedar abajo en el marcador, Foles encabezó una ofensiva de 75 yardas y 14 jugadas. Su envío a Ertz representó un avance de 11 yardas, culminado por una zambullida del tight end a la zona de anotación.

Fue necesario consultar largamente la decisión, para determinar que Ertz no perdió el balón sino hasta que éste había rebasado los límites de zona prometida.

“Si hubieran revertido esa decisión, no sé qué habría pasado en la ciudad de Filadelfia”, manifestó Ertz. “Pero me alegro de que no lo hayan anulado”.

En resumen, Foles lideró un ataque al estilo de los muchos que ha conseguido Brady, cinco veces monarca del Super Bowl y nombrado la víspera el Jugador Más Valioso de la NFL.

“Me sentía tranquilo. Quiero decir que he tenido a un gran grupo de compañeros y entrenadores”, recalcó Foles. “Nos sentíamos confiados en el comienzo del partido, y simplemente jugamos con todo al fútbol” americano.

Doug Pederson, entrenador en jefe de las Águilas, destacó a su afición.

“Nuestros fanáticos en Filadelfia esperaron mucho por esto. Sólo vine a trabajar, nunca cambiar y ojalá ganemos un par más de estos”, comentó Pederson.— AP

 

Titulo segundo titulo

Recuento del 95 % votos da victoria al “sí” en las siete preguntas en Ecuador

Malolientes independientes