in

Ilusión merengue

Florentino Pérez y Eden Hazard durante la presentación del nuevo merengue. A la derecha

El Bernabéu abre sus puertas para recibir a Hazard

Eden Hazard vistió el uniforme blanco del Real Madrid por primera vez ayer durante la presentación del delantero belga ante miles de aficionados en el Estadio “Santiago Bernabéu” luego ser transferido por una cifra récord del Chelsea.

“He soñado con este momento desde que era muy chico, desde que estaba jugando en el jardín de mi familia”, comentó Hazard luego de aprobar el examen médico y firmar un contrato por cinco años con el presidente del club Florentino Pérez.

“Desde entonces me volví en aficionado al Real Madrid. Luego fui a Francia e Inglaterra, pero llegar aquí ahora y vestir esta camiseta es un honor. No puedo esperar a que empiece la temporada”.

Hazard dijo que también había querido jugar bajo el mando de Zinedine Zidane.

“Todos saben que Zidane era mi ídolo cuando era pequeño y el hecho de que es el técnico del Madrid es un factor importante”, señaló.

Tras cambiar su traje gris y corbata por el short y camiseta del Madrid, Hazard pateó varios balones a los espectadores que abarrotaron las gradas.

La semana pasada, el 13 veces campeón de la “Champions” anunció que adquirió al jugador belga de 28 años proveniente del Chelsea por una cantidad reportada de unos 100 millones de euros (113 millones de dólares), además de complementos, lo que lo convierte en el fichaje más caro del Madrid.

Hazard enfrenta la tarea de convertirse en el líder del cuadro merengue desde la salida de Cristiano Ronaldo el año pasado. Sin el delantero portugués, el equipo comandado por Zinedine Zidane no logró conquistar ningún título la temporada pasada.

El Madrid espera que Hazard pueda proporcionar el vínculo que falta entre el mediocampista Luka Modric y el delantero Karim Benzema para producir goles luego de la sequía que el equipo tuvo tras la salida de Cristiano Ronaldo.

“Creo que estoy en el mejor momento de mi carrera”, comentó el futbolista belga. “He tenido el sueño de jugar para el Real Madrid durante muchos años, pero mi carrera ha transcurrido por etapas. Era el momento”.

Los Raptors se proclaman campeones de la NBA y hacen historia

Cartón de Tony: Mándalos a volar