in ,

Ilusión de niños hecha realidad

Foto: Megamedia

Alcanzar la meta depende de uno mismo, y sí es posible

¿Quien no ha querido tomarse una foto o pedirle un autógrafo a su ídolo? ¿O ha estado en un estadio, un ring, una plaza de toros, y soñado ser el protagonista, allá donde sus héroes lo hacen?

Una mañana de febrero de 2016, Andrés Roca Rey bajó de un avión en Mérida, procedente de Venezuela, se fue en camioneta a Valladolid, a las 12, y a las 5, estaba toreando en la Feria de La Candelaria. Cansado y maltrecho. Pero su compromiso tenía que cumplirlo. “Quiero ser figura. Sé que puedo serlo y por tanto, tengo que ir a donde me contraten”, dijo el peruano. Al poco tiempo, sus sueños se hicieron realidad. Hoy, es de los que más cobran en el planeta toro.

Y así, muchas historias.

¿Recuerda al chico que se tomó una foto con Michael Phelps y luego compitió con él y le ganó la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro?

¿Qué se necesita para alcanzar esas metas?

Hace poco, cuando falleció Carlos Girón, medallista mexicano en clavados, Rómmel Pacheco Marrufo nos contó una anécdota de cuando, siendo niño que comenzaba, llegó un día al Centro Deportivo Olímpico Mexicano, done entrenaban las selecciones nacionales. Había una estatua y él se preguntó: ¿de quién es? ¿Rocky Balboa?Era de Girón. Rómmel, nos contó entonces, se puso como meta emularlo. Y para ello había que sacrificar.

Ésa es la historia que le contamos en www.yucatan.com.mx, en los especiales de Central 9, como cada lunes. Ilusión de niños hecho realidad. ¿Es posible? Muchos han demostrado que sí.— Gaspar Silveira Malaver

Foto: Megamedia

Primeras misas dominicales con presencia de fieles

En la ''congeladora'' más de 100 propuestas legislativas